La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

julio 29, 2011

Devaluacionitis

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 7:31 pm

Dos siglos de vida independiente enseñan que Argentina siempre fue un país pro-déficit y pro-inflación. Con la excepción del patrón oro (1899-1914) y el patrón dólar (1991-2001), la devaluación de la moneda nacional siempre funcionó como el supuesto gran corrector de importantes problemas económicos: déficit fiscal, crédito, empleo, crecimiento. La evidencia acumulada enseña que la devaluación sólo trae inflación. El fracaso de la convertibilidad me convenció de que mientras la Argentina tenga una moneda nacional, o sea, una moneda emitida por el gobierno nacional, habrá devaluación y, por consiguiente, inflación. La peor de las consecuencias de un régimen devaluatorio e inflacionario es la desaparición del mercado de préstamos de mediano y largo plazo (crédito hipotecario e industrial).

Desde fines de 2008 o principios de 2009, el gobierno viene emitiendo dinero para financiarse. Primero, devalúa el peso. Luego, encuentra que el BCRA "generó" una utilidad (igual al revalúo en pesos de sus reservas intern’les). Por último, las toma atento a que el BCRA es propiedad del estado nacional. En dos palabras: primero el impuesto se devenga por medio de la devaluación y después el gobierno lo realiza en el momento de gastarlo. La tabla siguiente compara la evolución de la cotización del dólar en diversos países de la región y el resto del mundo, en el período enero-julio de 2011.

devaluacionitis.jpg

      Pablo Wende, Ambito Financiero, 27 de julio

Monedas de reserva como el franco suizo, el euro, la libra esterlina y el yen se han apreciado entre 4 y 14% con respecto al dólar en el período de referencia. Las monedas de nuestros vecinos también se han apreciado: 7% el real, 6% el peso mexicano, 2% el peso chileno. ¿Qué ha pasado con el peso argentino? Es la única moneda que se ha devaluado. No es mi propósito examinar ahora por qué. Me basta con puntualizar el hecho. En una coyuntura mundial muy favorable para los países exportadores de commodities, mientras la gran mayoría de los países que exportan commodities aprecian sus monedas y controlan la inflación, la Argentina devalúa y acentúa la inflación.

Estamos frente a una adicción nacional. Bien digo, nacional. De todos los sectores: el gobierno (necesita más fondos para financiar un gasto desbordante); la UIA (la devaluación constituye su gran fuente de ganancias); el campo (le viene bien plegarse a la fiesta); los argentinos comunes y corrientes (piensan como el expresidente Alfonsín, que la inflación "lubrica" la máquina económica argentina). Y de todas las épocas; la inclinación a devaluar del gobierno, la UIA y el campo viene del fondo de nuestra historia; era notoria ya en la segunda mitad del siglo XIX.

Tan convencido estoy de la conveniencia de cerrar el BCRA y dar de baja el peso argentino, que hasta vería con gusto que la Argentina adoptara la moneda emitida por un eventual banco central sudamericano en vez de adoptar una moneda de primera clase como el dólar o el euro.

57 Comments »

  1. 100% de acuerdo. Solo le agregaría un actor mas que tambien es muy importante y son los sindicatos, que en Argentina tienen un poder económico inmenso. Basta con ver un recibo de sueldo de alguien dentro de un convenio colectivo y sumarle las contribuciones patronales que el empleador hace al sindicato. El poder de los sindicatos también es una consecuencia de la inflación, a la que critican pero de la que son socios. Hace poco Hugo Moyano reconoció que para el la inflación ayudaba a la distribución del ingreso.

    Ale: Totalmente de acuerdo.

    Comment by Ale — julio 29, 2011 @ 7:51 pm

  2. El problema de fondo es la independencia del Banco Central. Con un Banco Central independiente y burócratas técnicamente competentes, es sencillo conseguir inflación baja con moneda propia. No cree viable la implementación de Inflation Targeting, tal como lo hicieron Brasil y Chile, emulando al pionero Banco Central de Nueva Zelandia?

    Guillermo: 1) El problema de fondo es la histórica reversibilidad de las instituciones económicas argentinas. 2) Creo que un inflation targeting está destinado al fracaso tanto por razones técnicas como políticas: a) El IT es una política heterodoxa que exige estabilidad, o por lo menos previsibilidad, de la velocidad de circulación del dinero. Consiste en acomodar la tasa de crecimiento monetario a la velocidad de circulación a fin de que la tasa de inflación converja con el paso del tiempo en un cierto nivel, por ejemplo, 2% anual. Si la velocidad se comportara como un parámetro, el IT se transformaría en una política monetaria activa clásica y funcionaría. Pero si la velocidad fuera inestable, como pasa en una economía bimonetaria o dolarizada como la argentina, es probable que un súbito aumento de la velocidad no se pueda neutralizar por medio de una contracción de la oferta y que el programa de estabilización fracase. Ya que, en rigor, lo que el policy-maker debe estabilizar es la velocidad de circulación o la cantidad demandada de dinero. ¿De qué depende esta variable? De la tasa espeda de devaluación. Luego, el IT se transformaría en una política cambiaria activa y también funcionaría. Como en la Argentina un tipo de cambio fijo, o una convertibilidad, es una política fundamentlmente reversible, creo que lo mejor es reemplazar la moneda nacional por una de reserva o incluso por una moneda sudamericana. 3) El obstáculo político a la implementación de un IT exitoso es la poca consistencia temporal de la política económica argentina. Aun en el mejor escenario posible: con velocidad constante, lloverían presiones para emitir dinero fuera de programa a fin de hacer mil cosas: cubrir un déficit fiscal, aumentar el crédito bancario, reactivar la economía, o simplemente devaluar (pensá que un IT tendería a elevar la tasa de interés y bajar el tipo de cambio).

    Comment by guillermo — julio 29, 2011 @ 8:55 pm

  3. No es mejor la competencia de monedas propuesta por Haiek?. Por supuesto que es utópico en un país de inflacionadictos, pero ningún B.Central ofrece garantías. Están todos manejados por Keynesianos.

    Martínez Tívoli: Creo que la propuesta de Hayek duraría menos que la convertibilidad. El post que contiene la síntes¡s de la banca Simons, también contiene un resumen de la propuesta de Hayek (el link está arriba, en este post).

    Comment by J. Martínez Tívoli — julio 29, 2011 @ 10:05 pm

  4. Así como Ale agregó alguien a la lista de devaluacionistas a mí me gustaría quitar a otros, que en mi opinión no merecen estar: los argentinos comunes y corrientes. Hasta donde yo sé toda persona con capacidad de ahorro está comprando dólares, principalmente en el mercado informal. Las casas de cambio controladas por el gobierno ya no solo tienen precio diferente sino que también limitan la cantidad que se puede adquirir, y hay gente y empresas en una lista negra que tienen prohibida la compra en el mercado formal. También tengo entendido que antes de llegar a ese punto la AFIP te empieza a mandar cartas para que te presentes a justificar cómo obtuviste el dinero que estás pasando a dólares. No creo que la persona que todos los meses tiene que gastar su tiempo pasando sus ahorros a dólares para evitar que se esfumen pueda estar a favor de la devaluación. (Sobre este tema hace ya más de dos meses leí un artículo en Ámbito Financiero que recomiendo: http://bit.ly/lx0b0p).

    Spock: Esa gente, toda esa gente que compra dólares con frenesí, ¿votaría a un candidato presidencial que prometiera una dolarización que simplificaría enormemente sus vidas? No hace falta hacer encargarle una encuesta a Poliarquía para saber que dicho candidato saldría último en la elección. La gente es como el tero: dice una cosa y hace otra. Quieren más hospitales pero evaden impuestos. Es anti-norteamericana pero en cuanto junta unos pesistos se va a Disneylandia. Sobran ejemplos de esta dualidad.

    Comment by Spock — julio 30, 2011 @ 4:55 am

  5. Es UD muy valiente Jorge, ya que NADIE pero NADIE, defiende la misma postura (tal vez algo Cavallo). Es más aún no entiendo porque el ciudadano común, "educado", prevé y prefiere otra devaluación. Se lo ve como "necesario". ¿UD aprecia q’ la situación y este "sentido común adicto" argentino nos llevará a otra devaluta?

    Pablo: Mientras la Argentina tenga moneda propia, siempre habrá "otra" devaluación.

    Comment by pablo — julio 30, 2011 @ 2:13 pm

  6. Mientras gobierne kristina esta situacion no tiene vuelta atrás. Me acuerdo que en plena crisis del campo el dólar estaba a 3 pesos. Esa hubiera sido una oportunidad para dejarlo fijo en ese valor y, sin embargo, desde ese momento (mediados de 2008) no paró de subir. Año a año el peso se devalua y la inflacion castiga a la gente y a las empresas. Con respecto a las elecciones en la ciudad de Buenos Aires, yo recuerdo que unos años atrás usted habia dicho que salvo barrios como Puerto Madero, Palermo y otros la ciudad estaba destruida. 4 años despues de Macri, ¿ha mejorado la situacion?

    Francisco: No. Pero no lo elijo a Macri por el estado de la Ciudad. Lo elijo como freno al kirchnerismo, como ha hecho la mayoría de los votantes porteños y santafesinos en las últimas elecciones. Creo que no me he equivocado. Macri y Del Sel han parado en seco el carro del triunfalismo kirchnerista.

    Comment by francisco — julio 30, 2011 @ 4:30 pm

  7. Dr. Avila: Para que la "santísima trinidad" que nos gobierna pueda funcionar, necesita "fieles creyentes" que obedezcan ciegamente las doctrinas de esa iglesia llamada "peronismo". Por eso sigo creyendo que la solución de fondo es, en realidad, algo que no se puede importar, "La justicia". ¿Como haremos para importar justicia? Si se respetara la ley, el BCRA seria el encargado de "cuidar el valor de la moneda" y nadie podría pasarle por encima. Si la justicia funcionara, el ejecutivo no podría hacer lo que se le da la gana, porque las consecuencias serían inmediatas y los castigos no serian solo "electorales". Ahora bien, si la justicia no va a funcionar ¿Que nos garantiza que cualquier medida que tomen hoy (como la que Ud. propone) no será borrada con el codo mañana ante la "necesidad y urgencia" del poder ejecutivo so-pretexto "del bien social"? Tengo un amigo viviendo en Albania (New York) me cuenta que hay cientos de remates por la crisis. Muchos inversores se han quedado con casas muy baratas comprándolas en remate o con el sistema "short sale". Hoy mismo se pueden comprar 2 duplex de 3 dormitorios por 40.000 U$S (menos que un Dpto. de 2 amb. en Cap Fed. ¿Como respondieron los estadounidenses ante esta debacle de remates? ¿Ley de esfuerzo compartido? ¿devolución del 30%? ¿dolarización asimétrica? No,no se pusieron a inventar nada, hicieron lo que hacen siempre. SE AFERRARON A LA LEY. En suma: allá la ley está por encima de las personas y los grupos sociales, acá es al revés y mientras eso no cambie va a ser difícil que una decisión económica tan importante como la que Ud. plantea funcione. Todo tendrá el mismo fin de la convertibilidad. Y después saldrán a decir que la culpa la tienen los liberales que propusieron "vender" nuestra independencia económica en favor de las "economías hegemónicas" de los "países dominantes". "Para que las grandes masas crean una mentira también esa mentira debe ser grande" (Adolf Hitler). Gracias por su tiempo.-

    Rodolfo: En este post no explico la razón por la cual propongo la adopción de una moneda de reserva como moneda nacional porque ya lo hice en otros muchos posts. Justamente porque en el país no hay institución o regla que dure es que sugiero que Argentina tome como propia una moneda de primera clase mundial. Me pregunta qué garantías tenemos de que esta vez no volvamos a borrar con el codo lo que escribimos con la mano. Ninguna. Con una diferencia importante. La probabilidad de reversión de una dolarización (o eurización) sería menor. ¿Por qué? Porque el costo de reversión sería más alto. Revertir la convertibilidad tuvo un costo político internacional nulo. Revertir una dolarización (o eurización) tendría un costo político intern’l alto. Además, el gobierno que decida revertir la reforma no podría cobrar el impuesto inflacionario sobre las tenencias de dólares (o euros) de los tenedores argentinos. Esto contribuiría a reducir el incentivo a revertir este arreglo institucional y estimularía, por consiguiente, el desarrollo del mercado de préstamos a largo plazo.

    Comment by Rodolfo Cosentino — julio 30, 2011 @ 8:42 pm

  8. Disiento sobre su afirmación del bajo costo que tuvo eliminar la Convertibilidad, ¿acaso no recuerda que De La Rúa tuvo que prácticamente jurar que la Convertibilidad era incuestionable para ser visto como un candidato serio? La convertibilidad era irreversible hasta que la deflación, la recesión prolongada y la corrida bancaria la pusieron en duda. El uso del euro no está en duda hasta que los griegos no aguanten más el necesario ajuste y se acelere la corrida bancaria. Viendo las consecuencias que dejó el colapso macro del 2001 (reversión de las reformas neoliberales, reaparición del populismo), me parece muy importante el tener moneda propia y tipo de cambio flexible para que actúen como amortiguadores ante shocks externos y suavice el impacto económico. Creo que si el colapso macro no ocurría, los Kirchner no aparecían en la política nacional. Mi ideal de política monetaria óptima es el "NGDP level targeting" [1]: hace innecesario el estímulo fiscal, no hay disputas sobre el índice de precios a usar como benchmark, no hay necesidad de ajustar ante shocks de oferta, la política compensa por errores pasados, etc. ¿Cuál es su opinión? 1- http://www.adamsmith.org/files/ASI_NGDP_WEB.pdf

    Lucas: 1) En un sentido, tenés razón. La convertibilidad realmente aguantó mucho hasta que el país se atrevió a revertirla. Señal de que sería muy costoso hacerlo. Pero cuando hablo del bajo costo me refiero al costo internacional casi nulo que se pagó por repudiarla. El abandono de una dolarización (eurización), sobre todo si es bilateral, así como el repudio de un TLC con un país como EEUU o un bloque como la UE tendría un elevadísimo costo en términos de aislamiento comercial, financiero y político. Por esta percepción, justamente, la probabilidad de reversión sería mínima y el estímulo de la inversión, máximo. ¿Entendés mi punto? ¿Se te ocurre otra fórmula para bajar en tal medida la prima de riesgo-argentino en menos de una generación? 2) Primera vez que escucho hablar del NGDP level targeting. Leí el link y creo que merece la misma crítica que hice al inflation targeting (leé mi respuesta a Guillermo).

    Comment by Lucas — julio 31, 2011 @ 4:30 am

  9. Dr. Ávila, ¿Qué lo llevó a apoyar la adopción de una moneda sudamericana en lugar de estar a favor de dolarizar o eurizar?

    Andrés: ¿No ves que la práctica totalidad de los economistas y políticos argentinos aborrece la sola idea de dolarizar (eurizar)? Esta es la organización monetaria más eficiente para un país como el nuestro. Pero si el país la aborrece, prefiero por goleada el "sudamericano" al peso argentino. El directorio del Banco Central Sudamericano tendría un director por país. Mejor que la política de Marcó del Pont o cualquier otro presidente del BCRA futuro será la que determinen por mayoría los representantes de países como Chile, Colombia, Perú, Uruguay y Brasil.

    Comment by Andrés — julio 31, 2011 @ 5:16 pm

  10. @Jorge Ávila, "El abandono de una dolarización (eurización), sobre todo si es bilateral, así como el repudio de un TLC con un país como EEUU o un bloque como la UE tendría un elevadísimo costo en términos de aislamiento comercial, financiero y político. Por esta percepción, justamente, la probabilidad de reversión sería mínima y el estímulo de la inversión, máximo. ¿Entendés mi punto?" Ahora comprendo mejor su posición. Sin embargo, sigo pensando que, dada la histórica volatilidad macro de la Argentina, renunciar completamente a la política monetaria es peligroso. En este sentido, estoy de acuerdo con Friedman [1]. "¿Se te ocurre otra fórmula para bajar en tal medida la prima de riesgo-argentino en menos de una generación?" Francamente no. Quizás soy demasiado idealista, pero sigo creyendo que un país normal* todavía es posible. Dolarizar la economía me parece equivalente a decir que ha fracasado el proyecto de Nación. Es reconocer que somos tan incapaces como para no poder tener instituciones básicas como la moneda y un BC independiente. "Primera vez que escucho hablar del NGDP level targeting. Leí el link y creo que merece la misma crítica que hice al inflation targeting (leé mi respuesta a Guillermo)." Es una evolución lógica de una de las propuestas monetarias de Friedman [2] combinada con el actual enfoque en metas de inflación. En lugar de aumentar la base monetaria por un porcentaje constante cada año, el BC fijaría un % constante de aumento para el PBI nominal (u otra medida de gasto nominal agregado) con la condición de que cualquier error de política tiene que ser corregido en el siguiente periodo. El economista que lo propone es muy convincente [3] En cuanto a su crítica a la política de metas de inflación, tengo algunas preguntas: – ¿Es tan inestable la velocidad de circulación en Argentina? He visto evidencia mostrando lo contrario [4] – ¿Tan diferentes somos a nuestros vecinos? Todos pasaron por etapas de populismo y macro hiperinflacionaria y parecen no dispuestos a repetir la experiencia. ¿Qué nos hace especiales? Vuelvo a insistir en que creo que de no haber ocurrido el colapso de 2001 nos habríamos librado del canto de sirenas del populismo. * País normal: democracia liberal, instituciones serias, economía de mercado, superávit estructural, administración meritocrática, estabilidad de precios, inserción internacional, análisis costo/beneficio de las políticas públicas, etc. 1- http://www.interfluidity.com/files/friedman-flexible-exchange.html 2- http://en.wikipedia.org/wiki/Friedman%27s_k-percent_rule 3- http://www.themoneyillusion.com/?page_id=3447 4- http://focoeconomico.org/2011/02/06/el-futuro-de-la-inflacion-en-argentina/

    Lucas: 1) La primera causa de la altísima volatilidad macro, como vos decís, es precisamente la inestabilidad monetaria. 2) Lo que ha fracasado es el nacionalismo monetario argentino. Qué duda cabe. Compará las devaluaciones del peso argentino con las de otras monedas latinoamericanas. Preguntate qué países experimentaron una hiperinflación en el siglo XX. Por qué la economía argentina es la 4ta. más dolarizada del mundo y por qué el crédito bancario exhibe niveles irrisorios. Si te parece adecuado gastar dos o tres generaciones más tratando de que el peso argentino funcione, adelante. Los sindicalistas, el radicalismo y toda la izquierda se opusieron a la privatización de ENTel porque equivalía a aceptar el fracaso del proyecto de Nación. No, las privatizaciones equivalieron a aceptar el fracaso del estatismo. Las privatizaciones y las desnacionalizaciones de las grandes instituciones económicas (moneda, banca y comercio exterior) contribuirán a que el país concentre sus energías en cuestiones de fondo, dejando de lado las instrumentales. 3) Sobre la inestabilidad de la velocidad de circulación, por favor, leé las páginas 10, 11 y 12 de este paper: http://www.ucema.edu.ar/publicaciones/download/documentos/285.pdf. Espero tus comentarios o que me señales tus dudas.

    PD: En mi respuesta a Guillermo (comment 17) hay un link a un artículo periodístico. Miralo. Te puede interesar.

    Comment by Lucas — agosto 1, 2011 @ 2:12 am

  11. con respecto a lo de Macri. Yo realmente pense que habia mejorado la ciudad por las obras en los espacios publicos, el distrito tecnologico, etc. Sin vivir en Buenos Aires hubiera apostado que la ciudad estaba bastante mejor y mas ordenada.

    Francisco: Vivir en Buenos Aires es una hazaña diaria. El tránsito es un caos, las veredas siguen rotas, las paredes sucias. La reforma del tránsito, opinan los que saben, es buena; también se dice que la inversión en escuelas y salas de primeros auxilios ha sido beneficiosa, lo mismo que el servicio de la polícía metropolitana en ciertos barrios del sur. A mí, en particular, el gobierno de Macri sólo me ha traído el beneficio de un cambio de discurso y el freno al kirchnerismo, que es mucho y valoro.

    Comment by francisco — agosto 1, 2011 @ 10:22 am

  12. Desde que entre a este blog pensaba de una manera muy distinta a como pienso ahora. He reflexionado mucho tanto con las notas como con los comentarios. Si bien adhería a muchos de los conceptos aquí vertidos, creo que lo hacía por las razones equivocadas. Si me gustaba la idea de cerrar el Banco Central lo hacía mas por dogmatismo (lease venir muy empapado de economistas austriacos) y sin ponderar tanto que adoptar una moneda de clase mundial en una especie de tratado supra-nacional generaría un costo de reversión muy alto como aquí se menciona. Ahora estoy convencido, por las razones expuestas en la nota y en los comentarios, que cerrar el banco central es lo mejor que podría pasarle al país, para recuperar la estabilidad monetaria y cambiaria, reducir el riesgo país, y que por fin la clase trabajadora recupere el crédito a largo plazo, tan necesario para alcanzar bienes durables por medio del esfuerzo y el trabajo. Habiendo dicho esto, tambien observo el gran problema cultural que sufre la mayoría de los argentinos que viven quejándose de la inflación y del precio de los alquileres, pero que jamás votarían una propuesta que precisamente les permitiría conseguir lo que tanto anhelan. Siempre sostuve que la adhesión al estatismo debía analizarse desde una dimensión psicológica más que desde la racionalidad económica. Mi última pregunta es la siguiente: ¿qué ocurriría con la propuesta de adoptar una moneda de reserva en un escenario de colapso monetario? Hago esta pregunta porque si en lugar de adoptar una moneda de reserva se adoptara una moneda mercancía por poner un ejemplo (i.e. oro) el costo de reversibilidad en este último caso sería muchísimo menor ya que sería como una especie de caja de conversión con un resultado que ya hemos visto. Saludos cordiales, Mariano M.

    Mariano M: 1) Me alegro de que el blog te sirva para ver las cosas con más claridad. El comportamiento dual de los argentinos no es un problema económico; es de otra índole: cultural, sociológico, psicológico. Aguas profundas en las que prefiero no meterme. Aunque tengo la impresión de que cualquier pueblo del mundo que cayera en semejante desmadre económico terminaría siendo tan contradictorio como el argentino. El concepto de "rational ignorance" de James Buchanan viene como anillo al dedo. La gente es racional en el manejo de sus cosas privadas y racionalmente ignorante en el de las públicas. Administrar un país ordenado y eficiente es relativamente fácil. Reorganizar una economía corroída por el estatismo, la inflación, el proteccionismo y el unitarismo fiscal exige una sofisticación jurídica, histórica y económica que jamás podría tener el ciudadano medio, porque si la tuviera Argentina sería un pueblo de filósofos. 2) No entiendo tu pregunta. Sobre el patrón oro, tenés razón; sería tan reversible como la convertibilidad.

    Comment by Mariano M. — agosto 1, 2011 @ 1:25 pm

  13. Dr. Avila: el gran problema argentino es que la clase política argentina siempre gasta mas de lo que puede, es decir que el Gasto Público Consolidado (Nación, Provincias y Municipios) supera la capacidad de financiamiento del país por 2 a 1 como mínimo. Usted sabe muy bien que la clase política argentina – que está entre las peores del planeta – jamás haría una dolarización porque deberían dejar de ser corruptos e ineficientes, por lo que su probabilidad de ocurrencia es muy baja. Ahora volver a ser una República Federal es algo mas probable, es decir que cada provincia cobre sus impuestos y se autofinancie. Las provincias ya no podrían gastar en base al dinero que les pase el gobierno nacional, porque dejarían de recibirlo, con lo cual debería bajar el gasto público total.

    Hernán: Comparto su opinión. Creo que la adopción de una moneda de reserva como moneda propia es mucho menos probable que descentralizar la recaudación nacional e incluso que firmar un acuerdo de libre comercio con EEUU, UE, China y otros. Cada día veo más analistas que se inclinan por la descentralización y cada día pesa más en el ánimo de ellos lo que han hecho Chile, Perú, México y Centro América en materia comercial externa. Pero no quieren ver el parelelo que hay entre el euro para la periferia europea y el dólar para para la Argentina.

    Comment by Hernán A. — agosto 1, 2011 @ 5:09 pm

  14. Estoy de acuerdo con ud., y lo que más me alarma a futuro es la rapidez con que distintos sectores de la economía van perdiendo competividad ante el incremento de los costos "en dólares", producto de la alta inflación que, a su vez, retroalimenta el pedido de devaluaciones "correctivas" para que regeneren la competividad perdida. Nadie ataca el problema central: la inflación (este gobierno ni la menciona, pero hace usufructo de la misma incrementando el gasto y anunciando como un logro propio el incremento de la recaudación tributaria). La pregunta que me queda por hacerle es la siguiente: cuánto tiempo más habrá para que las divisas generadas por el campo alcancen para mantener este statu quo, y qué método de ajuste ud. cree que inevitablemente habrá si este gobierno obtiene la reelección? Gracias.

    Néstor: Los especialistas dicen que estos términos de intercambio durarán hasta 2020, por lo menos. Si el gobierno kirchnerista gastara menos locamente (el gasto público aumenta a una tasa de 40% anual en términos nominales, vs. una inflación de 25%, y ya ha roto todos los récords desde 1810 con un nivel de 45% del PBI) podría manejar la situación. Pero si insiste en la política de siempre, vendrá una devaluación más rápida, más inflación y más expropiaciones.

    Comment by Néstor — agosto 1, 2011 @ 7:16 pm

  15. Lo que usted dice, puede que sea correcto. Mi pregunta entonces es: como hacen otros paises para mas o menos "pasarla" con su moneda. Al igual que usted. Creo que la cuestión, pasa por las deficientes administraciones que soportamos desde hace 200 años. Es la Combinacion Letal: Malas administraciones, Politicos interesados en ganar elecciones a cualquier costo, y el gataflorismo tipico del argentino, que critica al gobierno de turno, pero nunca esta dispuesto a resignar ninguno de los beneficios que aporta el Estado Si hubiese una moneda "del Mercosur" estaría de acuerdo (no creo que podamos ir a pelearnon con Brasil para emitir mas "mercos"). Si usted habla de "Dolarizar", me parece que no es el momento. Cambiar una moneda devaluada, por otra que se deprecia todos los dias, no tiene mucho sentido Conclusion: mientras sigamos teniendo gobernantes "inescrupulosos" (como los peronistas) o poco capaces o "blandos" (como los radicales), seguiremos por el camino devaluatorio que llevamos… Por ultimo, creo que el BCRA debe ser independiente y no deberían quedar cabos sueltos como para que un gobierno inescrupuloso, cuestione dicho status del BC. En cualquier otro país, tomar "reservas" (si es que las hay, en el caso argentino) por DNU, termina con el presidente o primer ministro preso. Me gustó bastante el período de Prat-Gay. Hay gente capaz de manejar correctamente las variables.

    Nicolás: Todo es una cuestión de proporciones. 1) La volatilidad latinoamericana es grande en comparación con la norteamericana pero moderada en comparación con la argentina. Por algo el ingreso per cápita argentino cayó desde uno de los primeros puestos del ranking mundial al lugar 50º o 60º (no llevo la cuenta). Por algo las exportaciones argentinas pasaron de un 3% de las exportaciones mundiales a 0.4%. Por algo el crédito hipotecario cayó del 50% del PBI en 1925 a menos del 3% en la actualidad. La lista sigue. La respuesta a tu pregunta es que la volatilidad macroeconómica y la inseguridad jurídica han sido extremas en nuestro país. Por eso ocupa el 4º lugar entre los más dolarizados del mundo. Por eso el paso lógico es declarar el dólar la moneda de curso legal del país para todo tipo de transacciones. Y por eso habría que cerrar el BCRA; no tendría una función que cumplir. 2) Decir que porque el dólar se ha depreciado respecto del euro en los últimos años queda descalificado como sustituto del peso argentino, es, por decir lo menos, una desproporción.

    Comment by Nicolás — agosto 2, 2011 @ 1:54 pm

  16. Es como dice Ale. Los sindicatos, forman parte del problema. Los aportes patronales son elevadisimos, hecho que aumenta la precariedad laboral. En lugar de intentar elevar la recaudación por incremento de escala de producción y productividad de factor, aca se eleva con los b… que aportamos al fisco. O con las politicas inflacionarias que se mencionan aquí. Spock, menciona el tema de los controles de cambios en uno de sus ejemplos. Yo creo que, en la mayoria de los paises emergentes, estos controles existen (en lugares turisticos de Brasil, en lugar de mandarte una carta, directamente prohiben las casas de cambio legales) Es muy buena la respuesta que le da a Spock, acerca de como somos los argentinos. En lineas generales estoy de acuerdo con usted. PD: Coincido con Hernan A.

    Comment by Nicolás — agosto 2, 2011 @ 2:13 pm

  17. Gracias por su detallada respuesta sobre el Inflation Targeting. Intuía su respuesta, tanto las razones políticas como económicas. Concuerdo en que la reversibilidad de las instituciones económicas argentinas imposibilitaría una política monetaria de tal naturaleza y que por ende resulta óptimo adoptar otra moneda estable e importar inflación baja. Sin embargo, no termino de comprender las razones técnicas/económicas, pues ignorando outliers como la hiperinflación (Brasil también sufrió una), la velocidad de circulación es estable, aún en economías bimonetarias como la Argentina. Con un Inflation Targeting genuino no se esperan grandes devaluaciones que afecten la demanda de dinero, sino sutiles apreciaciones o depreciaciones que no creo que afecten la demanda de dinero transaccional. Gracias.

    Guillermo: La velocidad es estable porque el tipo de cambio (o la tasa de devaluación de la moneda nacional) es estable y previsible. A su vez, esta estabilidad y previsibilidad se debe a que el banco central tiene una montaña de reservas intern’les listas para intervenir en el mercado de cambios. Así es aquí. El mercado de cambios es el foco de la especulación macroeconómica argentina. La relación entre el dólar y los brasileños es distinta; habría que ver su historia inflacionaria. Si el BCRA no tuviera reservas, apuesto a que el tipo de cambio subiría por precaución ante el menor riesgo, aun con promesa de emisión cero. Hay grandes ejemplos de la relación entre reservas intern’les y velocidad de circulación. El "milagro de Bresciani-Turroni", referido a la hiperinflación alemana, es el ejemplo clásico. En medio de la crisis del corralito publiqué en Ambito Financiero este artículo. Te puede dar una buena idea del comportamiento histórico de la velocidad: http://www.jorgeavilaopina.com/?p=38

    Comment by Guillermo — agosto 2, 2011 @ 6:42 pm

  18. Dr. Avila, excelente artículo como siempre. Ud mencionó que en un IT "un súbito aumento de la velocidad no se pueda neutralizar por medio de una contracción de la oferta". Como se da esa contracción? Supongo que el BCRA compra esos pesos pesos contra venta de USD supongo. Una segunda consulta respecto al ciudadano común que compra USD en el mercado minorista. Quizás es una pregunta tonta pero yo recuerdo que las reservas del BCRA en tipo de cambio fijo son igual a los movimientos del balance de pagos. Entonces en que afecta al BCRA la compra de USD de los minoristas? O es el BCRA el que le vende a las casa de cambio los USDs. Pero aun así esta no sería una transacción dentro del balance de pagos por ser con residentes. Seguramente Ud me dará una respuesta convincente. Le admito que hago esta pregunta más de bronca que de otra cosa. Me molesta de sobremanera las restricciones a la compra de USD por AFIP, BCRA. Se pone como excusa el lavado de dinero, pero lo que en realidad quieren es que no se compren USD. Yo creo que pronto se limitará mas el acceso a los USD. Saludos

    Pablo S: 1) La oferta monetaria en un régimen de inflation targeting se reduce, normalmente, por medio de operaciones de mercado abierto contractivas: el banco central vende bonos y compra base monetaria. 2) La gente le compra dólares a las casas de cambio o a los bancos. Con los pesos recaudados, éstos le compran cantidades equivalentes de dólares al BCRA. De esta manera, una corrida cambiaria ocasiona una pérdida de reservas internacionales y una simultánea y proporcional contracción de la oferta de dinero. 3) Si Kirchner siguiera en el poder, es probable que el control de cambios se acentúe. En la actualidad, la brecha entre el dólar marginal y el oficial es de 4.8%. Poco en términos históricos. Durante la presidencia del Alfonsín era de 20%, cuando las cosas andaban bien. Durante la segunda presidencia de Perón (principios de la década de 1950), era de 500%. Pero una brecha de 5% ya es un incentivo atractivo para la subfacturación de exportaciones y la sobrefacturación de importaciones. 4) Si te interesa el tema, te sugiero leer "El Control de Cambios en la Argentina", FIEL, 1989.

    Comment by Pablo S — agosto 4, 2011 @ 1:22 pm

  19. Ud. cree en los milagros Profesor? Cómo haría ud. hoy para reequlibrar los precios relativos de la economía local? Deflacionando salarios por ejemplo? Cuánto duraría hoy un Ministro de Economía que propusiera aunque más no sea un congelamiento salarial junto al congelamiento del gasto público? No sea iluso Dr. Avila….

    Ernesto: 1) Tu comentario es irrespetuoso. 2) No entendiste el sentido del post.

    Comment by ernesto — agosto 4, 2011 @ 8:44 pm

  20. Dr, entiendo que este post no tiene que ver con lo que voy a preguntarle, pero usted siempre habla sobre el riesgo pais y el efecto que tiene sobre nuestra economía, que puede decir sobre este tema hoy, donde el riesgo país no creo que sea una medida válida de comparación? Si usted prefiere lo invito a responderme a mi correo.

    Marcos: ¿En qué evidencia fundás tu opinión?

    Comment by Marcos — agosto 5, 2011 @ 8:31 am

  21. Gracias Dr. Sabrá donde puedo obtener el libro "El Control de Cambios en la Argentina"? En internet no pude encontrar si sigue a la venta o en que librería está.

    Pablo S: Te puedo conseguir un ejemplar. Escribime por el email privado del blog.

    Comment by Pablo S — agosto 6, 2011 @ 4:15 pm

  22. Doctor Avila. Le envio un link que habla en contra del nacionalismo monetario. El artículo original fue publicado en el año 2007. Gracias.

    Guillermo: Te olvidaste de agregar el link.

    Comment by Guillermo — agosto 6, 2011 @ 4:32 pm

  23. Dr. Ávila, El paper que adjunta es muy sugerente, de lógica clara y evidencia aparentemente sólida. Su propuesta de desnacionalizar la moneda y la banca es razonable si la Argentina ha perdido efectivamente la capacidad de tener moneda denominada localmente. De acuerdo con su análisis, el peso es básicamente un zombi. Lamentablemente, el estado del discurso público hace improbable que estas ideas tengan el mínimo de consideración y debate que se merecen. Nuestra sociedad se ha vuelto profundamente anti-liberal. Nos hemos rendido a vivir perpetuamente en un juego de suma cero.

    Lucas: Gracias por tu respuesta y tu comentario.

    Comment by Lucas — agosto 7, 2011 @ 3:53 am

  24. Disculpe. El link es: http://www.elcato.org/por-favor-menos-bancos-centrales. Gracias.

    Guillermo: Excelente paper. La propuesta de Hanke y la mía (ver link en respuesta a Lucas, comment 10) son muy parecidas.

    Comment by Guillermo — agosto 7, 2011 @ 9:46 pm

  25. Jorge: Luego de sus respuestas sobre IT, le paso el link a un post que subí el lunes, con unos gráficos sobre la demanda de dinero en el período 1900-2004 http://lamaquinasedetiene.blogspot.com/2011/08/inflation-targeting-y-demanda-de-dinero.html. Saludos

    Guillermo: Muy bueno. Merecería algo más que un post. V dejó de caer hacia 2006. Desde entonces ha estado aumentando. En 2011 se ubica entre 12 y 13, a pesar de que el mercado está convencido de que el BCRA puede y quiere fijar el tipo de cambio. Considerá qué ocurriría si creyera que no puede (por falta de reservas) o que no quiere (por razones -medio incomprensibles- de política monetaria) fijarlo. Demás está decir que comparto tu conclusión.

    Comment by Guillermo — agosto 9, 2011 @ 5:57 pm

  26. Dr. Avila: Este debate ya se dió en el momento que explotó la burbuja en EEUU y cuando anticipé que apagar el fuego con nafta era suicida. Pues bien, el obsesivo Bernanke le dió a la maquinita de imprimir y vemos dónde llevó las cosas. Ni que hablar su par europeo (Banco Central) que desmoronó a Grecia, España, Portugal, Irlanda y la lista seguirá. Para la Argentina las desgracias aparecieron en 1935 con la creación del BCRA, herramienta fundamental para financiar todo tipo de desajustes y que la fiesta la paguen todos. EEUU no hizo nada diferente, porque por desgracia el ganador despues de Bretton Woods fue Keynes y no White y desde entonces la receta es "consumismo para todos". ¿Que otra cosa que autorización para seguir emitiendo es lo que exigía hace unos días en el Parlamento Obama? No hay moneda sana con emisión descontrolada y siempre habrá emisión descontrolada mientras exista el llamado "prestamista de última instancia". Se ha confundido, desde el abandono del patrón oro, liberalismo con libre mercado, circunstancias que son distintas, pero que han llevado a los "progres" a responsabilizar al liberalismo de todos los males cuando lo que se aplica en el mundo es un intervencionismo estatal a ultranza. Ese discurso es el que hay que dar. Los liberales, la gente del Cema, etc. por no atacar a EEUU y a las grandes potencias "Capitalistas, pero intervencionistas" le hacen pagar al liberalismo culpas que éste no tiene porque no las ha generado. No le gustan Hayek ó Mises, pues bien anclemos la moneda a un patrón fijo con encajes bancarios del 100% y rematemos el BCRA. Ud. me dirá que el remedio traerá consecuencia indeseables. La quimioterapia también, pero salva más vidas de las que mata. Gracias por su tiempo

    Osvaldo: Me parece que Ud. me critica sin saber qué pienso.

    Comment by Osvaldo — agosto 10, 2011 @ 9:14 pm

  27. Hablando de "devaluacionitis" me encontre con este video de Ron Paul y Ben Bernanke, creo que es del 2010, pero es muy rico en cuanto a los conceptos. Y además es muy actual y relevante por el titulo del post. Espero que les guste! http://www.youtube.com/watch?v=6cOq1BVfZ2g

    Mariano M: Es excelente. Tanto el inglés como el razonamiento de Paul son clarísimos. Bernanke no le respondió o se escapó por la tangente. Se ve que nació para político.

    Comment by Mariano M. — agosto 11, 2011 @ 11:16 am

  28. Dr. Avila: Dificilmente no sepa lo que Ud, piensa. Le reitero, en alguna ocasión me devolvió respuestas acerca de la necesidad del prestamista de última instancia y del llamado "encaje fraccionario". Puedo transcribírselas, si desea. En aquel entonces Ud. estaba a favor del salvataje de las entidades bancarias. Yo propiciaba que se cayeran sin red de contención para purificar el sistema. Ud. piensa que es imposible volver al patrón oro, cuando justamente Ron Paul propugna esta solución y a Ud. le parece excelente el post que recomienda Mariano M. Por otra parte no es una locura, lea este link : http://www.libremercado.com/2011-05-13/forbes-preve-el-regreso-al-patron-oro-en-cinco-anos-1276423212/ Es posible que la realidad haya trocado y que Ud. haya advertido, y no es una indignidad aceptarlo, que me asistía la razón cuando le vaticiné que lo peor estaba por venir si seguían emitiendo. Es lo que finalmente ocurrió. Demás está decir que si entro a este blog es porque comparto muchísimos de sus conceptos. Y pienso que el intercambio de ideas enriquece. De nuevo Gracias.

    Osvaldo: Trate de poner en contexto mis posts o comentarios. Un ejemplo: el patrón oro. Sí, claro, el link a la interpelación de Bernanke por Ron Paul me parece muy bueno. Pero esto no significa en absoluto que yo piense que el patrón oro es el mejor sistema monetario posible.

    Comment by Osvaldo — agosto 11, 2011 @ 6:37 pm

  29. Jorge, ¿no considera que el dólar corre la misma suerte (pero a escala mundial) de nuestro deterioro monetario?

    Pablo: Ni por asomo. ¿Tiene noción de la caída del poder de compra que experimentó el peso argentino desde la década de 1930?

    Comment by pablo — agosto 13, 2011 @ 12:08 pm

  30. La verdad Jorge es que estoy bastante desalentado con el resultado de las elecciones para presidente. Creo que cualquier solución como la que Ud. o algunos (pocos) más proponen no tendría ni por asomo alguna posibilidad de triunfar en elecciones abiertas. De hecho los más votados son los que más están, ideológicamente, en la vereda de enfrente. Son los que siguen promoviendo soluciones confiscatorias siempre para el lado de los que laburamos. Estoy harto de pagar impuestos para no tener ni siquiera la posibilidad de planificar y prever a un año vista. Y de que los negocios los hagan todos ellos. Gracias por el espacio y sus ideas.

    Pablo: Comparto su desaliento. En efecto, mis ideas no tienen la menor chance de considerarse, y mucho menos aplicarse, por la vía del debate democrático y las elecciones. Por eso es que no creo en la educación, el debate y el consenso como instrumentos para la reforma y la modernización de la Argentina. Sólo creo que en la fuerza de las circunstancias. (O en la fuerza de la restricción presupuestaria, diría un economista.)

    Comment by Pablo — agosto 14, 2011 @ 8:35 pm

  31. Jorge, dado los resultados de ayer, ¿No pensó en algún momento en la idea de radicarse a otro país? Le juro que yo quedé desanimado. Así las cosas, estoy pensando en recibirme pronto de contador (tengo 27 años recién cumplidos la semana pasada) y hacer las valijas en algún momento; vemos que pasa, pero así las cosas siento que vivimos en el país equivocado. Que el país que quiere la mayoría está representado por poco más del 50% de los votos.

    Andrés: Cuando tenía tu edad, yo sólo pensaba en regresar y en hacer carrera en mi país. Veinticinco años después, sabía que me había equivocado pero ya no tenía posibilidades interesantes de ubicarme afuera. No te vendría mal una intensa experiencia en un país avanzado. En vista de nuestra sostenida decadencia, nadie tendría autoridad para criticarte si decidieras emigrar.

    Comment by Andrés — agosto 15, 2011 @ 10:42 pm

  32. Doctor Avila. No estoy ni desanimado ni desalentado. ¡ESTOY AMARGADO! No puede ser que triunfe la demagogia. Saludos.

    Guillermo: A ppios. del s. XXI siguen ganando los bárbaros. Con otro envoltorio, pero bárbaros al fin.

    Comment by Guillermo — agosto 16, 2011 @ 8:32 pm

  33. Dr, viendo el link al video de youtube del comentario 27, me produce un sentimiento seguido de otro; primero envidia, porque aqui un representante opositor (ni oficialista) no puede ni siquiera soñar en hacer esas preguntas a la presidente del BCRA; y pena, por envidiar algo que debería ser completamente normal. Saludos

    Comment by Bruno — agosto 17, 2011 @ 12:02 am

  34. Dr. Avila, Yo tengo un justificativo a la necesidad de abandono del peso. El balance de pagos muestra las variaciones en las reservas internacionales, peo esto no incluye las pérdidas de reservas por compras minoristas o huida de la moneda nacional local. Es decir que el país puede perder reservas de manera instantánea no sólo por la salida de capitales, sino por variación de reservas con los propios residentes. Esto es lo que está fuera del balance de pagos e incrementa la volatilidad del país. Espero Ud esté de acuerdo.

    Jorge Alfonso: Toda vez que alguien huye de la moneda nacional, alguien le vende dólares. En un régimen de tipo de cambio fijo como sigue siendo éste, el vendedor último de dólares es el BCRA. La caída de las reservas internacionales es un déficit de balanza de pagos. Como verá, las compras minoristas sí están adentro de la balanza de pagos.

    Comment by Jorge Alfonso — agosto 17, 2011 @ 10:20 am

  35. La explicación de porque gana ahora el oficialismo, esta dado por la acción conjunta de varias cosas: a) el manejo de los medios: radios, revistas, TV, cine, internet en redes sociales, etc. b) el sacarse de encima la opción real, o sea el candidato realmente peligroso que representaba una opción real (hablamos de Macri), c) la división total de la mal llamada oposición para dividirle los votos y por último d) el famoso voto cautivo arrastrado por Scioli en Bs As, Los intendentes y gobernadores en el resto del país. Este voto, en provincia de Bs. As. se calcula en un 32 %. La prueba de lo expuesto esta dada por el hecho de que, en el 2009 el kirchnerismo ya había perdido contra Macri y De Narvaez, tanto en provincia como en capital federal. ————————————— EL Voto cautivo, es decir, votar al gobernante, es más fuerte en los partidos y provincias pobres y afecta menos a provincias y municipios ricos. Por esto en Santiago del Estero (fue más del 80%), en Formosa (70%), Catamarca el 63,75 %. Con respecto a los partido del gran Bs.As., vemos que en San Isidro, Vicente Lopez y Malvinas Argentinas, el Kirchnerismo perdió y en la Matanza gana con el 59 %. Esto tambien le explicará a Ud. el porque los Kirchner le impusieron a Intendentes y gobernadores las listas colectoras, aún cuando no fueran a asumir el cargo. Nuestros diarios explican lo anteriormente expuesto de la siguiente forma: "Nadie salió segundo. Muy lejos de ordenar el tablero, los resultados de ayer confirmaron que la incapacidad de la oposición para ofrecer opciones atractivas está bien en pie. También que el armado de frentes y alianzas a cualquier precio siempre se paga caro." ————– Es decir, el seudo periodismo instalado en los medios, explican lo sucedido por el lado de que la oposición se equivoca, en vez de aclarar al desprevenido votante, que oposición es inexistente. Hábil desviación para continuar sin corregir el problema de fondo, que la falta de opciones: ¿Dónde estaban Mauricio Macri, Julio Cobos y Carlos Reuteman?. Ninguno de ellos estuvo, pues no hay democracia suficiente para crear partidos politicos nuevos, y por ello, Alfonsín desplaza a Cobos, Macri no tiene partido nacional y Reuteman es deplazado por el peronismo tradicional. Los partidos son monopolicos y cerrados y por ello imponen todo al resto de la sociedad: y por esto decimos que no existe democracia para elegir candidatos.

    Eduardo: Ando con poco tiempo. Luego te respondo.

    Comment by eduardo — agosto 17, 2011 @ 5:31 pm

  36. Para aquellos que estan deprimidos por el resultado de las internas, recomiendo no creer todo lo que dicen nuestros diarios y ver analisis menos oficialistas (http://eduardo2300.wordpress.com/2011/08/15/internas-del-14-ago-2011/)

    Comment by eduardo — agosto 18, 2011 @ 11:06 am

  37. Espero su comentario acerca de las elecciones. La verdad, de no creer!

    Nicolás: Ando con poco tiempo. Pronto publicaré mi opinión sobre esta cuestión y sobre la situación económica mundial.

    Comment by Nicolas — agosto 18, 2011 @ 12:59 pm

  38. Jorge, casi inmediatamente después de haber leído el enlace que voy a poner, me acordé de un post en donde mencionaba el achicamiento de la economía argentina dentro de lo que es América Latina: http://www.dinero.com/actualidad/economia/articulo/colombia-sera-tercera-economia-america-latina/133103.

    Andrés: Notable. Ojalá sirva para que los políticos y los empresarios proteccionistas sientan vergüenza del rumbo que le vienen dando al país. Son responsables de un crimen de lesa patria.

    Comment by Andrés — agosto 19, 2011 @ 4:18 pm

  39. Un dato que me parece interesante rescatar:en 1995 Menem fue reelecto con el 49% de los votos, y ya había implementado las privatizaciones, la convertibilidad y la desrregulación de la economía. La gente lo voto pq le estaba yendo bien, lo mismo que ahora, muchos ven que les va bien y votan al que esta, por el solo hecho de que es el que esta. No lo digo como un juicio de valor despreciativo, simplemente que la gente que hoy vota un gobierno, el día de mañana puede votar uno diametralmente opuesto.

    Ale: Lo mismo creo.

    Comment by Ale — agosto 20, 2011 @ 6:32 pm

  40. Estimado Jorge, fui alumno suyo en la licenciatura en economía en la UCEMA. Le quería pedir si podría mandarme a mi correo un listado de libros que me pueda recomendar para seguir leyendo economía, en especial de Milton Friedman. Creo que usted tiene el criterio adecuado para decirme en que orden leerlos. También me interesaría leer más de Hayek. ¿Qué me recomienda?? Gracias y disculpe la molestia.

    Roberto: Puedo hacerte la lista con mucho gusto. El próximo viernes, cuando tenga más tiempo, volvé a mirar este comentario. PD: Mirá el comment Nº 45.

    Comment by Roberto — agosto 22, 2011 @ 12:57 am

  41. Atribuyo el desastre de la oposición al hecho concreto de que todos los candidatos decidieron "copiar" el discurso "K". Todos pensaron "si no regalo algo no me votan". La gente la hizo fácil, entre votar a alguien que me promete lo mismo que Cristina (y capaz que después no me lo dá)y votar al proselitismo original, ¿para que votar la copia? El discurso liberal no tuvo exponente así que ahora es doble la derrota. Si hubieran perdido con un discurso liberal de derecha hoy por lo menos tendrían mis respetos (y el de muchos argentinos), pero ni siquiera eso consiguieron. La pérdida de las elecciones no fue mas que la consecuencia de la pérdida de los valores que nuestros políticos intentan representar. Gracias Dr. este espacio.-

    Comment by Rodolfo Cosentino — agosto 22, 2011 @ 7:57 pm

  42. Jorge, no sé si pensará lo mismo, pero creo que en un eventual tercer período oficialista, se puede llegar a terminar la fiesta y sobretodo si las condiciones externas empeoran. Acá dejo dos pruebas al respecto: http://www.periodismodeverdad.com.ar/2011/07/27/alarmante-descapitalizacion-del-bcra-por-agustin-monteverde/ http://www.urgente24.com/noticias/val/12598-112/gravisimo-el-despilfarro-de-la-plata-de-los-jubilados-llevo-al-%E2%80%9Cdefault-previsional.html Si bien es cierto que el común de la gente no tiene por qué saber, por ejemplo, como se compone el balance del BCRA, sí habría que demostrar porqué es insostenible el "modelo" a largo plazo.

    Andrés: Cristina K, Boudou y Bossio deberían explicar ante un tribunal por qué el ANSES no tiene plata para pagar los juicios ganados por los jubilados y sí la tiene para financiar campañas oficialistas, el fondo del bicentenario, subsidios a los trenes, la electricidad y el gas con tarifas congeladas, piqueteros y otras extravagancias. También deberían ir a juicio por estatizar las AFJPs pese a que el público se había expresado a favor del sistema privado de capitalización.

    Comment by Andrés — agosto 22, 2011 @ 9:32 pm

  43. Todas las notas tienen que ser criticas? Si vamos en un camino, no seria mejor analizar posibles proximos pasos, en vez de decir q tendriamos que hacer lo totalmente antagonico, siendo esto algo totalmente poco util, un humilde opinion que anhela que sus excelentes conocimientos ayuden al pais y a la sociedad en general. saludos, muchas gracias.

    Matías: Tengo dos alternativas al escribir el blog: a) aplaudir lo bueno; b) criticar lo malo. ¿A quién ayudo aplaudiendo lo bueno? Por otra parte, ¿dónde está lo bueno en materia comercial, fiscal, monetaria, bancaria, de regulación de mercados, de respeto de la propiedad y los contratos? Criticando lo malo ayudo a los que quieran leer o escuchar o abrir la mente.

    Comment by MATIAS — agosto 24, 2011 @ 10:30 am

  44. Nota de The Economist sobre metas de PBI nominal: http://www.economist.com/node/21526886

    Comment by Lucas — agosto 27, 2011 @ 4:16 am

  45. Estimado Jorge, Recuerde el listado de libros que le había pedido. Saludos!

    Roberto: 1) Esta es mi lista de libros y artículos importantes en teoría, política y sistemas monetarios. Falta el enfoque monetario del balance de pagos, por Jacob Frenkel y Harry Johnson. Saqué la lista de la referencia bibliográfica de “Internacionalización Monetaria y Bancaria.” Documento de Trabajo Nº 285, UCEMA, diciembre de 2004; http://ideas.repec.org/p/cem/doctra/285.html

    Bagehot, W. (1873): Lombard Street. Reimpreso por John Wiley & Sons, 1999.

    Dowd, K. (1996): Laissez-Faire Banking. Routledge.

    Cagan, P. (1956): “The Monetary Dynamics of Hyperinflation.” M. Friedman (comp.): Studies in the Quantity Theory of Money. The University of Chicago Press.

    Friedman, M. (1960): A Program for Monetary Stability. Fordham University Press.

    Friedman, M. y A. Schwartz (1963): A Monetary History of the United States, 1867-1960. NBER, Princeton University Press.

    Hayek, F. (1978): Denationalisation of Money. The Institute of Economic Affairs.

    Heymann, D. (1986): “Las Grandes Inflaciones: Características y Estabilización.” CEPAL (comp.): Tres Ensayos sobre Inflación y Políticas de Estabilización. Documento de trabajo Nº 18, febrero.

    Hicks, J. (1967): “Monetary Theory and History: an Attempt at Perspective.” Critical Essays in Monetary Theory. Oxford Clarendon Press.

    Mundell, R. (2000): “Currency Areas, Exchange Rate Systems and International Monetary Reform.” Journal of Applied Economics, November.

    Phillips, R. (1995): The Chicago Plan & New Deal Banking Reform. M. E. Sharpe.

    Sargent, T. (1986): “The Ends of Four Big Inflations.” Rational Expectations and Inflation. Harper & Row Publishers.

    Selgin, G. (1988): The Theory of Free Banking (Money Supply Under Competitive Note Issue). Rowman & Littlefield.

    Simons, H. (1948): “A Positive Program for Laissez Faire. Some Proposals for a Liberal Economic Policy.” Economic Policy for a Free Society. The University of Chicago Press.

    Thornton, H. (1802): Paper Credit. Reimpreso por George Allen and Unwin Ltd., 1939.

    Comment by Roberto — septiembre 2, 2011 @ 1:22 pm

  46. Estimado Jorge, me encuentro haciendo revisionismo de la post crisis 2001 (por interes o masoquismo personal), y me encuentro con una gestion muy mala de Cavallo y Remes, ahora bien qué opinión le merece la de Lavagna, ¿logro el desendeudamiento del pais? ¿fue firme con el FMI? ¿se despego temprano de la etapa inflacionaria, o bien lo pasaron por arriba? Atte.

    Pablo: 1) La deuda pública bajó durante su ministerio (si no se computan los bonos que emitió a cambio de los depósitos atrapados en el corralón). Prefirió contener el gasto público y no recurrir a la emisión monetaria (en rigor, no podía hacerlo pues adoptó un tipo de cambio fijo, o convertibilidad informal, de 3 pesos por dólar mientras declaraba al periodismo que había una flotación administrada). 2) ¿Qué significa ser firme con el FMI? 3) Se despegó, o Kirchner lo despegó, cuando la inflación rompía la barrera del 10% anual. 4) Si hubiera permanecido a cargo del ministerio, la política de gasto público habría sido más prudente y quizá la inflación menor.

    Comment by pablo — septiembre 3, 2011 @ 11:13 am

  47. Profesor, fui alumno suyo del MAE. A pesar de que usted siempre aclaró que la Micro no es de su mayor agrado ya que le atrae la Macro, su materia fue una de las más interesantes que he tenido. Comparto con usted el análisis que hace (somos un país pro-déficit y pro-inflación). Personalmente, y especialmente después de estas últimas elecciones, creo que la solución para nuestro país sería sólo un milagro. Mi mayor temor en este momento ya ni siquiera es el futuro económico sino si mis libertades civiles se conservarán. Sé que sueno paranoico pero lo que veo que se pergeña es realmente desalentador… y ya estoy muy grande como para irme a probar suerte afuera. Al principio me parecía divertido y hasta me reía cuando el gobierno le decía a la gente cosas como que utilizar las reservas no tenía impacto alguno. Pero a medida que veo que este gobierno se fortalece en su forma autoritaria… me preocupa. La línea que divide al autoritarismo del totalitarismo es muy delgada… se cruza con sólo ejercer un poco de fuerza.

    Juan Pablo: 1) La microeconomía no me desagrada, simplemente no me fascina como la macroeconomía y la teoría monetaria. Te agradezco mucho la opinión sobre la materia que te di. 2) No es agradable convivir con paranoicos, aunque cada vez creo que es más cierto el dicho según el cual sólo los paranoicos sobreviven. 3) Sí, la probabilidad de una chavización de la Argentina es significativa. Roberto Cachanosky lo predicaba a principios del gobierno kirchnerista. Cuánta razón tenía.

    Comment by Juan Pablo — septiembre 6, 2011 @ 4:00 am

  48. Estimado Jorge, muchas gracias por la lista de libros. Disculpe la molestia! Espero que varios de sus lectores también la disfruten.

    Roberto: Si tenés alguna pregunta sobre la forma o el orden de encarar la lectura, hacémela.

    Comment by Roberto — septiembre 12, 2011 @ 8:38 pm

  49. Que pasa Dr, no postea más? Las elecciones han callado a todos los opositores. Vamos ánimo! Estamos ávidos de sus opiniones

    Fernando: Hasta principios de este año yo esperaba una renovación política en Argentina. Creía que estaba por iniciarse un ciclo libre empresista. El contundente resultado de las elecciones primarias alejó toda esperanza en tal sentido. Pero esta desilusión no es la causa de mi inactividad bloguera. Hace dos meses que ando con molestias de salud y trámites que no puedo delegar, aparte de mi carga de trabajo habitual. Ya volveré. Gracias por el mensaje.

    Comment by Fernando — septiembre 20, 2011 @ 4:50 pm

  50. Dr. Avila me sumo al mensaje de Fernando y le deseo pronta mejoría. Realmente, a través de su blog, he aprendido muchísimo. No solo se trata de economía en muchos momentos de "desilusión"; su forma de pensar me rescató de suponer que estaba solo con estas ideas. Gracias a este espacio y a otros, como el de "economía para todos", sé que no estamos solos. Y en su caso mas aún que el de Cachanosky. Note que en el blog de Roberto ya no se puede opinar porque se cansó de los insultos (una verdadera pérdida). Felicitaciones y siga adelante. No todo cae en saco roto.

    Rodolfo: Gracias por su interés en mi salud y por su buena opinión de mi blog. Ya ando un poco mejor.

    Comment by Rodolfo Cosentino — septiembre 28, 2011 @ 9:25 pm

  51. Doctor Avila: Antes que nada, le deseo una pronta recuperacion y bienestar de salud. Leo su blog asiduamente desde cualquier lugar del mundo donde estoy; en este momento, en Singapur. Estoy muy dolorido por el resultado de las elecciones primarias. Me disgusta pensar el rumbo institucional – no ya siquiera economico o politico- que lleva la Argentina. No puedo entender cómo sectores de clase media pueden votar a CFK. Sueño con volver a Argentina y ver a mi pais en un camino de desarrollo y premio al merito. Me acordaba recien de sus debates en TN con Hugo Moyano, durante la convertibilidad (mi memoria me lleva sobre todo a la etapa del gobierno de De la Rua); cuando lo que Ud. defendia eran sus ideas y no un interes personal y/o politico como Moyano. Ud. era claro; yo todavia conservo como esperanza algunos hechos: – a DLR y Cavallo los tuvieron que echar con un golpe para devaluar y confiscar. El pueblo no autorizo nada de eso. – En 2009 los K perdieron. Se les puede ganar a los K y puede volver la libre empresa a la Argentina, algun dia. Sin embargo, creo que es tambien necesario expresar el dolor y la pena por este momento. Saludos afectuosos y le agradezco mucho de manera personal su blog. Nos estimula y hace bien.

    Santiago: Te agradezco mucho tus comentarios. ¿Qué puedo agregar sobre el rumbo argentino? Hasta marzo pasado, estuve convencido de que en 2011 el país giraría hacia la centro-derecha, la libre empresa y la división de poderes (Congreso, jueces y gobernadores un poco menos obsecuentes del poder central). Me equivoqué. La bonanza de nuestros productos primarios de exportación todo lo puede. En vez de tomar nota de una inflación de 25% anual, una inseguridad jurídica muy costosa para el inversor, una inseguridad en las calles amenazante y una infraestructura pública que se cae a pedazos, los votantes decidieron privilegiar su situación económica personal. No los culpo. Los gobiernos de centro derecha y los ministros de economía conservadores que tuvimos en los últimos 45 años no fueron capaces de ofrecer algo que fuera mejor a los ojos del gran público. Cuando llegue la oportunidad de gobernar de nuevo, no sólo habrá que evitar errores técnicos y políticos, también habrá que pedirle a Dios mucha suerte. Es decir, buenos precios internacionales, estabilidad financiera en la región y el mundo, y honestidad y justicia en la gestión para minimizar el rencor de los opositores y de los que resulten perdedores en el camino hacia el libre comercio.

    Comment by Santiago — octubre 1, 2011 @ 3:25 pm

  52. La quiero ver a Kristina gobernando con una soja a u$s 400 o menos. Y ni que hablar si Brasil sigue devaluando. Vamos a ver cuanto aguanta el tercer mandato K.

    Comment by Hernán A. — octubre 3, 2011 @ 7:13 pm

  53. Hola Jorge, consulto tu blog para aprender de economía, tus documentos me parecen muy didácticos y esclarecedores. Te quería hacer una pregunta, desde mi ignorancia por no ser economista sino solo un aficionado a ella. Cuando decís que el gobierno primero devalúa el peso. ¿Como hace esta devaluación? ¿La devaluación no se produce por el valor del peso en el mercado, una vez que el BCRA aumenta su emisión y aumenta la base monetaria? gracias! Damian

    Damián: Un gobierno puede devaluar su moneda de dos maneras: indirecta y directa. En un régimen de flotación, induce una depreciación de ella cuando expande la oferta monetaria por encima de la demanda de dinero, la cual está más o menos atada al crecimiento de la actividad económica. Esta es la forma indirecta. En un régimen de fijación, toma la decisión de devaluarla y sale a comprar y vender moneda nacional a cambio de moneda de reserva (el dólar en el caso argentino) a un tipo de cambio más alto. Esta es la forma directa. Notá que el mercado "deprecia" la moneda nacional (por acción inicial del gobierno) y que el gobierno la "devalúa".

    Comment by damian — enero 4, 2012 @ 9:22 am

  54. por cierto: esta frase es la que más me cuesta entender: "primero el impuesto (inflacionario?) se devenga por medio de la devaluación y después el gobierno lo realiza (el impuesto inflacionario?) en el momento de gastarlo (las utilidades?)"

    Damián: El gobierno devalúa, el nivel de precios sube (se encarece la canasta de consumo típica) y el dinero nacional pierde poder de compra en relación inversa con la devaluación. La gente paga el impuesto inflacionario (el impuesto se devenga). Pero el aumento del nivel de precios reduce la cantidad de saldos monetaios reales por debajo de la cantidad deseada por la gente, la economía se vuelve ilíquida y sube la tasa de interés. Para restaurar la liquidez, el gobierno entra al mercado de cambios y compra dólares a cambio de pesos. Acumula así dólares en el banco central. Esta ganancia de dólares es la recaudación del impuesto inflacionario (el impuesto se realiza).

    Comment by damian — enero 4, 2012 @ 9:27 am

  55. Muchas gracias Jorge. Le debo, como mínimo, un buen vino. Un afectuoso saludo. Damián

    Comment by damian — enero 10, 2012 @ 4:08 pm

  56. Estimado Jorge, Concuerdo plentamente con su post. Quisiera remarcar que en la Argentina desde el 30 y el 40, la derecha conservadora favorece una economía basada en devaluación, control de cambios y proteccionismo. Precisamente, fue en la época de Justo–cuando comienzan a estar en boga las ideas nacionalistas–que el sector agropecuario apoya las Juntas reguladoras, que subsidiaban al campo con la recaudación obtenida vía control de cambios (la diferencia entre la punta vendedora y compradora en el mercado oficial iba a parar a los sobreprecios que pagaban las Juntas). Lo más gracioso es que por entonces se recurría a la importación para abastecer a las industrias nacientes de maquinaria e insumos, o sea que la industria pagaba para mantener al campo vía ese monopsonio reaccionario que habían creado los conservadores. Así es como, desde entonces hasta hoy, tenemos una derecha más o menos "tradicional", ligada a la actividad agropecuaria que favorece el proteccionismo y las manipulaciones monetarias. En la Argentina no hay una derecha liberal que sea apoyada por una clase social poderosa. Lo poco de liberalismo que hay está en cierta clase media preterida y de profesionales que advierte el problema pero no tiene quién la represente.

    Pablo C: Así es. En la Argentina sobran los conservadores, tanto votantes como políticos, pero hay escasos votantes liberales y ningún político liberal.

    Comment by Pablo C — febrero 1, 2012 @ 12:33 pm

  57. Lo que es peor, Dr. Ávila, es que a ningún sector con poder económico le conviene el liberalismo hoy. Ningún sector con poder real apoya una agenda liberal. Las elites argentinas son antiliberales.

    Comment by Pablo C — febrero 3, 2012 @ 12:56 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol