La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

mayo 15, 2013

Relación de Convertibilidad

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 5:32 pm

Cuando se espera una maxidevaluación o cuando el mercado de cambios se encuentra en los hechos desdoblado y se espera una depreciación en el paralelo, hacen faltan indicadores más o menos fiables para guiar nuestras decisiones en materia financiera. La relación de convertibilidad es una de ellas, quizá la mejor. Ya se la empleaba en 1923, durante la hiperinflación alemana, cuando los arbitrajistas especulaban hasta donde llegaría la brutal suba del tipo de cambio entre el Reichmark y el US dólar (precio del dólar en términos de Reichmarks). Durante la hiperinflación argentina, en 1989-90, yo la usaba a diario para estimar en qué nivel debería fijarse el tipo de cambio de conversión (la convertibilidad que rigió a partir del 1º de abril de 1991 fue, en verdad, un sistema de caja de conversión). Entre 2006 y principios de 2012, volví a emplearla, no porque me pareciera que la devaluación del peso era una cuestión inminente sino porque quería evaluar la sostenibilidad de la política monetaria argentina y despuntar el vicio.

espert.jpg

El gráfico preparado por el estudio de José Luis Espert muestra una estrecha correlación entre el dólar blue (línea azul) y el dólar para operaciones de contado con liquidación (línea roja) durante el período que se extiende entre enero de 2003 y mayo de 2011. En ese período, el dólar de conversión (línea verde) seguía su propio camino, con desvíos significativos con respecto a la cotización del blue. Pero a partir de septiembre de 2011, dos meses antes de la reaparición del control de cambios, el dólar de conversión se pegó o empezó a liderar al blue.

¿Por qué motivo el dólar de conversión lidera ahora al dólar blue cuando hasta mayo de 2011 parecía que estas variables se movían en forma independiente? Quizá porque la gente le presta atención a la relación de convertibilidad (el cociente entre base monetaria y reservas intern’les, en la definición que usa Espert) sólo cuando hay riesgo de maxi-devaluación o cuando existe un mercado paralelo en el que la moneda nacional podría experimentar una fuerte depreciación.

Antes de mediados de 2011, la probabilidad de devaluación era remota; además, no había un doble mercado y por tanto tampoco un dólar paralelo. Desde entonces, hay una creciente probabilidad de devaluación de la moneda en el mercado oficial y mucha incertidumbre sobre su depreciación en el mercado paralelo. El público ahorrista y los inversores, quienes componen el mercado, necesitan un indicador que les sirva como orientación. A falta de uno mejor, tenemos a la relación de convertibilidad, que nos indica el tipo de cambio que sería necesario para retirar de circulación toda la base monetaria.

Sin embargo, como dije en posts anteriores sobre el tema, para calcular con mayor realismo el dólar de conversión que adoptaría la economía argentina llegada la crisis, el numerador de ese cociente debería aumentarse en el monto de los pasivos no monetarios del BCRA y también, agrego ahora, en el monto del déficit fiscal que se vaya a cubrir con emisión de moneda en los 12 meses subsiguientes.

9 Comments »

  1. Mi sensación es que el dólar a 10 pesos es un regalo. Espero estar equivocado.

    Comment by Louis Cyphre — mayo 15, 2013 @ 7:13 pm

  2. Doctor Avila: existe un pasivo oculto, proviene de las deudas impagas no contabilizadas del Estado, son enormes. Creo miles de millones existen en juicios impagos contra el Estado, con sentencia firma desde añares. Volver a libertad cambiaria, para valuar el peso no convertible frente al dolar, es misión imposible, sin saber los pasivos reales – y si existe una reciente emision de pesos "gemelos" por parte del Estado. El Estado de Derecho no existe, la Constitución no funciona, la Corte Suprema todavía es oficialista en temas k personales, la desconfianza crece a niveles insospechados, especialmente con denuncias televisivas sobre bolsas de billetes de 500 Euros, de modo que todo eso incide en que Argentina vale menos, por estar desgobernada por un sistema nazi incruento, que no asesina gente pero no paga lo que el Estado debe. Todo depende en Argentina de una Justicia Digna, que hasta ahora al máximo nivel no aparece. Saludos cordiales.

    Comment by Germán Rafael Pirán — mayo 16, 2013 @ 3:50 pm

  3. Dr. Avila, muy buen artículo como siempre. Ud nos ayuda a reflexionar. De sus palabras saco la siguiente conclusión: “La relación de convertibilidad explica al dólar fuga (contado con liquidación) y el dólar fuga es un referente para el dólar blue”. El Gobierno dice que el tipo de cambio de conversión es una mentira de los 90 y pasa a ocuparse del tipo de cambio fuga a través de venta de bonos en USD de la ANSES para así bajar al dólar blue. Si mi interpretación es correcta concluyo que cualquier acción sobre el dólar fuga sin corregir la relación de convertibilidad es una pérdida de tiempo y solo bajara el fuga (y luego el blue) de manera transitoria, es decir que se perderán más reservas (el fuga siempre tenderá al de conversión en el largo plazo). Ahora admito que todavía no logro entender la relación entre el fuga y el blue, si viene es verdad que ambos bajaron ahora. Creo que mientras la gente no pueda ahorrar en USD el blue va a seguir subiendo eternamente. Creo que el blue depende más del nivel de restricciones al acceso de USD que al nivel del dólar fuga que nadie entiende. Si yo me quiero ir a Miami, necesito mis USD sí o sí, y lo pago a cualquier precio. Téngame paciencia Dr que soy contador! Saludos

    Alfonso S: El dólar blue y el dólar contado con liquidación son dos activos distintos. Dependen de las mismas fuerzas a la larga (demanda y oferta de pesos, no de dólares; el tipo de cambio es el precio relativo del peso), y cuando se reunifique el mercado de cambios sus cotizaciones convergerán en un único valor. Pero en lo inmediato, sus precios son distintos. El blue es igual a billetes disponibles en el momento. El contado con liquidación es igual a billetes que se depositan en una cuenta a tu nombre en el exterior; tiene costos importantes de transacción (primero hay que comprar los bonos en dólares aquí y luego venderlos allá).

    Comment by Alfonso S — mayo 17, 2013 @ 5:58 pm

  4. Que hermosa claridad, me pregunto al igual que otros como sabemos con estas personas en la economia la realidad de los datos, si bien usted como economista puede intuir mejor los numeros, al menos desde mi humilde vision, creo que siempre sera mas grave que lo que podamos intuir, lamentablemente. No me canso de repetir: "espero que se vaya lo antes posible, con el menor daño institucional posible"¡¡¡¡ Me encantan estas sintesis y comentarios me hacen aprender y estar atento a cada uno nuevo. Abrazo

    Comment by Alejandro G Martinez — mayo 18, 2013 @ 6:59 pm

  5. Dr: Continuando con su respuesta nro. 4 y estando de acuerdo de la diferencia de costos del dolar fuga (comisiones, gastos de mantenimiento, impuestos etc.) lo que no llego a comprender es por que tiene una cotización tan similar con el dolar blue, el cual no sufre este tipo de costos. Muchas Gracias

    Hernán V: El fuga puede estar arriba o abajo del blue por los costos de transacción de los que hablamos. Pero, como te dije, están determinados a la larga por los mismos factores.

    Comment by Hernán V — mayo 20, 2013 @ 12:04 am

  6. Dr. Ávila: Me pregunto por las "reservas del bombero", es decir por las reservas realmente disponibles para apagar un "incendio" fruto de una corrida cambiaria. Saludos.

    Comment by Marcelo — mayo 20, 2013 @ 11:06 am

  7. Yo estoy esperando que el precio del dólar blue suba a $ 30.- lo mas rapidamente posible. En ese momento se termina el Kirchnerismo. Y empezamos de nuevo.

    Comment by Hernán A. — mayo 20, 2013 @ 5:56 pm

  8. Doctor Avila. Encontré dos links que a mi juicio resultan interesantes http://www.libremente.org/?p=1105 http://www.elcato.org/cristina-kirchner-y-la-devaluacion-en-argentina Gracias.

    Guillermo: Excelentes artículos. El primero es la propuesta de Hanke de dolarización. El segundo está escrito por Manuel Hinds y contiene un gráfico tan concluyente como claro que nadie debería olvidar nunca.

    Comment by Guillermo — mayo 20, 2013 @ 10:21 pm

  9. Estimado Jorge, como siempre un placer poder leer sus comentarios. Como Ud. bien comento, Espert no incluye en su cálculo de convertibilidad los pasivos no monetarios. Ahora parte de las reservas argentinas están compuestas por dólares provenientes de swaps. ¿Estos deberían restarse del denominador (las reservas), a la hora de calcular el tipo de cambio de convertibilidad? Es decir, ¿Están sujetos a algún compromiso que compromete su libre disponibilidad? ¿Cuál es el monto con exactitud de estos Swaps? Lo saluda un ex alumno suyo.

    Brian: No sé a cuánto ascienden esos swaps. Si vencieran en lo inmediato y no pudieran renovarse, habría que descontarlos. Si no fuera así, no habría necesidad de hacerlo. Después del ajuste, el nuevo gobierno debería ver si los paga o los renueva.

    Comment by Brian — mayo 21, 2013 @ 11:03 am

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol