La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

marzo 2, 2006

Escrache de Ambito Financiero

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 3:04 pm

Hace cinco años y medio que aparezco con frecuencia en la televisión. Los productores de los programas empezaron a llamarme unos nueve meses después de la llegada al poder del progresismo radical-frepasista y han seguido llamándome durante el gobierno del presente progresismo peronista-frepasista. ¿Lo hacen porque soy un buen polemista, porque erizo la piel de un sector del público para la algarabía de otro, o porque soy un payaso que divierte a los televidentes? Creo que no lo hacen por ninguna de estas razones sino por una bastante más simple: no tienen a quién llamar. De los más de 200 funcionarios de primera línea que instrumentaron la convertibilidad y las privatizaciones durante las presidencias de Menem, los productores no pudieron encontrar a ninguno disponible, salvo raras y muy ocasionales excepciones. Como hiciera Casildo Herreras apenas supo del golpe de Estado de marzo de 1976, se borraron. No juzgo a nadie; me limito a relatar los hechos.

Sin haber sido funcionario ni conocido de Menem, quedé solo para defender, sin ambages y en público, aquel conjunto de grandes reformas que nos demanda restauración, corrección y profundización: la convertibilidad, las privatizaciones y la política de franco entendimiento con EEUU. Se desencadenó un frenesí de debates televisivos, reportajes radiales y artículos en revistas y diarios. Nunca recibí pago de ninguna clase; la actividad me exigió esfuerzo y concentración, pero la encaré con gusto porque ha sido una oportunidad dorada para aclarar y defender cuestiones esenciales para la organización y el éxito económico del país.

El debate televisivo es una actividad de alto riesgo. Como cuando se maneja un auto a alta velocidad, en cualquier momento se puede derrapar por error propio o ajeno. Excepto dos invitaciones que me cursaron apenas tres horas antes del comienzo de los programas y que cometí el error de aceptar sin la debida preparación: un debate en A Dos Voces a mediados de 2001 con el presidente de la UIA, De Mendiguren, quien ya alistaba la devaluación que poco después perpetraría, y una intervención deslucida en un debate con varios economistas en Hora Clave (uno de ellos era Lozano, de la CTA, extraño aliado pasivo del proyecto de devaluación que pulverizaría los ingresos reales de los más humildes), puedo afirmar que siempre me fue bien. Lo digo por los reiterados testimonios de aprobación que he recibido por email, por teléfono y de la gente en la calle, pero sobre todo lo digo porque es mi íntima convicción. Cuando uno mira para sus adentros, sabe sin edulcorantes si estuvo bien o mal.

A lo largo de esa agitada carrera de intervenciones periodísticas, fui objeto de dos escraches. El primero estuvo a cargo de Horacio Embón. Este personaje, a quien no sabría clasificar de otra forma, me invitó a debatir en su programa de cable; le respondí que no aceptaba; luego, me propuso hacerme una entrevista a solas. Apostando a la integridad de su palabra, acepté el reportaje, y además le anticipé que tendría que retirarme del canal antes de que terminara el programa. Así, en un set de televisión de Palermo, viví una experiencia de deslealtad imposible de imaginar. Me sentó a una mesita de hierro, y a un metro a mi derecha me armó una mesa con cuatro opositores, furibundos y resentidos, entre ellos, el actor-sindicalista Bonín. Embón me hacía una pregunta, yo respondía, los técnicos bajaban el volumen de salida de mi voz y aumentaban el de salida de los cuatro opositores, que se ensañaron en calumniarme y ridiculizarme. No contento con esto, cuando me iba del set, según lo pactado, la cámara me siguió hasta la puerta de calle como si yo escapara con la cola entre las patas. Gracias a una dosis de ingenuidad que me pone a salvo de ataques de mala fe, no sufrí tensiones; apenas un momento confuso por el cotorrerío de la mesa de al lado. Recién me enteré de la verdadera envergadura de la emboscada cuando unos amigos que habían visto el programa me lo dijeron.

El segundo escrache provino del diario Ámbito Financiero, el pasado martes 28 de febrero. Todavía me resulta difícil creerlo, tratándose de un diario que leo todos los días desde 1982 y en el que publiqué mis mejores artículos. La sección Arte, Ocio y Espectáculos me dedicó un artículo de tapa, con foto incluida, en donde el diario procedió a demolerme sin piedad y con mucho sarcasmo. Dice que perdí por knock-out todos mis debates televisivos, trayendo del pasado con una memoria improbable en un crítico de espectáculos, el debate con De Mendiguren y los que tuve con Moyano, y me aconseja que me abstenga de polemizar por TV (otros medios más inofensivos me estarían permitidos) puesto que perjudico las ideas de Adam Smith.

¿Quién fue el instigador de este salvaje artículo de dimafación? ¿Fue Moyano? No lo creo; ese hombre da la cara y le importa un rábano si pierde o gana un debate televisivo. ¿O fue la UIA, cuyos intereses económicos ataco cada vez que propongo el ingreso al ALCA? ¿O fue el mismo diario, que hace unos años informó falazmente que yo había pronosticado un dólar a $7 y que me degradó al décimoquinto puesto en una lista de 14 posibles ministros en la eventualidad de que Menem ganara la última elección presidencial? ¿O fue alguno de esos grandes egos que se sienten heridos cuando ven que a otro le va bien?

Antes de enfermarme, mejor doy por concluido el asunto acá mismo. El escrache del diario me ha causado daño familiar y ha puesto en duda mi credibilidad, pero no tengo la plata ni el tiempo para embarcarme en una investigación ni en una querella judicial. En todo caso, el mensaje realmente importante de este suceso queda sintetizado en una frase del Quijote que lo dice todo: ¡Ladran, Sancho, señal que cabalgamos!

15 Comments »

  1. Estimado DR AVILA; Muy buena nota; pero no creo que valga la pena de pelear con personajes que in tegran la "plaga emocional" de este pobre pais. Le recomiendo un articulo anticipatorio de Jorge Asis sobre el Sr Julio R. Estoy investigando el tema de "Las ciento y una" cuando tenga algo se lo envio. Atentamente, RC

    Gracias, Ramón. Leí el artículo de Asís. Sugestivo.

    Comment por ramon cassino — marzo 3, 2006 @ 10:30 am

  2. Estimado Jorge, tengo 21 años vivo en cordoba y desde hace varios años sigo atentamente por television tus palabras, que es el unico medio que me permite acercarme a las platicas tan sabias que irradias. Puntualmente sigo tus mensajes desde el 2001 tal como afirmas vos. He visto tus debates televisivos y no creo que bajo ningun aspecto hayas salido lánguido de ninguno de ellos, menos aun el ultimo con el señor Moyano que lamentablemente tiene un criterio economico tan limitado y cerrado que es practicamente imposible el dialogo. Por eso insisto y estoy completamente de acuerdo contigo, y esto lo digo como televidente, que nunca he visto refutar una sola de tus razonamientos con argumentos sustentables. Sigo apoyandote para que sigas disertando en los medios y tengas el orgullo de ser la unica persona que desinteresadamente defiende la convertibilad y tantos beneficios mas generados durante es periodo. Por ultimo confieso que me costo llegar al sitio tuyo a traves de google, pero seguire desde ahora con admiracion tus palabras.

    Comment por Martin Malpassi — marzo 3, 2006 @ 2:41 pm

  3. Sí, lo de Ámbito es insolito, es como si se atacara a sí mismo (en sus ideas económicas), adhiero a lo de celos, pero es buenísimo lo que ocurrio, una de las curiosidades de la comunicación masiva es que lo que representa un costo por la crítica recibida, se gana en beneficio como propagación. En las próximas intervenciones televisivas tendrás mucho más interesados en escuchar lo que dices. Enrique

    Gracias, Enrique. Que se cumpla tu pronóstico.

    Comment por Enrique — marzo 4, 2006 @ 7:16 am

  4. Lo que Ud. relata muestra cuánto ha perdido el país, no sólo desde el punto de vista económico sino, lo que es más grave, en lo cultural y en materia de libertades. Los liberales son -somos- políticamente indeseables. La izquierda, el gobierno, sus aliados o cooptados políticos, mediáticos y sindicales, así como los empresarios amigos, acomodados o acomodaticios así como sus centrales empresarias, monopolizan u oligopolizan los espacios televisivos, radiales y la mayoría de los diarios. Los que piensan distinto, o se borraron (la mayor parte de la vergonzante y acomplejada centro-derecha argentina), o se huye de ellos como de la peste. De Ambito Financiero no espere otra cosa. Nunca fue un diario serio.

    Comment por Julio Rougès — marzo 5, 2006 @ 7:50 pm

  5. Lo felicito dr. Avila siempre que lo veo en los debates televisivos lo escucho atentamente, lo respeto mucho, su entereza es admirable, felicitaciones tambien por su blog esta muy bien logrado, saludos desde Corrientes.

    Comment por Emilio Pereira — marzo 6, 2006 @ 12:28 am

  6. Me solidarizo con usted ya que desde el año 2003 que ÁMBITO cambió su postura liberal por algo que aún no entiendo bien (si no pienso que es por dinero oficial). En ese mismo año, antes de la llegada de Nestor K, me crucé con J.Ramos y lo felicité por ser el único medio que decía la verdad…cómo me arrepiento hoy de aquellas palabras..tal vez le dí la idea de "la venta gubernamental" (en su sitio web hay indicios de ello). Ud. no es el único que defiende la convertivilidad y lo hecho por MENEM en los ’90 pero sí es verdad que quedamos muy pocos, y es reconfortate verlo y oir nuestra voz a través de la suya en TV ya que hemos sido silenciados sin piedad. Espero que siga debatiendo… y es una pena que no haya sido ministro. PD: a MOYANO lo aplastó en el último debate.

    Comment por Christian Martínez Buisan — marzo 7, 2006 @ 2:37 pm

  7. jorge: retirate a dormir. con los huesos de aramburu, baja por esa escalera al cadalso. no es tu momento. fijate si colombia te recibe. es lamentable, aunque tengas buenos modales, que expreses ALCA/USA como un deseo. este pais no te quiere, no te necesita, como decia aquel otro. raja, como casildo. sos un pelotudo.

    Decidí publicar este mensaje y el que sigue para que sirvan como registro del pozo moral e intelectual en el que ha caído una parte de la sociedad argentina. J.A.

    Comment por LINTERNA — marzo 8, 2006 @ 10:50 pm

  8. sí, es verdad lo que dice linterna. es gente de otra epoca, que ensalza el peor momento de la historia argentina, desemboco en millones de desempleados, fabricas destruidas y 30 muertos en manos de de la rua y cavallllo. avila: no te necesita nadie, andate ya mismo. o sino, te vamos a ir a buscar para reventarte a trompadas a vos y a tus secuaces economistas retrogados. cuidate mucho.

    Comment por carla — marzo 9, 2006 @ 1:39 am

  9. Estimado Dr. Avila: si bien es cierto que admiro su defensa del único plan económico, que aún con fallas, se estableció en el país en los últimos 70 años, y comparto, también es cierto que el punto de vista LIBERAL no está siendo adecuadamente expuesto en los medios. Valoro su esfuerzo pero creo que es insuficiente e incompleto. Espero que los liberales de nuestro país podamos conformar un frente de ideas (con su destacado apoyo) para encontrar el mejor camino. Espero poder continuar disfrutando de sus acertadas y corajudas opiniones en los medios.

    Estimado Sr. Sganarelle: Ojalá mi defensa pudiera ser completa y suficiente. Dios no me dio el talento ni la oportunidad que le dió a Juan Bautista Alberdi. No obstante ello, agradecería mucho que me indicara en qué aspectos es insuficiente o incompleta.

    Comment por Esteban Sganarelle — marzo 17, 2006 @ 1:46 pm

  10. Respetado Dr. Avila: Me parece muy discutible que el plan económico de Menem fuera verdaderamente liberal. Desde los comienzos de la convertibilidad, el Dr. Benegas Lynch (h.) señaló que un plan económico liberal no puede fijar un precio legal a la moneda -que es una mercancía más- ni hacer privatizaciones en condiciones de monopolio legal, como fueron la mayoría de las privatizaciones menemistas. Por último, el Estado menemista está lejos del "Estado mínimo" propugnado por el liberalismo económico, pues la participación del Estado en la renta nacional fue demasiado alta. En mi modesta opinión, hasta que no vea descender al Estado a una participación de sólo un 15% de la Renta Nacional, no se puede hablar de mini-arquía, que es el tipo de gobierno auténticamente liberal. Cordiales saludos, Luis.

    Estimado Luis: Nadie argumenta que el plan de Menem haya sido verdaderamente liberal. Por lo demás, ¿qué importa si lo fue o no? Lo único que importa es que hizo algunas cosas verdaderamente necesarias. Erradicó la inflación, después de 60 años de alta inflación, mega inflación e hiperinflación; privatizó todo lo que pudo en el menor tiempo posible, y restableció las buenas relaciones con EEUU. Medidas imprescindibles que no se habían concretado por falta de oportunidad histórica, política o internacional, o de capacidad de gobierno o de coraje. Respecto de la crítica del Dr. Benegas Lynch, no la comparto, por razones técnicas e históricas. 1º) Cuando un gobierno fija el precio de la moneda, procede a desregular, por necesidad lógica, la oferta monetaria, y cuando libera el precio de la moneda, procede a regular la oferta monetaria. ¿Por qué piensa Ud. que es menos liberal lo primero que lo segundo? 2º) En 1989-1990, cuando se intentaba privatizar Entel, la prima de riesgo-argentino era de 3000 puntos básicos y nadie, literalmente nadie, quería hundir un peso en Argentina. British Telecom, ITT y otras grandes compañías telefónicas del mundo no mostraban interés alguno en el negocio. No es descabellado pensar que el monopolio del mercado telefónico contribuyó a aumentar el atractivo de la privatización y a que se hiciera de una buena vez. De todos modos, no fue suficiente porque finalmente se hicieron cargo de Telecom y de Telefónica los gobiernos de Italia, Francia y España a través de sus respectivas empresas de telecomunicaciones. En competencia perfecta, mucho me temo que esta privatización, una de las más rentables, habría sido imposible en aquel contexto de incertidumbre. Por último, en cuanto al tamaño del Estado, estoy en completo acuerdo con Ud. El gasto público no debería andar muy por arriba de ese porcentaje.

    Comment por Austriaco amateur — abril 12, 2006 @ 10:34 am

  11. Respetado Dr. Avila: Muchas gracias por su amable respuesta. Luis.

    Comment por Luis — abril 13, 2006 @ 11:28 am

  12. estimado jorge si bien apoyo sus posturas liberales estoy de acuerdo con luis pues si menen hubiese instrumentado la convertibilidad como lo aconsejaba el consenso de Washigton, que era superavit fiscal, libre cambio, reduccion del gasto publico y baja tasa de interes, no convertibilidad, no hubiese explotado el peso argentino, se hubiese ido acomodando sin generar deflacion y la apertura economica como lo hizo y sigue haciendo brasil hubiese hecho la economia mas competitiva en continuo crecimiento, sin embargo nadie marco esos errores del menemismo y asi termino. Igual sigo tus opiniones liberales. carlos

    Carlos: Mis opiniones, antes que liberales, son opiniones. Trate de considerarlas según su propio mérito.

    Comment por carlos machin — agosto 29, 2008 @ 10:13 am

  13. Dr. Avila: Me encuentro en las antipodas de su pensamiento económico. Pero le escribo para anoticiarlo que en ningún párrafo del "Quijote" se lee la frase que Vd. cita "ladran…". Atte. Omar

    Omar: Gracias por la observación.

    Comment por Omar — diciembre 2, 2008 @ 1:30 pm

  14. Estuve viviendo 5 años en el exterior, en Canadá, y me sorprendió a mi regreso no verlo en notas televisivas. Las circunstancias decadentes que vive el pais, con el discurso berreta que todos quieren escuchar, y esta nota me aclaran un poco el panorama. Quiero de todos modos darle mi apoyo a las ideas que predica. Muchas gracias.

    Fernando: Gracias por su mensaje.

    Comment por Fernando Rosso — enero 26, 2010 @ 10:38 am

  15. Dr. Avila nada más quería comentarle que me interesó leer su artículo. Es un tema muy extenso y abierto para mucha discusión. Un saludo muy cordial…

    Comment por independencia financiera — septiembre 19, 2010 @ 8:28 pm

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol