La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

agosto 6, 2010

Perspectivas económicas

Filed under: Periodística — Jorge Avila @ 4:35 pm

Sigue un reportaje que me hizo el Informe Asegurador. Se publicó hace unos días en el número que corresponde a la segunda quincena de julio. Me refiero a las perspectivas de crecimiento y de inflación, al gasto público y a la crisis financiera europea, entre otros temas.

1) ¿Cuál es la situación actual de la economía argentina? ¿Qué proyección hace para el segundo semestre de 2010?

La economía se recupera con fuerza de la recesión del año pasado y parece probable que siga recuperándose más o menos a este ritmo en la segunda mitad del año. La inflación es más alta que el año pasado y parece probable que siga aumentando.

2) Según datos del INDEC, el PBI se expandió 6,4% en el primer trimestre de 2010 y 8,1% en marzo, ¿considera que estamos nuevamente ante "tasas chinas" de crecimiento? ¿Es sostenible en el tiempo? ¿Por qué?

Esta vez los datos del INDEC coinciden con los que han informado diversas consultoras privadas. No son ni serán tasas chinas en 2010 y 2011. Aunque, como acabo de señalar, es probable que se extiendan al segundo semestre. Atribuyo la expansión a la caída de la prima de riesgo-argentino respecto del año pasado y a los precios relativamente buenos de los productos de exportación.

La economía podría crecer a un ritmo todavía más alto en 2011 si el riesgo país cayera a unos 400 puntos básicos y si los precios de los productos de exportación se mantuvieran en sus actuales niveles. Lo primero requiere que Europa vaya superando creíblemente la crisis financiera y que Argentina pueda volver a colocar deuda en el mercado mundial.

3) Con una inflación real proyectada de alrededor de 25% para 2010, ¿Cree que el Gobierno “sacrifica” alta inflación por fuerte crecimiento? ¿Cuáles son las consecuencias?

El gobierno nacional sostiene un alto gasto público que es récord histórico hace por lo menos tres años. Se atreve a gastar tanto porque busca réditos políticos de corto plazo. La alta inflación es producto de la alta devaluación del peso y la consecuente emisión de dinero para financiar el alto gasto público. En este preciso sentido, Ud. tiene razón. El gobierno paga el costo de una alta inflación con el objeto de recoger los beneficios del clientelismo y la demagogia que el alto gasto público hace posibles.

4) ¿La fuerte suba de las importaciones que se observa en los últimos meses pone en peligro el superávit comercial? ¿Coincide con algunos colegas que advierten sobre el peligro de una cuenta corriente deficitaria en los próximos años? ¿Por qué?

El saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos es consecuencia exclusiva de la prima de riesgo-país. El 98% de mis colegas todavía no comprende esta relación. Note que pronosticaron una caída del superávit de cuenta corriente para 2009 y erraron. El riesgo-país se fue a las nubes en 2009 y en lugar de una disminución hubo un aumento del superávit de cuenta corriente, no obstante la caída de los términos de intercambio.

Mientras gobiernen los Kirchner, el riesgo-argentino será alto, sobre todo teniendo en cuenta que 2011 será un año de elecciones presidenciales. Por tanto, no hay peligro de una cuenta corriente deficitaria en los próximos 18 – 24 meses. Por lo demás, realmente no veo cuál es el peligro de ese eventual déficit.

5) ¿Cómo analiza la situación del tipo de cambio? ¿Estamos frente a un escenario de un dólar a 4,10 pesos para fin de año? ¿Por qué?

Las finanzas públicas son deficitarias y desde 2009 el Ministerio de Economía demanda asistencia del BCRA. Hemos vuelto a usar el impuesto inflacionario. El trámite consiste en estos pasos: a) el BCRA devalúa el peso; b) crea así una diferencia de cambio en su libro de contabilidad; c) el Ministerio de Economía dice que la diferencia de cambio es una utilidad del BCRA; d) el BCRA la deposita en la cuenta corriente del M. de E. en el Banco Nación; e) el M. de E. paga parte de sus erogaciones librando cheques sobre esa cuenta; f) la emisión de dinero sin respaldo sale de esta manera a la calle y el gobierno cobra el impuesto inflacionario mientras el nivel de precios sube por la devaluación. Es muy probable que el tipo de cambio alcance el nivel que Ud. señala a fin de año.

6) Las inversiones registraron en abril un crecimiento interanual de 14,6%, ¿estima que se están recuperando los niveles de inversión o persiste la desconfianza?

Se está recuperando la inversión y persiste la desconfianza. Ambas cosas son verdad. Con una aclaración: el riesgo-argentino, que llegó a 1960 puntos básicos en marzo de 2009, se ha reducido a 750 puntos en la actualidad. O sea que hay menos desconfianza. Pero una prima de riesgo-país de 750 puntos sigue siendo una barbaridad. Es la tercera más alta del mundo, luego de Venezuela y Ecuador. La inversión está aumentando pero no se haga ilusiones. No tiene mucho recorrido alcista.

7) ¿Qué reflexión hace sobre la situación fiscal de la Nación y de las cuentas provinciales? ¿Un año electoral como el 2011 puede disparar una suba desmedida del gasto público?

La suba del gasto público nacional es desmedida y muy riesgosa hace varios años. Si el gobierno pudiera aumentarlo todavía más, creo que lo haría. El único límite que respeta es la posibilidad de una explosión. Como la recaudación de retenciones ya no crece, los fondos estatizados se agotan y la emisión de dinero (la inflación) es alta, debo suponer que el gasto público no aumentará a una tasa mucho mayor que la actual.

8) ¿Las falencias estructurales de la Zona Euro marcan "el principio del fin" del Euro como moneda común? ¿Por qué?

No creo que la Unión Europea abandone el euro. El proyecto político es más fuerte que esta crisis. Sin embargo, no se puede descartar que la meta de inflación que persigue el Banco Central pase en los próximos años de 0-2% anual a 4-5% anual. Quiero decir que la UE encontraría conveniente financiar parte de la ayuda a los países que son objeto de especulación por medio de la emisión monetaria. También creo que las necesidades de financiamiento que esta crisis ha creado repercutirán adversamente sobre el «estado de bienestar» europeo. Ojala fuercen a Europa a recortar los subsidios a las exportaciones agrícolas.

9) ¿Los planes de ajuste de Grecia, España y Portugal constituyen una medicina adecuada contra la crisis, o sólo un placebo para ganar tiempo?

Los conozco de lejos, por medio de los diarios y de los reportes que se encuentran en la Web. Sin embargo, creo que esos ajustes son adecuados y que ya empiezan a mostrar su eficacia. Tanto España como Grecia han colocado bonos de corto plazo con éxito en las últimas semanas. Además, la contracción del PBI griego, que se estimaba cercana a 4% en 2010, ahora se estima no mayor a 2%, y la contracción del PBI español sería mínima.

10) ¿Cómo cree que impactará la crisis financiera europea en los países emergentes, especialmente en Argentina?

La crisis europea está en camino de solución gracias al fondo de ayuda de los Tesoros europeos para renovar la deuda de Grecia y a la intervención del BCE, que ha comprado bonos de países afectados por la especulación y ha otorgado redescuentos a muchísimos bancos comerciales de toda la Unión Europea. La mejoría se manifestará en caídas de la prima de riesgo-argentino y en una menor salida de capitales de nuestro país. Lo mismo digo para los restantes países emergentes.

11) ¿Cómo ve la inserción de la economía argentina en un escenario financiero mundial complejo y en crisis?

La inserción argentina es palabra maldita mientras gobiernen los Kirchner. Hace poco escuché a Federico Pinedo, quien es un conservador del PRO, pedir prácticamente perdón por decir en una conferencia que Argentina no está sola en el mundo y que por ende alguna clase de inserción internacional necesita.

Este gobierno ha logrado descolgar a la Argentina del mundo y así maximizar su poder. La inserción supone adherir a pactos internacionales y supranacionales y reconocer status de socio a uno, dos o tres países clave. Si algo no quieren los Kirchner es firmar acuerdos que después los obliguen a rendir cuentas.

La inserción internacional es, no obstante, una necesidad de primer orden para un país que desee honestamente crecer. Con suerte, quedará en manos del próximo gobierno.

10 Comments »

  1. Dr. Avila, excelente artículo. Como siempre me hace pensar. Le podría pedir dos aclaraciones sobre el riesgo país que Ud menciona? 1) Cuando Ud dice que la cuenta corriente es consecuencia exclusiva de la prima de riesgo-país, se refiere Ud a que la mayor prima de riesgo país genera mayor salida de capitales y esto genera un superavit en cuenta corriente? 2) Cuando Ud dice que la mejoría de Europa se manifestará en caídas de la prima de riesgo-argentino y en una menor salida de capitales de nuestro país, se refiere Ud a una consecuencia comercial por que Europa incremente sus compras a la Argentina? Muchas gracias!!

    Pablo: 1) Sí. A mayor prima, mayor fuga de capitales y, por necesidad lógica, mayor superávit comercial (y de cuenta corriente) para financiar la fuga de capitales. 2) No. La mejoría de Europa estabilizará la situación financiera mundial y disminuirá el riesgo de default de los países emergentes. Esto se traducirá en caída de las primas de riesgo-país, menores salidas de capitales y mayor actividad económica en los países emergentes.

    Comment by Pablo Sovran — agosto 9, 2010 @ 10:52 am

  2. Dr. Avila, gracias por hacernos llegar sus perspectivas. Tengo una consulta para hacerle: siguiendo la nomenclatura de su post anterior a la ideintidad S – I = XN se le puede agregar DF (déficit publico). queda entonces S-I = XN + DF. Si ya estamos con Déficit publico, es sostenible el superavit en cuenta corriente? gracias por sus comentarios.

    Santiago: 1) En rigor S = ahorro privado + ahorro público. En nuestro caso, el ahorro público es negativo (hay déficit fiscal). Por tanto, reduce el nivel de S. 2) Si el déficit fiscal siguiera aumentando, el superávit en cuenta corriente seguiría disminuyendo y se transformaría eventualmente en déficit. 3) Pero, llegado ese momento, la incertidumbre (y el riesgo-país) podría subir mucho y provocar un derrumbe de I. La cuenta corriente volvería así al superávit.

    Comment by Santiago — agosto 10, 2010 @ 9:37 am

  3. Dr. Avila: me gustaría saber – si es posible – qué porcentaje aproximado del gasto público nacional, corresponde a los subsidios de los servicios públicos (energía, gas, agua, transporte, etc). La razón, es que el próximo gobierno heredará un gigantesco gasto público imposible de financiar, y por consiguiente el temor a sufrir un ajuste salvaje de tarifas de servicios públicos del tipo Rodrigazo, una nueva gran devaluación, ó una mezcla de las dos.

    Hernán A: He leído que los subsidios a los servicios públicos ascienden a 40.000 millones de pesos. Quizá más. Es decir, unos u$s 10.000 millones por año. O sea, 2.5% del PBI. Es el tamaño del déficit del sector público nacional previsto para 2010.

    Comment by Hernán A. — agosto 10, 2010 @ 9:53 am

  4. Dr. Avila: si no entendí mal, entonces aunque el gobierno dejara de subsidiar las tarifas de servicios públicos, el gasto público nacional continuaría siendo exagerado e imposible de financiar en el mediano plazo.

    Hernán A: Si el gobierno eliminara esos subsidios reduciría el gasto en aproximadamente 2.5% del PBI. El gasto sería así igual a la recaudación y no habría déficit. Hasta que aumenten las jubilaciones según el 82% móvil u otra ocurrencia.

    Comment by Hernán A. — agosto 10, 2010 @ 1:48 pm

  5. Dr. Avila: gracias por sus respuestas. Sigo pensando que los pajarraKos van a dejar una bomba de tiempo muy difícil de desactivar.

    Comment by Hernán A. — agosto 10, 2010 @ 6:31 pm

  6. Estimado Doctor, Leyendo su entrevista y el artículo del día de hoy de Juan Llach en el diario La Nación concluyo que hay tres bombas de tiempo que este gobierno de irresponsables va a dejar a las futuras administraciones. (i) una inflación galopante que será muy costosa de reducir en términos de actividad económica, (ii) un enorme gastó publico muy inflexible a la baja por la gran cantidad de nuevos empleados públicos, y (iii) una deuda previsional muy onerosa debido a la nacionalización del sistema previsional junto a la dilapidación en simultáneo de los ahorros acumulados en las AFJP. Si a estos elementos le sumamos la destrucción del mercado de capitales (que significa erradicar un canal por el cual muchas empresas obtienen finaciamiento) y el bajo nivel de inversión extranjera por habitante, uno concluye que el proceso de acumulación de capital a futuro será muy débil e insuficiente para sostener altos niveles de crecimiento y mejorar así la productividad de la economía. En suma, uno percibe a futuro que la alta inflación y las mayores expectativas de devaluación reducirán el salario real futuro y por ende generarán un crecimiento de la pobreza e indigencia estructural. No puedo llegar a otra conclusión que si no hemos estallado por los aires es por la extraordinaria coyuntura que beneficia a los países exportadores de commodities. ¿Estoy errado? ¿Es probable que este escenario se materialice cuando asuma otra administración que decida sincerar las estadísticas, las cuentas nacionales y el problema de precios relativos?

    Mariano M: La posibilidad de un estallido depende crucialmente de la calidad del próximo gobierno. Si gobernara una nueva Alianza, como la de De la Rúa y el Frepaso, la probabilidad de un estallido es grande. Pero si tuviéramos un gobierno con cierta aptitud, la solución será un período de alta devaluación e inflación mientras se liberalizan y renegocian los contratos de los servicios públicos privatizados y se reduce el gasto público a niveles que se puedan financiar sin retenciones, sin impuesto al cheque y con ajuste por inflación del impuesto a las ganancias.

    Comment by Mariano M. — agosto 11, 2010 @ 11:25 am

  7. Hace rato que tengo una inquietud y viendo su respuesta a Mariano M le pregunto: Si Argentina, sedienta de inversiones (que en estos años amortizó mucho capital "fierros" y se morfó el gas y el petróleo en cantidades) necesitará para atraer esas inversiones menor carga impositiva pero a la vez, todos reconocemos que Kirchner y las provincias se llenaron de empleados públicos y que a priori, aún la eliminación de subsidios no alcanzaría a solucionar el equilibrio fiscal (tampoco puede aumentar de un día para otro el boleto de colectivo un 200% porque le prenden fuego la casa de gobierno), tomando en consideración que esos empleados públicos nuevos como los cientos de jubilados amos de casa quedarán (son derechos adquiridos), tiene ud. idea de cuál sería el nivel de devaluación y suba de tarifas (licuación de gasto) para compensar esos menores ingresos fiscales que sí o sí deberá darle a la IED para seducirla a enterrar capital aquí? No se si me entiende: si baja presión impositiva con gasto inelástico, cuál sería el nivel de devaluación para compensar esa baja y no caer en el mismo déficit que antes? Imagine que luego de todos estos años de desbarajustes, cualquiera que venga del exterior y con nuestros antecedentes, le pedirá una tasa de retorno del capital invertido muy por encima de la chilena, brasilera o peruana. Hizo ud. algún cálculo o tiene alguna estimación al respecto?

    Ernesto: No tengo los cálculos que me pedís. Pero quisiera enderezar o reformular tu pregunta. Es muy confusa. Mezclás las condiciones para atraer IED con los recursos para eliminar el déficit fiscal. Son dos cosas básicamente distintas. Para atraer capital debe crearse un clima de libre empresa, amigable a la inversión extranjera. Esto exige estabilidad monetaria, superávit o por lo menos equilibrio fiscal, salida del default y pago regular del servicio de la deuda pública, alguna apertura comercial y algunas desregulaciones y, sobre todo, un giro político. En cuanto al equilibrio fiscal, reitero, la eliminación de los subsidios de De Vido equilibrará el presupuesto. Para elevar las jubilaciones al 82% del salario correspondiente, hay que buscar nuevos recursos. Esto va a ser tarea casi imposible si se quiere eliminar las retenciones y el impuesto al cheque y permitir el ajuste por inflación en el impuesto a las ganancias. Un gobierno sensato debería imponerse la tarea de bajar el gasto público consolidado desde el 33% del PBI actual a no más de un 26%. Y en esta tarea habría que ponderar todas las cuestiones que acabo de mencionar.

    Comment by Ernesto — agosto 12, 2010 @ 10:27 am

  8. Dr. Ávila, respecto a lo que puede pasar en el futuro, nunca hay que subestimar a un enemigo invisible para cualquier gobierno y no es otro que la inflación. A pesar de lo que digan ciertas encuestas de que los malparidos K pueden llegar a ganar las elecciones en 2011 (en primera vuelta sí, pero en segunda vuelta no), dicho enemigo invisible resulta perjudicial para el partido gobernante y basta revisar lo que ocurrió en las elecciones presidenciales de 1989, donde los radicales perdieron y luego el resto es historia conocida. Y cualquiera que sea elegido en 2011 va a tener que desarmar la bomba de tiempo que deja este desgobierno en materia de subsidios y controles de precios. En Perú, por ejemplo, a poco de asumir Fujimori la presidencia, un ministro tuvo que destapar la olla heredada por Alan García (parte 1) y terminó su discurso con una última frase: http://www.youtube.com/watch?v=f0bYe2KzFoo&feature=related.

    Comment by Andrés — agosto 12, 2010 @ 6:43 pm

  9. Y respecto al panorama político hacia al 2011, no hay que dejar de lado lo siguiente: -En 2007 la economía marchaba, en teoría, con viento a favor, y aún así apenas pasaron el 45% de los votos. -En 2007 existió un candidato impostor: Lavagna. Si no se hubiera presentado, a lo mejor había segunda vuelta entre la meretriz y Carrió, porque los votos radicales que recibió Lavagna a lo mejor iban a parar a Carrió. -En 2007 los malparidos K ganaron gracias al voto rural. En 2011 dudo que cuenten con dicho caudal, más aún con lo ocurrido con la Resolución 125. -En 2011 cualquiera de los malparidos K gana en primera vuelta, pero con un magro porcentaje. En segunda vuelta, chau. -A la larga el electorado se cansa de sus gobernantes. Les ha pasado a todos los presidentes que gobernaron desde 1983. Por eso pienso que en 2011 los malparidos K se van, así las cosas.

    Comment by Andrés — agosto 12, 2010 @ 6:51 pm

  10. Dr. Avila: En respuesta a su inquietud en la respuesta número 7 se la reformulo: Atraer inversiones requerirá MENOR CARGA IMPOSITIVA o sea, sacrificar ingresos fiscales (Ajuste x Inflación, computar el débito bancario a cuenta del impuesto a las ganancias, bajar impuestos a la energía, etc.) para que esos capitales vengan aquí. Ud. cree seriamente que para ganar lo mismo en Chile o Brasil esos capitales vendrán aquí o exgirán una amortización del capital invertido mayor? A su vez y ampliando: Si las provincias están recibiendo de coparticipación el mínimo historico, menos del 30%, allí también la nación deberá resignar recursos. Ya no hay más impuestos que cobrar, más bien llegó el momento de empezar a bajarlos… y el gasto es inelástico a la baja… Aún así ud. cree por ejemplo que sólo eliminando subsidios alcanzará y que por el contrario, una devaluación mediana (del 30 o 50% junto a un programa de shock y congelamiento del gasto) será necesario para conseguir el equilibrio fiscal?

    Ernesto: Para estabilizar la situación fiscal y monetaria es necesario llevar el gasto a un 26% del PBI, tal vez menos, si deseáramos realmente una estabilidad perdurable. No creo que un futuro gobierno radical quiera, sepa o pueda hacerlo, sea de Cobos o Alfonsín. Otro gobierno de Kirchner trataría de mantener las cosas como están. En cuanto a un gobierno del peronismo disidente, no puedo adelantar una opinión, pero veo difícil que quiera bajar el gasto en tal medida. Si se lo bajara al 26% habría margen para eliminar esos gravámenes. Sobre el aumento a los jubilados no puedo adelantar opinión. Hay que ver en detalle el universo de recursos y gastos. De todos modos, si el futuro gobierno quisiera bajar el gasto en esa medida me parece que la devaluación (y el consecuente golpe inflacionario) será inevitable. Esto es todo lo que puedo decirte sobre el tema.

    Comment by Ernesto — agosto 12, 2010 @ 9:34 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol