La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

febrero 10, 2011

Boom económico sanjuanino

Filed under: Gráfica — Jorge Avila @ 9:15 pm

Como ustedes saben, viví en San Juan hasta los 18 años y desde entonces viajo con regularidad a la provincia para visitar a mis familiares. Estoy más o menos al tanto de la evolución política y económica de la provincia por mis visitas y gracias a los comentarios de mis hermanos, primos y amigos que allá viven y trabajan.

San Juan es una provincia pobre y remota. Tiene el 1.5% de la población del país y produce el 1% del PBI nacional. Está a 1100 km del puerto de Buenos Aires y a unos 500 km del puerto de Coquimbo, aunque de poco sirve la relativa cercanía al puerto chileno pues para llegar a éste hay que atravesar el murallón de los Andes. En 1998 (no tengo datos recientes), el ingreso por habitante de la provincia rondaba u$s 5000 por año, en tanto que el correspondiente a la ciudad de Buenos Aires andaba en 25000 y el del promedio del país, en 8000. San Juan pertenece, entonces, a la clase media baja del país.

Más de una causa explica la relativa pobreza sanjuanina. Su lejanía física y económica de los puertos de río y de mar, una larga secuencia de malos gobiernos (casi todos interrumpidos por intervenciones federales o golpes de estado nacionales hasta la crisis de 2002) y una organización económica nacional que la castiga especialmente.

San Juan necesita transporte barato, pero el transporte es caro en Argentina por varias razones: a) Las rutas nacionales son malas. Basta comparar el estado de la ruta Nº 7 (me refiero tanto al mantenimiento como a la cantidad de carriles) con el de la ruta Nº 5 de Chile para tener una idea cabal del sobrecosto que debe sufragar la producción sanjuanina por este concepto. b) Para volar de San Juan a Salta, Corrientes o Neuquén, un sanjuanino debe venir primero al aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires, y aquí esperar al vuelo que lo llevará a su destino final. Los gobiernos nacionales se han opuesto o desconocido en forma sistemática la necesidad de una desregulación aérea. Una política de "cielos abiertos" estimularía el desarrollo de pequeñas companías privadas de aviación que ofrecerían vuelos económicos directos entre las capitales provinciales. c) En Argentina las naftas son caras y los autos, camionetas, camiones y ómnibus son muy caros. La causa de esta última distorsión es el proteccionismo industrial, es decir, las trabas a la libre importación de autos y de productos industriales en general.

La provincia de San Juan produce esencialmente commodities: uva, aceitunas, vinos, aceites, conservas y minerales. Es bien sabido que un productor de commodities de exportación es castigado por una política desarrollista de sustitución de importaciones manufactureras. Sabemos por Abba Lerner que un impuesto a la importación es ni más ni menos que un impuesto a la exportación. Hace 80 años que la economía sanjuanina, como la mayoría de las economías del oeste y el norte del país, sufre el rampante proteccionismo que alientan el lobby de la UIA y los gobiernos ignorantes y populistas que creen que hacen patria por medio de esta organización económica.

La superficie de la provincia es montañosa en un 80%. Para desarrollar la minería, una real obsesión de los gobernantes sanjuaninos, Sarmiento contrató hace 150 años ingenieros europeos y norteamericanos y fundó hace 140 años la Escuela de Minas en la que yo estudié. Pero ¿cómo desarrollarla sin la propiedad privada del subsuelo? Las leyes nacionales no la permiten. Con ella las inversiones mineras resultarían más seguras. La provincia ha intentado atenuar esta falencia por medio de un acuerdo de estabilidad tributaria que asegura a los inversores un tratamiento impositivo irrevocable por un plazo de 30 años.

En medio de esta organización económico-institucional tan adversa, la provincia se las ha arreglado para sobrevivir merced al lobby en Buenos Aires. Gobernadores volubles a los presidentes de la Nación han conseguido sucesivas prebendas que ha pagado el resto del país: a) una participación en la distribución de los fondos de copaticipación federal largamente en exceso del peso económico y poblacional de la provincia; b) una promoción industrial financiada mediante la exención del IVA y el impuesto a las Ganancias; c) aportes no reintegrables del Tesoro Nacional, entre otros subsidios. De esta forma, San Juan ha podido pagar los sueldos de sus empleados públicos y hacer obras públicas de relieve, tales como el Centro Cívico, diques, escuelas y hospitales (reforma y ampliación del Hospital Rawson). Desde la centralización de la recaudación impositiva en la década de 1930, puede decirse que el país, y San Juan con él, funciona en el marco de una organización unitaria. Los gobernadores sanjuaninos han sido empleados del presidente de la Nación; a cambio de la autonomía de la provincia, la Nación ha girado fondos recaudados en el resto del país.

Pero las prebendas así obtenidas no permitieron progreso real. En el período 1980-1990 el PBI provincial cayó por debajo del puntano, tal vez por primera vez en la historia. A partir de 2002, gracias a la gran trepada del precio internacional de las commodities que beneficia a América latina, la suerte de la provincia cambió en forma notable. Las commodities más la diligente gestión del gobernador Gioja (2003-2011) son los factores responsables de un boom económico provincial que pocos han advertido.

San Juan Exports.jpg

Según datos que aún no pude comprobar en forma fehaciente, San Juan habría recibido la mitad de la inversión externa directa que llegó al país en 2010. En un país que repele a la inversión extranjera, la provincia la atrae como un magneto. El oro es el motivo. Las grandes inversiones en la explotación del metal en el departamento de Iglesia han creado mucho empleo, aumentado sensiblemente la base imponible provincial y provocado un boom exportador como ilustra el gráfico. Entre 2002 y 2010, las exportaciones de la provincia crecieron un 1300% (se multiplicaron por 14, expresadas en dólares corrientes), situando a San Juan en el primer puesto del ranking de crecimiento exportador del país. Sin considerar el oro, las exportaciones sanjuaninas también crecieron más que las de las restantes provincias. O sea que el oro no es toda la explicación del fenómeno; la expansión económica ha sido generalizada; la producción de vinos y otros productos de la agro-industria también ha sido importante. De hecho, el PBI provincial se duplicó en dicho período; creció incluso más que el de las restantes provincias (datos oficiales).

Los expertos afirman que el alto precio de las commodities no es un fenómeno pasajero pues responde a un cambio en la estructura económica mundial: la emergencia de China como potencia económica y su gran demanda de commodities. Esto favorece a San Juan y a todo el Interior productor de materias primas de exportación. Pero aleja la posibilidad de la reforma estructural. El horizonte en este sentido es desalentador. Máxime después de comprobar el anti-capitalismo que se esconde en los reclamos de grupos ecologistas que quieren limitar, sino erradicar, la producción minera. Las pintadas en las paredes sanjuaninas y las votaciones del Congreso (ley de protección de los glaciares) son testimonios del fervor de la izquierda verde.

13 Comments »

  1. Profesor Avila: Escribe un sanjuanino, que tiene como máxima que "sin rentabilidad privada no hay justicia social", y que como Ud. dice sin ALCA e integración al mundo, Argentina seguirá en el atraso y en el populismo. Ahora bien, en el mundo que funciona, que Ud. conoce bien, NADIE REGALA NADA. No le parece que resultaría muy capitalista discutir con las empresas mineras un reparto más equitativo de la riqueza que extraen, con mucha inversión estatal producto de subsidios, eximisión de impuestos, tasas, sin seguro para el pasivo ambiental, y como contrapretación solo dejan regalías del 3% a boca de mina¡¡¡ a declaración jurada de las propias mineras!!! Las cifras de exportaciones no son producto de empresarios sanjuaninos pujantes y emprendedores sino de un par de empresas extranjeras que están haciendo un maravilloso negocio, que aún sería fantástico si el reparto fuera por partes iguales y asumiendo el riesgo ambiental a 30 años del cierre de la mina como acontece en Canadá y no por 7 años como en Argentina. Ojo, pretendo que vengan cientos, miles de empresas extranjeras a San Juan y a toda la Argentina, pero al capitalismo se lo defiende maximizando las ganancias propias, no las ajenas. Estimo además que Ud. omite que Argentina carece de un sistema ferroviario "decente" y ello ayudaría muchísimo a la producción de todo el interior y a debilitar a monstruitos que pueden paralizar al país y derribar o condicionar gobiernos. Por último Gioja es sinónimo de atraso en San Juan, pues una economía requiere de instituciones fuertes, y aquel ha destrozado todos los mecánimos institucionales habidos ( Corte adicta, prensa propia o comprada, predominio absoluto en el Poder Legislativo y en todas las municipalidades, sindicatos amigos o silenciados, empresarios prebendarios y mucho populismo, de toda clase y pelaje ) , y ahora va por el último obstáculo para ser otro Kirchner la re- re- elección indefinida. Un saludo fraternal.

    Mario A: 1) En efecto, nadie regala nada. Esta hipótesis es un buen punto de partida. ¿Por qué entonces supone Ud. que el Estado sanjuanino les ha regalado a las empresas mineras subsidios y exenciones impositivas, no les exige un seguro ambiental y encima costea inversiones que facilitan este tipo de emprendimientos? ¿Por qué cree Ud. que el actual gobernador, y quizá también los pasados y futuros gobernadores, prefiere regalar dinero muy escaso a las mineras en lugar de gastarlo con otros fines? ¿Será porque Gioja y quienes lo votaron son unos tontos? ¿Será porque Gioja y su grupo de gobierno se quedan con una parte del dinero que se regala a las mineras? Me parece que si el estado sanjuanino no les hubiera "regalado" esos subsidios las mineras no habrían pisado San Juan. ¿Por qué motivo? Por la crónica inestabilidad macroeconómica e inseguridad jurídica argentina, que se manifiesta en la prima de riesgo-país más alta del mundo entre 1974 y el presente. Los subsidios y prebendas que Ud. enumera han intentado neutralizar esa elevadísma prima a fin de tornar atractiva la inversión minera en San Juan. El alto precio mundial de los metales preciosos desde 2003 debe haber elevado en buena medida la rentabilidad de las mineras, pero el clima de hostilidad hacia la libre empresa que caracteriza al gobierno kirchnerista ha operado en contra (sabrá que nuestro país, en los años 2000, recibió menos inversión externa directa que economías mucho más chicas, tales como Chile, Perú y Colombia). Creo que la solución es bajar drásticamente el riesgo-argentino, eliminar subsidios y exenciones, asegurar la propiedad privada del subsuelo y que las empresas mineras y los dueños de las tierras con aptitud para la minería paguen los impuestos convencionales: a las ganancias, valor agregado, inmobiliario, etc. Sin regalías, ya que las minas serán privadas, pero pagando el seguro ambiental que les corresponda de acuerdo con los resultados de estudios que realicen organismos internacionales de reconocido prestigio. 2) Sobre el FF.CC. sólo puedo decirle que en el mundo el transporte de cargas de larga distancia es rentable y que el de pasajeros no lo es. Cuando llegue a la Nación un nuevo gobierno que trate de resolver los problemas en vez de esconderlos o de echarle la culpa a otros de su existencia, debería reverse la conveniencia de un sistema de trenes privado para transporte de cargas entre San Juan y los puertos. Quizá el volumen de carga sanjuanino de la década de 1990 no lo hacía rentable; quizá el actual lo haga rentable. 3) De Gioja yo rescato su habilidad para el lobby en Buenos Aires y otros ámbitos y su dinamismo. Ha sabido sacar el máximo provecho del contexto económico-institucional que le tocó en suerte. Para lo cual aplaudió y aprobó acciones y políticas del gobierno kirchnerista deplorables (estatización de AFJP, retenciones y bloqueos de exportaciones, cortes y piquetes en rutas y puentes y mil barbaridades más). Gioja no fue responsable de estas aberraciones pero jamás elevó una crítica como sí lo hubiera hecho un verdadero hombre de estado.

    Comment por Mario Arancibia — febrero 11, 2011 @ 7:06 pm

  2. Dr. Avila: nobleza obliga, no le puedo dejar pasar ésta. Me llama la atención que usted que pregona la apertura comercial irrestricta y odia a los muchachos de la UIA por sus prerrogativas conseguidas con su poder de lobby, esté a favor de las increíbles concesiones (regalos) que Gioia le hizo a la Barrick Gold. ¿Por qué una industria manufacturera argentina que tiene que pagar IVA del 21 %, Ingresos Brutos del 4 % (gane o pierda), Impuesto al Cheque y toda la gama de impuestos distorsivos que castiga a la industria nacional, según usted se la tiene que bancar y competir de igual a igual con empresas extranjeras – norteamericanas, europeas o chinas – que ni por asomo pagan eso en sus respectivos países? ¿Por qué a las multinacionales mineras hay que hacerles concesiones desde el Estado para que vengan a invertir? Parecería que para usted, los industriales nacionales se la tienen que bancar sólitos y a los empresarios míneros extranjeros hay que ayudarlos desde el Estado. El poder de lobby de la Barrick Gold es infinitamente mayor que el de los muchachos de la UIA, ni hablar del extraordinario financiamiento que pueden obtener en los mercados financieros internacionales. En el mundo sobra dinero para volcar en proyectos mineros. Me llama la atención su ingenuidad, si la Barrick viene e invierte dinero en este país, no ponen un solo dolar de su bolsillo, el dinero sale de los prestamos bancarios y demás instrumentos financieros obtenidos en los mercados financieros internacionales, y si el negocio no da, se van y que los bancos e inversionistas extranjeros le vayan a cobrar a magoya. Cualquier multimillonario sabe que el dinero se gana invirtiendo el dinero de los demás y nunca el suyo propio. Cuando usted en la contestación a Mario le dice "¿Será porque Gioja y su grupo de gobierno se quedan con una parte del dinero que se regala a las mineras?" La respuesta es SI, es para eso.

    Hernán A: Muestra su hilacha socialista y populista. La UIA es parte del problema económico-institucional argentino. Su poder es incomparablemente mayor que el de Barrick. ¿Quién le dijo a Duhalde en 2002 que había que devaluar y pesificar, la Barrick o la UIA por medio de su entonces presidente De Mendiguren? ¿Quién está más obligado a pagar impuestos y cargas sociales, los industriales que ponen ministros y fuerzan licuaciones o las empresas extranjeras como Barrick, Shell, IBM o Telecom que están cotidianamete en el ojo de los prejuicios de los activistas de izquierda y a un tris de la estatización? La inseguridad jurídica y el altísimo riesgo-país es producto, en gran medida, de la mediocridad moral e intelectual del directorio de la UIA. Firme un TLC con EEUU, adopte una moneda indevaluable y un sistem bancario anticorrida, y comprobará cómo baja el riesgo-país, ganan rentabilidad la minería y la agroindustria, y pierden sentido y apoyo los subsidios que el gobierno de San Juan otorga a las mineras. Léa, por favor, mi respuesta a Mario (1).

    Comment por Hernán A. — febrero 12, 2011 @ 11:41 am

  3. Estimado Avila, encontro una manera de justificar la exencion impositiva a las mineras que desde mi punto de vista es insolita. Ud nos dice que si no existiesen esas exenciones, las mineras directamente no vendrian. A mi esto me parece falso, por la sencilla razon de que las mineras no vienen a la Argentina porque no pagan impuestos, sino porque hay oro! Asi como durante 500 años la explotacion minera fue redituable desde el punto de vista economica a lo largo de gran parte de la cordillera de los Andes y Bolivia, o en Africa, tambien es redituable en San Juan y las provincias argentinas… aun pagando los impuestos correspondientes y en el contexto de paises inestables como la Argentina. Si no fuera asi, no se podria explicar el hecho de que hay explotacion minera en paises aun mucho mas inestables que la Argentina. Ademas, siguiendo su logica, tendriamos que concluir que ninguna inversion extranjera deberia pagar impuestos, porque este es un pais inestable y, si lo hicieran, se terminarian yendo del pais. Asi, los que se dedican a la explotacion petrolera, o a la pesca, o la forestacion, o lo que sea, deberian estar exentos de pagar impuestos porque sino se terminarian yendo del pais (aunque quizas Ud piensa que se llevaran el petroleo, los pescados y los arboles junto con ellos). Pero aun cuando paguen todos los impuestos correspondientes, me pregunto si no sera mejor que las mineras directamente ni existan. Si bien generan trabajo (mal pago, a un reducido numero de personas y temporario), el costo ambiental de estas empresas es enorme, y el daño social que generan tambien lo es. Hay muchisimos estudios sobre esto, algunos de los cuales he leido en la universidad en la que estudie en Canada.

    Cristián: Encontrará la respuesta a su comentario en el mismo post y en mis respuestas a los comentarios de Mario (1) y Hernán (2).

    Comment por cristian — febrero 12, 2011 @ 12:44 pm

  4. Dr. Avila: debe haber muy poca gente que crea mas en el capitalismo que yo en este país. Jamás me gustaron las ideas de izquierda, ni siquiera cuando tenía 20 años. Respondiendo a su pregunta ¿usted piensa sinceramente que Duhalde devaluó porque se lo pidió la UIA? Duhalde devaluó porque ya no tenía recursos para solventar los gastos corrientes del Estado y solo disponía de dos alternativas, la primera era bajar el gasto público a niveles increíbles (y probablemente políticamente inviables) y la segunda era hacer la megadevaluación de siempre. Por supuesto que los muchachos de la UIA lo apoyaron, ya que les convenía y en el mundo real no hay angelitos. Mi padre y yo trabajamos en empresas multinacionales y jamás estuvimos mejor que en ellas, cuando trabajamos en relación de dependencia. Si yo valoro a Menem y a la década del noventa, fue por la apertura de la economía y la estabilidad económica que hizo que gran cantidad de empresas extranjeras vinieran a invertir dinero en este país. Pero una cosa es ser capitalista y liberal y otra cosa es ser tonto. La inseguridad jurídica y el altísimo riesgo-país es producto, de la mediocridad moral e intelectual de la clase política argentina, que es una de las mas corruptas del planeta – llegando casi a niveles africanos – y también y en menor medida del directorio de la UIA y de los periodistas progresistas de este país.

    Hernán A: Sí, en efecto, en la devaluación de 2002 hubo concurrencia de intereses. Pero no puede decirme que el poder de una empresa extranjera, cualquiera sea ella, es infinitamente mayor que el de la UIA.

    Comment por Hernán A. — febrero 12, 2011 @ 11:46 pm

  5. Erradicar, estimado, erradicar. Tuvo que llegar hasta el final de la nota; Los pueblos libres DECIDEN a que se dedican, que adecúen la minería a medios no contaminantes, y SINO QUE CRIEN CABRITOS, planten vides y reciban turistas; No puede declararse en secesión San Juan, forma parte de una Nación; No tienen derecho a arruinar las aguas al sur, solo porque unos vivos, que no representan mas que un grupete de técnicos y capitalistas foragidos (*), esten permitiendo perjudicar al 90% del resto de los habitantes, solo por el poder de el Señor Gioja y en su momento los nefastos Kirchner… Cualquier otra información, diríjase a la lectura del Código Civil, las cuestiones de aguas, y otras relacionadas; Le recuerdo que dicho Código fue redactado por conservadores como Ud., que, aunque anacrónico, parece seguir empecinado en continuar con el retrasi, ese, que se ve a cada metro en Catamarca, San Juan, Tucuman, y el resto del las provincias del norte, gobernada por conservadores que se llaman de peronistas sin serlo (*) De afuera y bandidos

    José: 1) Se equivoca gravemente. Soy un liberal, aunque usted crea que liberal y conservador son la misma cosa. 2) Lo que dicen los códigos sobre la propiedad del subsuelo es lo que hay que corregir. 3) Sobre el daño ecológico, vaya, por favor, a la provincia y pregunte a los sanjuaninos qué piensan al respecto.

    Comment por jose — febrero 13, 2011 @ 3:36 pm

  6. Es imposible lo que pide señor, ya que el subsuelo nos pertenece a todos los habitantes de la nacion… Yo no estoy dispuesto a perder mi subsuelo, como muchos de mis compatriotas. El subsuelo es propiedad publica, porque habrian de expropiarlo? Si quieren respeto a la propiedad privada, por favor primero respeten la publica. Saludos.

    Antonio: En términos prácticos, diría que ya les fue expropiado a sus antiguos propietarios cuando se dictó su nacionalización. Ahora habría que legislar que el propietario del suelo lo es también del subsuelo y privatizar el suelo y el subsuelo de las extensiones montañosas, con el cuidado de dejar las franjas necesarias para caminos y otras obras públicas. Las mineras, en adelante, pagarían regalías, alquileres o cánones a los propietarios de los campos donde se encuentren los minerales buscados. Si en la Pampa Húmeda el suelo para plantar soja es privado, pregunto por qué no es privado en San Juan el subsuelo donde están los minerales. Apuntemos una real paridad de condiciones. Junto al libre comercio, los cielos abiertos y la recaudación por parte de la misma provincia de impuestos como valor agregado y ganancias, la privatización del subsuelo es el verdadero camino, natural y digno, para dejar de ser mendigos de Buenos Aires. No le tenga miedo a la libertad y a la propia responsabilidad.

    Comment por antonio perez abella — febrero 14, 2011 @ 3:05 am

  7. Por ahí, se me fue un poco la mano con el poder de lobby de la Barrick.

    Comment por Hernán A. — febrero 14, 2011 @ 8:28 am

  8. Qué gusto leerlo Profesor! aunque duele leer -a traves de los posts- lo dificil que le resulta a los argentinos creer en la libertad. Es al cuete: nuestro pueblo es estatista, prebendatario, corporativista. Fascista, digamos (aunque los autodenominados progres -para mi retardis- crean que los liberales somos, increiblemente, fascistas. Saben mucho de Marx (no tanto) y nada de historia mundial. Lo saludo desde Mendoza, recordando mi paso por la UNC, Fac. de Ingenieria de San Juan en los ’60.

    Comment por Eduardo A. — febrero 15, 2011 @ 10:26 pm

  9. tiene pensado hacer algun post sobre san luis?? yo no tengo los datos pero creo q tambien está experimentando una situacion economica muy favorable. Además el gobierno de esa provincia ha tomado medidas muy innovadoras como la provision gratis de wi fi y la universidad provincial de la punta es muy buena aparentemente y segun comentarios que aparecen en el ultimo libro de andres oppenheimer. En fin hay provincias argentinas que estan haciendo las cosas bien a pesar del pesimo rumbo a nivel nacional.

    Francisco: Escucho mucho sobre esa provincia que cruzo cada vez que voy y vuelvo de San Juan. Este verano viajé por la ruta que va hacia La Pampa desde Villa Mercedes y me pareció fantástica por su estado y el paisaje. Pero no estoy en condiciones de escribir sobre la economía de la provincia; me falta información.

    Comment por francisco — febrero 16, 2011 @ 1:15 pm

  10. Estimado Jorge, he sido alumno suyo y siempre tomé sus comentarios como válidos. En esta oportunidad no creo que sus percepciones sobre el sector minero, la influencia verde y los esfuerzos de los gobernadores sea acertado. Celebro la oportunidad que podamos discutir al respecto, fue muy interesante el análisis que realizó esta provincia.

    Facundo: Si tuvieras algo interesante y verificable que decirme sobre la minería sanjuanina, escribime por vía privada o, mejor, por esta vía abierta.

    Comment por Facundo — febrero 18, 2011 @ 1:38 pm

  11. Estimado Dr. Ávila: Coincido casi en todo con lo que dice. Pero, al igual que a mis amigos liberales, no puedo dejar de señalarle una cosa: los industriales urbanos sin dudas que son enemigos de la moneda argentina, pero no menos lo son los terratenientes y buena parte de la dirigencia provinciana. En efecto, los agro-empresarios rurales (ligados al sector exportador) fueron otro de los defensores de la devaluación de Duhalde. Ideológicamente, el campo argentino está muy influído por las ideas de la vieja derecha (a la que combatía Sarmiento), que son antiliberales tanto en lo político como en lo económico, pues defienden el proteccionismo, la autarquía y la "soberanía nacional" sobre la moneda (para devaluarla a gusto) y la banca (para fondearse a tasas blandas, hacer festivales de licuaciones, confiscar depósitos). No es casual que los Kirchner hayan sido votados en masa por las ciudades y pueblos del Interior. Tampoco es casual que hoy uno de principal candidatos apoyado por el campo sea Duhalde. Por eso, es un tanto naif echar culpas sólamente sobre los industriales (que son estatistas de la peor estofa), porque el campo también lo es.

    Pablo C: Muy buen comentario. La dirigencia rural argentina no es ejemplo de nada. El campo es devaluacionista desde siempre. Muchos de sus dirigentes son estatistas y nacionalistas. Pero el campo no es proteccionista. Lo ha tolerado por alguna razón que no acabo de entender. Fue incluso socio de la UIA en el viejo Grupo de los 8.

    Comment por Pablo C — febrero 26, 2011 @ 2:41 am

  12. Estimado Dr. Ávila: En alguna forma, ser partidario de las devaluaciones lo convierte a uno en un proteccionista. Aquí en la Argentina, por ejemplo, existe un robusto historial de programas proteccionistas de gran escala apoyados principalmente en la devaluación del signo monetario (que es el peor modo de Ser proteccionista: proteger a todas industrias por igual, sin distinción de sectores, sin posibilidad de hacer ajustes –v. gr. eliminar la protección en algún momento– y engañando a los consumidores –si la principal herramienta de proteccionismo fueran los tributos del Código aduanero, la gente podría saber qué parte del precio son tributos con más facilidad.) Pero volviendo al tema del comentario, mire, es fácil decir que uno está a favor de la propiedad privada al salir la 125, después de que le pesificaran los créditos con bancos estatales (créditos a tasas blandas, además), que acarreaban desde más de una década. Lo peor del caso, es que hoy hay intereses convergentes entre la industria y el campo en devaluar la moneda. (Después vendrán las peleas, cuando el gobierno tenga que poner "parches" para subsidiar el consumo de alimentos o fondear a las industrias ineficientes, y ahí el campo se quejará. Se devaluará un poco más y de nuevo, quizás, se amiguen).

    Comment por Pablo C — marzo 4, 2011 @ 7:50 pm

  13. Predicción: cuando haya una nueva devaluación, el campo se acercará al gobierno y mejorará su relación con este.

    Comment por Pablo C — abril 14, 2011 @ 10:55 am

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol