La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

abril 13, 2006

Perú a las puertas del ALCA

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 5:50 pm

El movimiento hemisférico hacia el ALCA ha dado un nuevo paso. El cerco alrededor de la Argentina se ha estrechado aún más. Nuestra tabla de salvación está ahora más a mano gracias a la fuerza de los acontecimientos internacionales. Ayer, Perú firmó con EEUU un acuerdo de libre comercio, que entrará en vigor cuando sea aprobado por los Congresos de ambos países.

Aunque los índices de desempleo y de pobreza no han bajado, Toledo ha hecho una buena administración económica desde 2001: muy baja inflación, fuerte crecimiento, gran salto de las exportaciones, triplicación de la inversión, riesgo-país en 200 puntos básicos. El presidente peruano advierte que el próximo presidente no podrá cumplir sus promesas sobre creación de puestos de trabajo para los más pobres sin entrar a un mercado de 300 millones de consumidores. Y puntualiza estos conceptos tan desbordantes de sentido común, que tan bien entienden Chile, México y Uruguay y que son tan ajenos al submundo del presidente Kirchner:

“Ser nacionalista es preocuparse por los más pobres. Ser nacionalista es generar trabajo. Ser nacionalista es abrir mercados. Ser nacionalista es comprender el mundo global,…es pensar en el futuro de Perú más allá de las promesas electorales. Es ser elegido democráticamente y gobernar democráticamente.”

Casi al mismo tiempo, el gobierno paraguayo amenazó con abandonar el MERCOSUR. No saben cuánto me alegro. Las crisis, como dicen los chinos, abren oportunidades, y esta vez, dentro de algunos años, también abrirán la economía argentina al mundo y los mercados del mundo a la Argentina.

                                ¡FELICES PASCUAS!

17 Comments »

  1. Jorge, primero que nada soy un visitante diario de este blog y la verdad es que fue una muy buena idea que usted lo haya creado. En medio de la histeria progresista-anacrónica en Argentina, siempre es bueno encontrar un faro de racionalidad, cordura y sentido común. Sobre la firma del TLC entre Perú y EE.UU., para mí también es una buena noticia, pero lo malo es que si Ollanta Humala llega al poder, todo el esfuerzo hecho puede ser arrojado por la borda. Acerca del libre comercio, he leído hace poco un artículo de Carlos Montaner acerca de los efectos que trae el mismo a los países firmantes. Ese texto se refería a España y Montaner decía que gracias a la entrada a la Unión Europea, los españoles han dejado de ser impuntuales, entre otras cosas (según Montaner, antes existía la llamada "hora española", en donde nadie se preocupaba en ser puntual). Por lo que dije, yo también creo que la puerta de la Argentina al mundo es el ALCA. Y de entrar al mismo nuestro país, espero que también tenga efectos positivos sobre las conductas diarias de los argentinos (referido a puntualidad, respeto al prójimo, etc.). Al igual que usted, estoy convencido que tarde o temprano Argentina terminará entrando al ALCA.

    Andrés: Ud. ha entendido exactamente la naturaleza del beneficio esencial del ALCA. El ejemplo de Montaner es maravilloso. Sacar provecho de la especialización y el intercambio internacional es uno de los beneficios, pero ni remotamente el más importante. A mi juicio, lo más valioso de un acuerdo con una gran potencia es la sujeción voluntaria a regulaciones e instituciones internacionales que estabilizan y hacen previsible la conducta del país. ¡Sí, hasta en la puntualidad se notarían los efectos benéficos del ingreso al ALCA!

    Comment por Andrés — abril 13, 2006 @ 7:44 pm

  2. Desde mi total desconocimiento quisiera preguntar cómo la exportación agropecuaria argentina podría competir contra los productores subsidiados por el Estado norteamericano. Además también quisiera que me respondan como la industria Argentina podría competir contra aquellos productos provenientes de Estados Unidos, los cuales poseen un nivel de tecnología más avanzado, y como consecuencia un costo menor de produccíón. ¿Dónde está el librealismo cuándo existen subsidios? desde ya muchas gracias.

    Carlos: Los productos agropecuarios argentinos compiten desde siempre con los norteamericanos y europeos. No hace falta ingresar al ALCA para que Argentina sufra esa competencia desleal. Sin embargo, hace 30 años que la política exterior y comercial argentina insiste en una tesitura como la suya. El fracaso está a la vista: ni Europa deja pasar nuestros productos agrícolas, ni Argentina, en represalia, deja entrar los productos industriales de Europa, Japón, EEUU u otro origen. Como resultado, las exportaciones argentinas representan cada vez una menor fracción de las exportaciones mundiales, la UIA es cada vez más rica y el pueblo consumidor, cada vez más pobre. El ingreso al ALCA aumentaría mucho nuestras importaciones y, por simetría, nuestras exportaciones. Dentro del ALCA estaríamos en mejores condiciones para negociar con los propios EEUU y, con su ayuda, con la Unión Europea la reducción de los subsidios agrícolas. Así nuestras exportaciones aumentarían dos veces: una vez, por el ingreso al ALCA y otra, por la reducción de los subsidios.

    El tema no es si EEUU es más o menos liberal a raíz de sus subsidios. El tema es qué hacemos nosotros, dado el mundo en el que vivimos. El aislacionismo implícito en su pregunta ayuda a mantener el statu quo. Aun cuando el ingreso al ALCA no nos permitiera forzar desde adentro una reducción de los subsidios agrícolas, Argentina estaría mejor: consumidores, productores agropecuarios, de energía y de servicios (construcción, banca, seguros, telecomunicaciones, transporte, educación). Lo mismo que una cantidad de pequeños industriales (maquinaria liviana, agrícola, alimentos procesados). Peor quedarían, sobre todo si se negaran a invertir en vez de girar la plata a Miami, los grandes industriales de la UIA: textil, calzado, electrodomésticos, azúcar, automóviles, siderurgia. Este es el costo inherente a la reconversión. Lo sufrieron Chile y España, entre otros países que optaron por sacar la cabeza del agujero y mirar de frente al mundo.

    Comment por Carlos — abril 13, 2006 @ 7:56 pm

  3. Jorge, gracias por contestar mi comentario. Sobre el ingreso al ALCA, yo creo que va a ser una entrada por conveniencia y no por instinto propio. Y la primera de las posibilidades (por conveniencia) no es la mejor, ya que puede llegar un momento en el cual llegue a la Rosada un gobernante loco que de la noche a la mañana decida abandonar el ALCA. No hay que olvidarse lo que sucedió con la asociación estratégica entre Argentina y Gran Bretaña: de un día para el otro abandonamos esa asociación, y vaya uno a saber si fue por un cataclismo a nivel mundial más que nada o porque Argentina quiso ser el país aislado de la época previa a 1853.

    Andrés: Me das la oportunidad de aclarar mi pensamiento. Tarde o tempramo ingresaremos al ALCA, pero no será por instinto propio ni por conveniencia sino por la fuerza de los hechos (basta leer los diarios de los últimos días para comprobar cuán rápido avanza la marea pro-ALCA en Sudámerica). Y cuando se ingresa a un gran club por la fuerza de un nuevo orden internacional, el costo de repudio por parte de un "gobernante loco" se vuelve muy alto y así la probabilidad de abandono efectivo se vuelve muy baja. Esto es exactamente lo que necesitamos: que las reglas del comercio internacional adquieran mucha estabilidad, entre otras instituciones económicas básicas. Sobre nuestra asociación con Gran Bretaña, me parece que fue muy resistente: soportó la 1ra. guerra mundial (cortes de rutas de exportación) y los cimbronazos ideológicos mundiales de la Revolución Comunista y, más tarde, del Nazi-fascismo. No pudo aguantar el desmoronamiento del comercio mundial de la década de 1930. Pero, por entonces, aquella asociación había suministrado una estabilidad de 60 años. No es poca cosa.

    Comment por Andrés — abril 23, 2006 @ 2:58 am

  4. Estimado señor Avila, lo saludo muy atentamente, desde Lima / Peru. Yo estudie derecho en la Universidad Nacional de La Plata, y guardo gratísimos recuerdos de mi estadía en pais tan hermoso como la Argentina. Mi mail es para felicitarlo por el artículo aparecido en su blog, en el cual usted opina sobre el Tratado de Libre Comercio que el Perú firmó hace una semana con USA y que aun falta ser aprobado por los congresos de ambos paises. Acá en el Perú, se vive un ambiente un tanto tenso, debido a que las eleciones presidenciales terminaron el 9 de Abril, y recien hoy se está definiendo quien será el que acompañe al Sr. Ollanta Humala en la segunda vuelta electoral, esta tension esta determinada porque el Perú parece que se juega el todo o nada, ya que, segun expresiones y programa del Sr. Ollanta Humala, todo lo que se ganó aca en cuanto a orden económico y crecimiento podria destruirse debido a que las ideas que profesa tan ignoto candidato son politicas propias de un mundo que ya hace 30 años no esta con nosotros, y que bajo el regimen militar del general Juan Velazco Alvarado se llevó al pais a una crisis económica tan terrible que solo fue superada (¡que ironia!) por Alan García Pérez, en su gobierno Aprista. La tension tambien tiene que ver con que el Sr. Ollanta Humala, no firmaria el TLC, y segun lo que se ve hasta ahora, no lo aprobaría nunca, lo cual llevaria al pais a desaprovechar muchas oportunidades que se abririan para su comercio y agricultura; por otra parte el Sr. Alan Garcia es un poco mas moderado, y creo que aun con la carga de haber tenido un gobierno tan desastroso, parece que ya ha recobrado el sentido común y las calidades necesarias para ser un estadista, y por lo tanto, parece que el TLC podría ser aprobado y no observado. Soy consciente de que estas tratativas se tienen que realizar de una manera que sean justas para ambas partes (considerando que la contraparte es el pais mas poderoso del mundo) y sobre todo que en el Peru, señor Avila, existe una malisima distribucion de la riqueza, que ojalá pueda equilibrarse con un instrumento como este TLC, si no, creo yo que el hecho de que estas desigualdades se profundicen, no le harán para nada bien al pais y se perderá no solo el objetivo del TLC, si no otra gran oportunidad, para millones de compatriotas. Atte: Juan Carlos Navarrete Lovaton

    Estimado Juan Carlos: Muchas gracias por el interesantísimo panorama desde adentro que nos pinta sobre la situación peruana y las posibilidades del TLC con los EEUU. Los diarios de hoy dicen que Alan García ganaría el ballotage. ¿De veras habrá recuperado el sentido común? Ojalá que así sea.

    Comment por juan carlos navarrete lovaton — abril 26, 2006 @ 6:40 pm

  5. El ALCA, tal como esta estructurado en estos momentos, no es beneficioso para Argentina. Sin embargo, Argentina eventualmente no va a poder quedar fuera de el. Un acuerdo que no elimine las cuotas, restricciones, y subsidios que existen en Estados Unidos para nuestros productos de mayor ventaja comparativa, es casi un desproposito: sin el acuerdo enfrentamos casi las mismas restricciones, subsidios, y cuotas. ERGO: el ALCA como tal no es beneficioso. Sin embargo, eventualmente tendremos que entrar al ALCA si o si. Por que? Por una cuestion de market share. Porque a pesar de todo, no podemos darnos el lujo que nuestros competidores entren a ese mercado que, restringido y todo, es importante para nosotros. Ahora bien, cuando es que esta "eventual entrada" pasara a ser necesaria si o si? Depende de la coyuntura internacional. En otra de las secciones de su blog hay una excelente colaboracion sobre Prebish y el "deterioro de los terminos de intercambio" que viene muy a cuento de esta decision. El ultimo y mas importante de los factores que fuercen o no el ALCA es la situacion politica domestica de los EEUU. Hoy dia, pasar un ALCA con Argentina y/o Brasil es impensable para USA. No pasaria/seria aprobado por el Congreso. Los factores de interes proteccionistas en USA estan muy fuertes hoy dia y la extension del ALCA a paises competidores en materias primas como Argentina y Brasil es impensable. EN SUMA: Para que hubiera un ALCA con Argentina adentro, primero tendria que haber un cambio de relacion de fuerzas domestico en USA (cosa improbable hasta por lo menos las proximas elecciones). Luego, tendria que haber una renegociacion que pudiera convencer a Brasil a entrar al ALCA. Tercero, Argentina deberia entrar si o si, sin importar cuotas o subsidios o nada, ya que no podria darse el lujo de quedar afuera.

    Estimado Romano: Así es, Argentina entrará de todos modos al ALCA. Sin embargo, el libre comercio con EEUU (y también con la UE y con China, pero fundamentalmente con EEUU) nos conviene incluso sin un acuerdo previo que elimine aranceles, cuotas y otras restricciones que castigan a nuestros productos. El ALCA, como el Commonwealth británico en su momento, representa para nosotros la posibilidad de convertirnos en miembros de un gran club. De un gran club se importan instituciones estables y eficientes. Un gran club nos inducirá a asumir compromisos que, finalmente, disciplinarán y ordenarán el funcionamiento político y económico interno del país. El drama argentino es la eterna inestabilidad. Después de todo, el concepto de riesgo-país como condicionante de la acumulación de capital y el crecimiento es una idea argentina (en rigor, es mía; se hizo popular rápidamente porque estaba en el aire). Exportarle unos dólares más a EEUU tiene poca importancia. La trascendencia del ALCA radica en que, además del arancel cero entre el país y nada menos que EEUU, involucra normas comunes en materia laboral, medio-ambiental, de servicios, de inversión y de compras oficiales. Por otra parte, una vez dentro del ALCA, como socios de EEUU, sería bastante más fácil negociar la rebaja de los subsidios agrícolas. EEUU estaría de nuestro lado en la mesa de negociaciones con la UE, que es la verdadera usina de los subsidios. Fíjese que llevamos 40 años declamando que hasta que no los eliminen, no dejaremos entrar sus productos industriales. ¿Qué hemos conseguido? Nada. Sólo empobrecer a los consumidores y enriquecer a los miembros de la Unión Industrial Argentina. En cuanto a las restricciones políticas internas de EEUU, poco puedo agregar. Lo importante, por ahora, dado que el clima político interno argentino tampoco es propicio, es tener en claro su trascendencia en el campo institucional.

    Comment por Eduardo Romano — mayo 2, 2006 @ 6:32 pm

  6. Jorge, estos días sí que son de alegría: se diga lo que se diga, Uruguay va a firmar un tratado de libre comercio con Estados Unidos como paso previo a la entrada al ALCA. Honestamente, también espero que Paraguay siga los pasos del país oriental y haga lo mismo. Realmente me sorprende que Tabaré Vázquez, un presidente socialista y que a lo mejor muchos imaginaban muy cercano a Kirchner o Lula, firme un TLC con EE.UU. Falta ver que pasa en Perú, de todos modos. Pero igual podemos festejar lo que hizo Uruguay. De todos modos, prefiero que la entrada al ALCA por parte de Argentina sea por "amor" y no por "conveniencia". Y lo que usted menciona como "fuerza de los acontecimientos internacionales" me suena mucho a "conveniencia", aunque espero estar equivocado en este punto. Igual la posible entrada de Argentina al ALCA me pondrá muy contento.

    Andrés: Como imaginarás, comparto tus esperanzas. La "fuerza de los acontecimientos internacionales" no opera por conveniencia. Simplemente, no deja opciones. Ojalá pretendiéramos ingresar al ALCA por convicción. Sería evidencia de una dirigencia lúcida. Pero a falta de pan, buenas son las tortas.

    Comment por Andrés — mayo 3, 2006 @ 2:24 pm

  7. Jorge, disculpe que haya modificado un poco mi postura, pero tengo esta duda: ¿Al final Uruguay firmará el TLC con EE.UU.? Porque no he visto que en la reunión Tabaré-Bush se haya firmado eventualmente dicho acuerdo. Y ahora tengo dudas de que finalmente se firme ese TLC. ¿Usted cree que se firmará? Otra duda que me genera es si en caso de ganar en EE.UU. los Demócratas las elecciones presidenciales en 2008: ¿Seguirán apoyando al ALCA? ¿O lo sepultarán? Hago estas dos preguntas porque parece ser que en dos años, y dada la baja popularidad del presidente Bush, los demócratas vuelvan al poder y, por ende, el ALCA puede quedar sepultado. Ojo, no pretendo que usted sea adivino al contestarme las preguntas. Simplemente prefiero que me de su punto de vista acerca de lo que pregunté.

    Andrés: De acuerdo con la experiencia, un TLC con EEUU se firma después de dos o tres años de negociaciones que pueden ser arduas. México empezó la negociación para ingresar al NAFTA en 1990, firmó el acuerdo en 1993 y comenzó a regir el 1º de enero de 1994. Chile empezó las negociaciones de un tratado bilateral en 2000, firmó el acuerdo unos dos años después y creo que comenzó a regir el 1º de enero de 2004 (no estoy seguro del año). Por las declaraciones de Tabaré y de su ministro Astori, y por el encadenamiento de los sucesos, estoy convencido de que Uruguay terminará firmando un TLC con EEUU durante el mandato de Tabaré. Por otro lado, el acuerdo con México fue iniciado por los Republicanos (Bush padre) pero firmado por los Demócratas (Clinton); en tanto que el de Chile fue iniciado por los Demócratas (Clinton) y firmado por los Republicanos (Bush hijo).

    Comment por Andrés — mayo 6, 2006 @ 2:42 am

  8. Gracias por su comentario. Concuerdo en lo esencial: el beneficio mayor del ALCA reside la aceptacion de nuestra sociedad de formas de comercio y derecho internacionales. Lo cual implicitamente acepta que el momento de entrar al ALCA depende de la madurez de una sociedad para aceptar ese cambio (creo que coincidimos aca tambien). En el resto de lo que usted menciona, creo que peca de iluso y exagerado. Por ejemplo, en afirmar que "Por otra parte, una vez dentro del ALCA, como socios de EEUU, sería bastante más fácil negociar la rebaja de los subsidios agrícolas" es, disculpeme, desconocer como se desenvuelve al politica interna de Estados Unidos. Argentina no tiene como influir en las decisiones Americanas sobre subsidios. Al contrario, uno podria arguir que Argentina tiene mas fuerza negociadora estando asociado a Brasil, negociando su entrada al ALCA, que adentro de ella (igual, le aclaro, no es mucha). Esto es: no creo conveniente exagerar los beneficios del ALCA, sino simpelmente aceptar lo bueno que tiene, y entender sus muchas limitaciones. En particular aquellas limitaciones que hacen a la politica domestica norteamericana que afectarian al comercio argentino. Eduardo (…) PS2: En realidad, nuestra relacion con Brasil en el caso del ALCA calza justo en el esquema del "Prisoners Dilemma": A Brasil y Argentina nos convendria cooperar y crear un mercado comun fuerte, como fuente de desarrollo comercial y economico, y como factor de negociacion comercial y regulatorio con otros bloques. Y aunque ambos paises lo saben, lo mas probable es que ambos terminen traicionandose mutuamente (como ha pasado). Es mas, este modelo de "game theory" tambien calza perfectamente en el caso del Uruguay.

    Eduardo: Si me gustara mucho una mujer, yo le mandaría un ramo de rosas; Ud., en cambio, se pasearía en sus narices con otra. La suya es una lógica retorcida, que debo escuchar con frecuencia, lamentablemente. Es también una forma elegante y sofisticada de abogar por el proteccionismo. Durante el siglo pasado, la industria infantil fue el gran argumento proteccionista. Ahora habría sido reemplazado por el de la negociación estratégica, que consiste en profundizar lo malo (el Mercosur) para conseguir algún dia lo bueno (un TLC con EEUU). Insólito.

    PD: La experiencia de México y Chile parece contradecir su hipótesis de que hay que negociar con EEUU "desde una posición de fuerza". Según Lessons from Nafta, un reciente libro de Lederman, Maloney y Servén (World Bank y Stanford University Press, 2005), ambos países se embarcaron en procesos unilaterales de apertura muchos años antes de plantear una negociación con EEUU.

    Comment por Eduardo Romano — mayo 8, 2006 @ 8:06 am

  9. Saludos al Blog. Quisiera saber que nosotros vamos a recibir al entrar al ALCA porque si se lo que le vamos a dar, sustancialmente le transferiremos recursos naturales a aranceles cero y recibiremos productos manufacturados a partir de ellos. Su pensamiento es de gente financista. En este momento estoy en Orlando, USA y no veo el interes en ayudarnos a esta gente, si el de absorver nuestros recursos para seguir creciendo. Saludos. Ricardo

    Ricardo: ¡Qué difícil es entender a gente como Ud.! Está en Orlando, símbolo del consumismo americano, pero a un mismo tiempo está preocupado por la posibilidad de que los americanos nos roben los recursos naturales. 1º) No veo cómo el libre comercio nos robaría los recursos naturales en vez de enriquecernos. 2º) Sí veo que Ud. tiene un problema emocional o psicológico irresuelto.

    Comment por ricardo — noviembre 5, 2006 @ 1:30 pm

  10. Sr. Ávila, lamentablemente no son buenas las noticias que vienen llegando de Estados Unidos con respecto a la pendiente ratificación de los TLC entre Estados Unidos y Perú, Colombia y Panamá. Habrá que ver lo que sucederá. http://www.elnuevoherald.com/172/story/33723.html.

    Andrés: Gracias por el link. El artículo de Oppenheimer es muy recomendable. Habrá que ver.

    Comment por Andrés — mayo 3, 2007 @ 12:45 am

  11. Sr. Ávila, tengo el agrado de informarle que los ticos quieren TLC con Estados Unidos: http://www.eluniversal.com.mx/internacional/55651.html Ahora puede que sea ratificado el TLC entre Perú y Estados Unidos. Yo me hago la siguiente pregunta: mientras varios países latinoamericanos firman TLCs con Estados Unidos, ¿Nosotros para cuándo?

    Andrés: Muchas gracias por el link sobre la votación en Costa Rica a favor del TLC con EEUU. Qué gran noticia. Veremos ahora si el Congreso de EEUU aprueba el TLC con Perú. Soy optimista. Así tendríamos ya un área de libre comercio compuesta por EEUU, México, Canadá, Centro América, R. Dominicana, Perú, Chile y tal vez Colombia en un par de años. ¡Casi toda la región del Pacífico! No es poca cosa. Falta la región del Atlántico. Sobre todo, el recalcitrante Brasil, el temeroso Uruguay y la eterna rebelde sin causa Argentina. Mientras gobiernen los Kirchner, es inútil esperar un TLC argentino-norteamericano.

    Comment por Andrés — octubre 8, 2007 @ 4:10 pm

  12. Sr. Ávila, según he escuchado en la entrevista que le hizo Roberto Cachanosky a Juan Carlos Hidalgo, en América no habría libre comercio continental por causa del surgimiento de aires proteccionistas en Estados Unidos. Acá le dejo el link a la entrevista: http://www.economiaparatodos.com.ar/ver_nota.php?nota=1809. Y Carlos Montaner en su artículo "Costa Rica, ¿Y ahora qué?" opina casi de manera similar: "Tal vez los ticos tomaron el último tren. En Estados Unidos prácticamente se ha cerrado la breve etapa de generosa apertura comercial. Dos de cada tres republicanos –supuestamente el partido del free trade– se oponen al comercio libre internacional, lo que los coloca en el mismo bando de Hugo Chávez y Fidel Castro. Entre los demócratas la pulsión proteccionista, impulsada por la AFL-CIO, es aún mayor. Una persona como Hillary Clinton (que votó contra NAFTA en el Senado), pese a que su marido defendió el TLC a capa y espada, hoy quiere postergar los nuevos acuerdos »hasta que se estudien mejor sus consecuencias». No creo que lo haga por convicciones ideológicas, sino por oportunismo electoral. Tal vez no sea una buena estrategia. La cobardía nunca es elegante, ni siquiera en política. En su momento, Bill Clinton tuvo el coraje de oponerse a los sindicatos (corazón del Partido Demócrata), les abrió los brazos a Canadá y a México, y acabó ganando la batalla para beneficio de los tres países. Su señora tiene menos agallas." Link: http://www.firmaspress.com/824.htm.

    Comment por Andrés — octubre 21, 2007 @ 6:29 pm

  13. Sr. Ávila, nuevamente tengo el agrado de informarle que por fin después de mucha demora la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos aprobó el TLC entre Perú y la nación del Norte. Falta todavía la aprobación del Senado estadounidense. http://www.tlcperu-eeuu.gob.pe/index.php?id_noticia=509. Ah, y como bonus track le paso el link de un artículo escrito por un cierto político "liberal" peruano: http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2007-10-28/el_sindrome_del_perro_del_hort.html.

    Andrés: Muchas gracias por los links. Muy buenos. Creo altamente probable que el Senado americano apruebe pronto el TLC con Perú. El artículo del político "liberal" peruano es espléndido. Bien escrito y muy ilustrativo de las oportunidades económicas no aprovechadas. Útil también para Argentina.

    Comment por Andrés — noviembre 13, 2007 @ 12:24 am

  14. Sr. Ávila, finalmente después de más de un año de espera, ya podemos descorchar champagne por Perú: el Senado de Estados Unidos acaba de aprobar el TLC entre ese país y Perú. http://test.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2007-12-04/bush-tlc-peru-simboliza-nuestro-apoyo-sus-valores-democraticos.html. También encontré este link, aunque en este caso el mismo está referido a Uruguay; no sé si será tan cierto lo que se dice aquí: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=90424&tx_ttnews%5BbackPid%5D=84&no_cache=1.

    Andrés: Veo que el tema le importa sobremanera. Tanto como a mí. Muchas gracias por los links. Ojala avancen los TLCs de EEUU con Colombia y, en especial, con Uruguay. Un TLC con el último tendría un efecto vidriera muy potente sobre nuestro desorientado país.

    Comment por Andrés — diciembre 4, 2007 @ 11:50 pm

  15. Sr Ávila, respecto a la reciente aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Perú, acá le dejo tres links al respecto: http://www.libremente.org/?p=582 http://www.elcato.org/node/2986 http://www.elcato.org/node/3003 Respecto de la firma de tratados de libre comercio con países de mayor productividad e instituciones creíbles y sólidas, tengo entendido que los mismos acuerdos hacen que un país indisciplinado institucionalmente se torne disciplinado de alguna manera. ¿Es cierto eso?

    Andrés: Esa es exactamente mi hipótesis de partida. Creo que vínculos comerciales y financieros muy estrechos con grandes potencias confieren estabilidad interna a países de otra manera volátiles en el plano institucional. Por esta convicción apoyo una banca offshore y la firma de un TLC con EEUU, en primer lugar. Por otra parte, la reciente experiencia irlandesa, española y mexicana son valiosas muestras en tal sentido. También lo es la experiencia japonesa de la segunda post-guerra.

    Comment por Andrés — diciembre 19, 2007 @ 7:11 pm

  16. Sr Ávila, respecto al TLC entre Colombia y Estados Unidos, acá le dejo un link al respecto: http://www.elcato.org/node/3129. Y si tengo que rescatar algunas cosas de ese informe, me quedo con las siguientes: *"(…)Es, también, construir instituciones duraderas que contribuyan a la prosperidad económica y la democracia de millones de colombianos." (último párrafo del informe). "A Estados Unidos no le conviene perjudicar de esta manera la economía de un aliado en la región andina. Como puede verse con claridad en los países vecinos de Venezuela, Ecuador y Bolivia, la pobreza y la falta de oportunidades alimenta al populismo de izquierda. Las instituciones democráticas fuertes se sustentan en el desarrollo económico. Estados Unidos debe promoverlo. Eso está muy claro para los colombianos." Y respecto a lo que significa la firma de Tratados de Libre Comercio entre las nacionas latinoamericanas y Estados Unidos (u otro país con instituciones desarrolladas, como por ejemplo Japón, por citar alguno), López Murphy dijo algo así como que el libre comercio conlleva a la modernización política (ver el libro "Ideas para la Reforma Argentina", de Ricardo López Murphy). Creo que usted también coincidirá conmigo, sino miremos lo que pasó en México luego de la firma del NAFTA con respecto al PRI. Por un momento pensé que pasaría en la política local si en una de esas Argentina firma un TLC con Estados Unidos, por ejemplo. Creo que la política argentina también empezaría en cierto punto a modernizarse y los dos grandes partidos nacionales (UCR y PJ) creo que harían lo mismo. No sé si coincidirá con esta última observación. Pero creo que ese TLC sería nuestra salvación frente a la posibilidad de que nos gobierne un partido único, por ejemplo.

    Comment por Andrés — febrero 19, 2008 @ 2:31 am

  17. Jorge, juro que ni bien terminé de leer las noticias que voy a postear en este comentario, me acordé de este posteo. ¡Lo bien que le viene a Paraguay ser suspendido de ese engendro llamado Mercosur! Acá dejo los enlaces: http://america.infobae.com/notas/53450-Paraguay-es-libre-de-hacer-acuerdos-comerciales, http://www.paraguay.com/nacionales/franco-buscara-acuerdos-comerciales-con-otras-zonas-del-mundo-84010 Y me alegro un montón. Imagino que en un futuro lejano -por ahora- será Uruguay quien siga los pasos de Paraguay en materia comercial.

    Comment por Andrés — junio 29, 2012 @ 7:00 pm

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol