La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

julio 3, 2010

Desnacionalización

Filed under: Libros y papers — Jorge Avila @ 9:38 pm

Por invitación del Centro de Graduados de la UCEMA, el pasado martes 29 de junio di una conferencia de presentación de mi reciente libro Antídotos contra el Riesgo-Argentino. En este post sintetizaré los comentarios con los que acompañé un powerpoint que preparé para dicha ocasión.

Lámina 1: En esta conferencia no me voy a zambullir en cada uno de los capítulos del libro. Es más interesante que les cuente el motivo por el cual lo escribí, la propuesta básica que contiene y una aplicación a la presente crisis griega. El punto de partida del libro es que el populismo de los sucesivos gobiernos nacionales ha sido la usina del riesgo-argentino y que el riesgo-argentino ha diezmado a la economía argentina, desde 1940 o antes. Si este fuera el problema, la solución consistiría en recortar el campo de acción de la jurisdicción nacional argentina.

Lámina 2: Para explicar tanto el diagnóstico como la solución que propongo, voy a dividir la exposición en cinco puntos. 1) Algunas palabras sobre los modelos económicos de Juan B. Alberdi y de Federico Pinedo (vea el prólogo del libro). 2) Cuatro gráficos para que se comprenda que Argentina es un país especial. Que no es un país como Chile, Uruguay o Brasil. 3) Bosquejo de la solución. 4) Ejemplos internacionales. 5) El caso griego.

Lámina 3: El ingreso per cápita argentino ha regresado al nivel que exhibía en 1880.

Lámina 4: Argentina ha soportado mucho riesgo-país durante mucho tiempo. Once puntos porcentuales sobre el rendimiento del Treasury bond a 10 años en la década de 1980; 6 en la década de 1990 y alrededor de 14 en la de 2000. El riesgo-país es una trituradora de inversiones y riqueza.

Lámina 5: Según datos del Banco Mundial para 69 países, Argentina forma parte del trío de economías más cerradas del planeta, junto a Brasil e Irán (vea el 2º apéndice del capítulo III del libro).

Lámina 6: Argentina experimentó una hiperinflación comparable a las hiperinflaciones europeas clásicas de la década de 1920 (vea el capítulo III del libro).

Lámina 7: La propuesta es desnacionalizar las instituciones económicas básicas. Desnacionalizar no es privatizar. Significa quitarle atribuciones al gobierno nacional. Consiste en poner bajo otras jurisdicciones a grandes sectores de la economía.

Láminas 8, 9 y 10: La apuesta es que el elevado costo de repudio de los acuerdos supranacionales e internacionales ponga a salvo el comercio, la moneda y el sistema bancario de las arbitrariedades de la jurisdicción nacional argentina, y que 24 pequeños populismos provinciales resulten menos dañinos que un gran populismo nacional.

Lámina 11: A estos ejemplos, que comenté en un post anterior, cabe agregar el de Ecuador. Este país desnacionalizó su moneda (reemplazó el sucre por el dólar a principios de la década de 2000). A pesar del chavismo anti-norteamericano del presidente Correa, la economía ecuatoriana sigue dolarizada. Está claro que el presidente Correa piensa que el costo de repudiarla es demasiado alto. En virtud de ello, Ecuador goza de estabilidad de precios y de algún desarrollo del crédito; no mucho, pues Correa juega cada tanto con la idea de no pagar la deuda pública.

Lámina 12: Este es el ideal. La "ciudad que brilla en la colina", en la jerga libertaria que empleaba el presidente Reagan. Así luciría la organización económica del país que propongo.

Lámina 13: A Grecia se la mira desde lejos con horror. No se saben muchas cosas que ayudarían a entender lo que está en juego. a) El ingreso per cápita griego en 2009 fue igual a u$s 32.100 por año, mayor que el italiano y apenas 700 dólares menor que el francés. La fuente de esta medición es el FactBook de la CIA y está corregida por paridad de poder adquisitivo. En valores corrientes, el ingreso per cápita griego ha alcanzado un nivel igual a 2/3 del ingreso per cápita de los países avanzados de la UE; hace veinte años, era más o menos como el argentino. b) El sector servicios representa 76% de su PBI; el agrícola, 3%. Estos datos permiten corroborar que Grecia tiene una economía desarrollada. c) En 2008, el PBI creció 2%, el desempleo fue 7.7% de la fuerza laboral y la inflación fue 4%. En 2009, el PBI cayó apenas 2%, el desempleo saltó a apenas 9% y la inflación cayó a 1%. d) Pero lo más interesante de todo es comprobar que esta economía no ha sufrido fuga de capitales. En rigor, ha experimentado una disminución del ingreso de capitales. De cerca de u$s 45.000 millones por año en 2008 a 34.000 millones en 2009.

¿Por qué no hay corrida cambiaria, no hay pánico bancario, siguen entrando capitales y la recesión griega es módica desde nuestro punto de vista? Porque este país tiene una moneda supranacional, porque un "euroducto" conecta su sistema bancario con el BCE y un corralito es improbable, y porque gracias al libre comercio la economía griega se mantiene unida a la economía del resto de la Unión Europea.

15 Comments »

  1. Aun cuando valoro su esfuerzo intelectual Sr. Avila y su entusiasmo idealista, se que yo no podría poner en pocas palabras mi experiencia de vivir en el país y su realidad actual que fue construyéndose en base a acontecimientos que en la mayoría de las veces giraban alrededor de una realidad monotematica. Hace un par de dias el periodista Fernandez Diaz de La Nacion publico un diagnostico que me releva de escribir mi pensamiento y lo hace con su profesionalidad reconocida. Invito a leerlo y asumamos la realidad que nos pone muy lejos de concretar lo expuesto por usted con un gran esfuerzo intelectual. El mismo puede leerse en : http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1281767

    Vito: Le agradezco el mensaje. Pero en vez de decirme todo lo improbable que es concretarla preferiría que me dijera si la idea es acertada o no. Tome distancia de la realidad inmediata. Si por ahora no podemos cambiar nada, al menos pensemos con claridad adónde queremos ir.

    Comment by vito — julio 6, 2010 @ 3:20 pm

  2. Dr. Avila: supongo que para que usted pueda ver sus ideas cristalizadas, es necesario que algún político con aspiraciones presidenciales lo considere a usted su futuro ministro de economía.

    Hernán A: Más allá de los obstáculos para que mis ideas se puedan concretar, ¿le parecen acertadas?

    Comment by Hernán A. — julio 6, 2010 @ 4:50 pm

  3. Dr. Ávila: sus ideas son originales y por cierto muy revolucionarias. No me cabe duda de que sus ideas son mucho mejores que las ideas que los políticos argentinos han estado llevando a la práctica en los últimos 80 años. Lo difícil va a ser encontrar a algún político que las quiera llevar adelante.

    Hernán A: Por cierto. Y lo sé. Pero es harina de otro costal. Alguien tiene que ir hasta el fondo y señalar un posible rumbo. Ya vendrán otros que sepan descartarlas, usarlas en parte, perfeccionarlas y eventualmente instrumentarlas. Es tonto descartar al que piensa por no pensar lo que la gente cree viable en un cierto momento. No estoy pensando para la tribuna sino a largo plazo. La Generación de 1837 pensó el país que Roca hizo 40 años después.

    Comment by Hernán A. — julio 7, 2010 @ 6:38 pm

  4. Si Argentina es un país especial a diferencia de Brasil, Chile o Perú: por qué Perú, que en sus últimas elecciones tuvo a un Ollanta Humala (El MedioEVO Morales de Perú) que anduvo cerca de ganar y cuyos antecedentes en materia de inflación y apropiación de ahorros no difiere mucho de Argentina, pudeo alcanzar lo de hoy sin necesidad de dolarizarse por caso; y Colombia, con narcotráfico, niveles de inseguridad y aún con las Farc, tiene el riesgo país tan inferior al nuestro. Coincido en que algo debería hacerse para aplicar algún repelente contra la arbitrariedad y los desatinos de nuestra clase política que obra con una urna en la cabeza, pero no cree que se pueden alcanzar ciertas metas sin necesidad de dolarizarse por ejemplo.

    Ernesto: Realmente, no. Estoy convencido de que mientras Argentina tenga una moneda nacional habrá devaluación e inflación y no habrá crédito hipotecario a 30 años de plazo y 6% de interés anual. En el extremo, prefiero el "sudamericano" (moneda emitida por un banco central dirigido por brasileños, colombianos, chilenos, argentinos y otros en partes iguales) al mantenimiento del peso argentino. Con esto te digo todo.

    Comment by Ernesto — julio 7, 2010 @ 8:36 pm

  5. Si entendemos por "acierto" la capacidad de modificar la realidad; no puede ser acertada una idea que -tal como evidencian los comentarios- resulta inverosimil. Si entendemos por "acierto" la carencia de contradicción lógica cuando los postulados operan en un universo ideal; no hay duda de que es correcta. Atentamente BARUCH

    Baruch: ¿Unos pocos comentarios le bastan para afirmar que la idea no puede modificar la realidad? Hay tantas ideas "inviables" que con el paso de los años se vuelven imparables. De todos modos, con que sea lógica y ayude a otros a pensar mejor la cuestión ya me parece suficiente.

    Comment by BARUCH — julio 7, 2010 @ 8:38 pm

  6. Dr. Ávila: no creo que pueda hablarse de "acierto" en este tipo de ideas. Siendo la suya una propuesta a tan largo plazo y de un giro proyectado tan drástico… quién puede decir, parado en el día de hoy, si constituye un acierto o no? Al menos yo, no puedo. En lo personal, confieso que su planteo me parece valioso y que su solidez argumentativa me seduce. Lo considero un aporte válido, original e intelectualmente solvente. Ojalá sea considerado en el debate. A propósito: le aconsejo este artículo de Roberto Frenkel, en La Nación: "El Euro, una moneda sin nación", http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1281208. Allí se concluye lo opuesto a la idea subyacente en Antídotos contra el Riesgo Argentino: "La raíz del riesgo soberano de los países de la eurozona parece encontrarse en que el euro es una moneda sin nación."

    Guillermo: 1) Europa sufre una recaída coyuntural. El riesgo-país de los países más problemáticos no supera 400 puntos básicos. El riesgo-argentino ronda 800 puntos pese a que el gobierno argentino acaba de dar un paso importante para salir del default. 2) En buen romance, Frenkel argumenta que el riesgo-griego se debe a que Grecia cambió el dracma por el euro y ahora no puede devaluar ni licuar deuda pública ni salarios. No repara en el fenomenal aumento que experimentó del PBI per cápita griego en los últimos 20 años, gracias a la desaparición del riesgo-griego, la cual se debe a su vez al reemplazo del dracma por el euro. El ingreso per cápita griego en 2009 fue igual a 32.000 euros por año (corregido por paridad de poder de compra, como los presenta el FactBook de la CIA); el italiano fue igual a 30.000. ¿Vale o no la pena una moneda supranacional?

    Comment by Guillermo — julio 7, 2010 @ 9:04 pm

  7. Yo tengo un reparo con respecto a la forma en que los tratados internacionales fueron usados hasta ahora. Alberdi veía a estos tratados como una forma de asegurar las libertades ya ofrecidas en nuestra constitución, pero lamentablemente fueron usados para intentar menoscabarlas. Si leemos el inciso 22 del artículo 75 vemos que se le da jerarquía constitucional a tratados que imponen deberes sobre los ciudadanos, lo que es un contrasentido porque la constitución es un documento ideado para restringir al gobierno, y no para oprimir a los ciudadanos. Si los tratados agregados no contradicen a la constitución, como afirma falsamente este inciso, no veo por qué la necesidad de darles jerarquía constitucional. Más destructivo todavía sería darle a los tratados jerarquía superior a la constitución, porque esto abre la puerta para que cualquier cosa sea agregada encima de otra, y en ese caso ya no nos mereceríamos llamarnos "República Constitucional".

    Spock: Alberdi sostenía que la Constitución debía "vivir por los tratados internacionales", entendiendo por ellos los de libre comercio y de protección de inversiones extranjeras, principalmente. Creo que estos tratados deben estar por encima de la Constitución pues si estuvieran por debajo serían derogables, revocables, reversibles, es decir, no estimularían la especialización, el comercio y la inversión, y el país permanecería estancado. Estos tratados precisamente afianzan las libertades individuales (que Alberdi llamaba derechos naturales).

    Comment by Spock — julio 7, 2010 @ 11:41 pm

  8. yo estoy de acuerdo en todo lo que dice (en especial en firmar uno o varios acuerdos de libre comercio) con la excepción de dolarizar la economía. creo que hay ejemplos en el mundo de países que no han seguido este camino y su éxito económico es evidente. me refiero a las estrellas de America Latina Chile y Perú. Además como se puede ver en este grafico interactivo http://www.economist.com/blogs/freeexchange/2010/07/european_economies un país como Polonia que no adoptó el euro tuvo un buen desempeño y fue el único que creció en el 2009.

    Francisco: 1) Está haciendo econometría con una sola observación. Polonia se salvó de caer en recesión en 2009 pero tiene un PBI por habitante de menos de 10.000 euros por año. Compárelo con los de España, Portugal, Gracia, Irlanda y otros países en el área del euro y comprobará que está sacando una conclusión apresurada. 2) Ni Chile ni Perú tienen la fatídica experiencia monetaria y bancaria argentina. Lea el capítulo III del libro.

    Comment by francisco — julio 8, 2010 @ 10:41 am

  9. Creo que su propuesta es racional y acertada: desnacionalizar parece mejor que privatizar. Es verdad que el argentino medio hace rato que ya no piensa por si mismo, y lo que le acercan los diarios y los medios (TV y radio) es pobre, pues, cada vez hay peor educación. Hoy un profesional no sabe realmente que es el socialismo y sus premisas, tampoco tiene claro que es una real democracia, y convengamos, que estos temas, no parecen temas importantes, aunque sean los que determinen nuestra vida. Son momentos dificiles para pensar, pero coincido con ud. que hay que razonar bien aunque a nadie parezca importarle, pues la realidad, si que se maneja de esta forma.

    Eduardo: Gracias.

    Comment by eduardo — julio 8, 2010 @ 2:44 pm

  10. La pregunta con que dio inicio a su gentil respuesta (¿Unos pocos comentarios le bastan para afirmar que la idea no puede modificar la realidad?) me obliga a fundar mi conclusión. Antes, me permito notar que el aumento de tales pareceres no ha hecho más que confirmar las limitaciones de su propuesta como vehículo de cambio. Es más, se recluyó en la defensa de una consistencia intelectual que nadie puso en duda. Pero las dificultades para digerir la factibilidad política del ideario no pueden quedar sujetas a la opinión pública –aceptar tal principio sin restricción alguna podría llevarnos al colapso social–. Es menester exponer motivos, tanto universales como locales. En lo general, el principal impedimento es que su propuesta exige renunciar al principio legitimador del orden político contemporáneo: la autodeterminación nacional. Esto puede resultar indigerible para la mayoría de los mortales que desconozcan nuestra historia, pero se tornará repugnante para pueblos capaces de sacrificar su bienestar en el altar de la identidad. Además, el esquema se da de bruces con la democracia de masas imperante; toda vez que percibir las ventajas de la propuesta requiere un notable esfuerzo de abstracción, fácilmente impugnable para el demagógico discurso dominante. En tanto que agraviar el principio legitimador del Estado moderno lo expone al lapidario argumento de que la idea conlleva un vergonzante sometimiento al yugo extranjero. Vayamos ahora a lo local… Argentina esta regida por una oligarquía presidencialista legislada en los Arts. 38, 39 in fine y 99 inc. 3º de la CN reformada en 1994; todo eso, agravado por la aberración política de convalidar a cada régimen imperante la entronización de una nueva CSJN. Pues bien, implícito en su propuesta está que una clase política capaz de blindar su interés en tal instancia jerárquica, renuncie al usufructo de sus logros mediante una especie de autoconversión monacal. Sobre el particular, ruego sepa disculpar mi escasísima ingenuidad… Se suma a lo dicho la recomendación de descentralizar la potestad tributaria, ya que, históricamente hablando, una decisión de ese tenor podría llevarnos a épocas como la del berenjenal pre-constitucional. En efecto, el caudillismo provincial sería principal beneficiario de la medida, y el aquelarre político del manejo fiscal y financiero público se multiplicaría por 23 o más jurisdicciones. ¡La generación del ’80 toda se retorcería eternamente! El problema argentino es que, como pueblo, aceptamos delegar facultades omnímodas y discrecionales de dudosísima conveniencia práctica, en personas que no están ni moral ni intelectualmente capacitadas para emplearlas en aras del bien común. Crear institutos que obstruyan o diluyan algunos efectos de tal vicio (como el nivel de riesgo país) resulta análogo a pretender que los efectos varíen sin conculcar las causas. Estos no son todos los argumentos, pero fundamentan razonablemente mi postura. En definitiva, pedir al pueblo argentino que abdique de su derecho a la autodeterminación, y al sistema político que renuncie a las mieles de su aplastante victoria, es tan absurdo como exigir al drogadicto que resuelva su problema mudando las debilidades psicológicas implícitas en su naturaleza mediante un acto de voluntad. Como ve, no fueron unos pocos comentarios los que habilitaron mi digresión. Atentamente, BARUCH

    Baruch: 1) Nunca se me ocurrió proponerle a la clase política argentina que se prive del modelo económico nacionalista que genera las prebendas que goza. Idealismo no es sinónimo de ingenuidad. 2) Soy un convencido de que el gran cambio llegará, aunque no por medio de una asamblea legislativa que confronte argumentos racionales, teorías y experiencias. Vendrá por la fuerza de las cosas, como decía Alberdi, como le llegó la integración a España o le ha llegado la apertura a Perú. 3) ¿Cree acaso que Canadá, México, los países centroamericanos, Perú y Chile perdieron sus autonomías nacionales por firmar TLCs con EEUU? ¿Cree que lo mismo les pasó a España, Portugal, Irlanda, Grecia, Italia y los restantes países europeos en razón de su ingreso a la Unión Europea? 4) ¿De dónde saca que Argentina gozaba de mayor autonomía nacional y orden político antes de 1935 que después, cuando la recaudación de impuestos quedó en manos del gobierno nacional? 5) Los TLCs eliminan la arbitrariedad de los gobiernos nacionales en materia de política comercial externa. Como regla, los países que siguen este camino bajan las primas de riesgo-país, reciben inversiones, incrementan las exportaciones y mejoran sus ingresos per cápita. ¿Cree que estos beneficios son despreciables y que es tan tremenda la pérdida de autonomía nacional? Sepa que esos países consideran que los beneficios superan por mucho a los costos. ¿Cómo explicar sino el empeño de España y Grecia en mantenerse dentro de la UE. 6) ¿No advierte el creciente clamor de las provincias y la ciudadanía en contra de la "caja", es decir, la concentración del poder financiero y político en el gobierno nacional? 7) Por último, noto que Ud. escribe como hablaba Moisés Lebensohn en la Declaración de Avellaneda de fines de la década de 1940. No se da cuenta de que en los tiempos que corren el nacionalismo económico (una lacra del siglo XX) ha empezado a encontrar sus límites.

    Comment by BARUCH — julio 10, 2010 @ 3:50 pm

  11. Creo que se puso a la defensiva y no medito sobre el fondo de la cuestión. Yo no dije que su idea fuese incorrecta, ni que carezca de rigor lógico (su bunker dialectico), ni que no pueda materializarse en caso que el Estado nacional colapse como unidad política a nivel global. Simplemente expuse los factores globales y locales que la tornan inverosimil. Comprendo que no logre asimilarlos, despues de todo, no comprender la política es un vicio historico del liberalismo argentino. Agradecido por su comentario y entristecido por su cerrazón, lo saluda BARUCH

    Baruch: 1) No prejuzgue. Su comentario era largo; le presté más atención por respeto a Ud. y a quienes siguen el blog. 2) Yo creo que justamente "los factores globales" serán la causa de la aplicación de una propuesta afín al espíritu internacionalista de mi libro. La integración supranacional europea es mi ejemplo favorito. La apertura comercial de los países del Pacífico de América latina es otro buen ejemplo. La supervivencia de la dolarización en Ecuador, a pesar de su chavista presidente Correa, es un ejemplo menor pero sugestivo.

    Comment by BARUCH — julio 11, 2010 @ 12:53 pm

  12. Doctor, coincido con las propuestas de su nuevo libro. Y si algunos las piensan impracticables en el corto plazo, eso no quiere decir que, como diría Henry Hazlitt, la economía no deba encargarse de mirar no solo los efectos inmediatos sino los efectos a largo plazo de cualquier política, y prever las consecuencias de las mismas no solo para un grupo en particular, sino para el conjunto de la sociedad. Es esencial en un país como la Argentina instrumentar mecanismos de incentivos que desalienten entre los políticos el pensamiento cortoplacista y aumenten el costo de implementar políticas meramente sectoriales, en perjuicio de la sociedad en su conjunto.

    Juan: Gracias por tu comentario. Creo que estás viendo el punto en cuestión.

    Comment by Juan — julio 11, 2010 @ 8:27 pm

  13. Estimado Dr. Ávila. Coincido con Ud. en su diagnostico-propuesta. Estimo que despejar la variable tiempo no me parece tan crítica como la miopía de los políticos populistas que empezaron con Irigoyen (rescato a Alvear). Desnacionalizar el dinero implica reemplazar el Banco Central como autoridad burocrática que regula la oferta monetaria. Permite la libre oferta y demanda de dinero, abrir el crédito y mejorar la expansión de la riqueza, seguridad jurícida. Indiscutible. Requiere menos tiempo que la decisión política. La estabilidad monetaria es necesaria pero no suficiente para el crecimiento económico. Se sabe que no soluciona todos los problemas pero es un gran paso. El caso de Ecuador o Panamá lo demuestran. Si Argentina y Brasil son algunas de las economías mas cerradas del planeta mucho tienen que ver las corporaciones empresariales. El Mercosur es un coto comercial creado por esas corporaciones nada que ver con el libre comercio. ¿Qué tiene de especial la Argentina? Su economía mixta pendular que va desde la improvisación hasta el nacionalismo. No tenemos blancos. De Pablo en su ultimo libro trata de explicarlo. Ud. propone uno (creo que el único serio si analizamos el plan Fénix o neo keynesianismo pragmático en ejecución). Su lámina nro.3 resume toda la trayectoria económica argentina. Un datazo. Solo una pregunta: ¿mejorar el riesgo país es lo esencial? Estimo lo sería si el RP incluye el riesgo político y desempeño económico y fiscal. Lo leí de Ud. Hemos obtenido un aceptable plan canje que mejora en parte el índice de la deuda pero el acceso financiero internacional no aparece y la fuga de capitales no se detiene. Finalizo tratando de comprender su dilema ya que mi tiempo es tan corto como el suyo. Los sistemas mutan o por el tiempo o por una explosión o implosión. ¿Ud. que avisora? Saludos cordiales Martin T.

    Martín T: Hay ejemplos de ambos tipos.

    Comment by Martin T. — julio 15, 2010 @ 9:47 pm

  14. Estimado Jorge: sus ideas son demasiado claras para la confusión que provocan las teorías dirigistas. Necesitmos tres cosas que faltan: moneda segura (el dolar es la mejor para nosotros), maxima ocupacion productiva privada (las leyes laborales impiden que aparezcan suficientes emprendedores) y un sistema financiero tradicional, que perdimos, capaz de retener el ahorro y que se convierta en creditos a corto, mediano y largo plazo a la actividad privada (no al Estado), como era antes de que nos convirtiesemos en nacion dirigista fascista populista y atrasada. El cambio necesario es demasiado simple, pero es politico, y la oposicipon no parece mejor que los gobernantes equivocados que tenemos. Quizas Cristina aprendió de los Chinos que alla nadie deja de tabajar, porque si no lo hiciera, no comeria. Esa fue la vieja cultura del trabajo que triunfo en Argentina gracias a gente con mentes claras, incluyendo la educación del maestro Sarmiento que hoy parece olvidada. Si el capital es trabajo incorporado, en Argentina los gobernantes y ministros de economía lo desalientan. Así como nos gobiernan no buscan el crecimiento via trabajo como salida primaria para aprovechar el trabajo, la energia básica de todas las naciones, que derrochamos.

    Comment by German R. Piran — julio 19, 2010 @ 1:27 am

  15. Es increible que a pesar de haber fracasado en el mundo siga insistiendo con la ideologia que Ud tanto pondera. No se da cuenta que las potencias economicas NO APLICAN NI UNA SOLA a menos que ellos sean quien controlan la situacion? Se puede ser tan cipayo en la forma de pensar. Por culpa de tilingos como Ud, marinez de Hoz y todos los economistas colonizados en la famosa "escuela de Chicago" el pais quedo totalmente desindustrializado. hagase el favor y haganoslo a nosotros de no opinar NUNCA mas

    Comment by Angel — agosto 9, 2012 @ 3:16 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol