La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

junio 25, 2010

Alberdi y el Costo de Repudio

Filed under: Libros y papers — Jorge Avila @ 8:03 pm

Jorge Streb, el director del Departamento de Investigaciones Económicas de la Universidad del CEMA, me pidió que diera un seminario sobre el primer capítulo del libro Antídotos contra el Riesgo Argentino. El seminario fue esta mañana. Ahora publico la secuencia de 16 láminas en powerpoint que preparé para la ocasión. Me gustó la experiencia. En parte, porque me obligó a revalorar el referido primer capítulo, que en el libro se llama Importación de Instituciones, y en parte por el claro interés que los asistentes me demostraron desde el principio al fin de la exposición.

El seminario llevó por nombre Alberdi y el Costo de Repudio. A continuación, ordeno los comentarios al margen que hice al presentar cada una de las 16 láminas.

Lámina 1: He armado la exposición de forma que al final se pueda apreciar que para Juan B. Alberdi el antídoto contra la barbarie, que 160 años después conocemos como riesgo-argentino, consistía en la subordinación voluntaria de partes de la Constitución a acuerdos con superpotencias. En su tiempo, las superpotencias (potencias extranjeras en su jerga) eran Gran Bretaña, Francia y EEUU.

Lamina 2: Va una anécdota para crear el ambiente apropiado. Luego, una proposición para precisar qué cosa está en juego o qué cosa queremos probar. Después, cinco ejemplos de aperturas exitosas tomados del capítulo 2º del citado libro. A continuación, un extracto del pensamiento de Alberdi en la materia relevante a nuestros fines; tomé las citas de sus dos libros más importantes: Bases, 1852, y Sistema Económico y Rentístico, 1854. Escribió ambos en su quinta Las Delicias, en la ciudad de Valparaíso, Chile, con la imponente vista del gran puerto por delante. Le fascinaban los puertos; veía en ellos, posiblemente, una síntesis de comercio, apertura (también cultural), mundo, movimiento y progreso. Alberdi fue un personaje extraño, ausente, huidizo, no genial pero dotado de una comprensión económica superior. Por último, van las conclusiones.

Lámina 3: Viajé a Australia en enero de 2000, en plan de vacaciones. Sin buscarlo, registré estas observaciones: a) las monedas llevan la efigie de la reina Isabel de Inglaterra; b) el Parlamento aprueba leyes que se aplican una vez que las firma el gobernador general, que es un ciudadano británico designado por la reina; c) aunque las colonias australianas se independizaron de Gran Bretaña en 1901, la moneda nacional continuó siendo la libra esterlina hasta 1910, y desde entonces hasta principios de la década de 1960 rigió una convertibilidad y después un tipo de cambio fijo respecto de la libra por un buen tiempo; d) desde el siglo XIX hasta la década de 1960, Australia funcionó con un régimen de comercio preferencial (especie de acuerdo de libre comercio) con Gran Bretaña; e) en la primera guerra mundial, mandó 330.000 soldados al frente europeo y siguió una política análoga de defensa exterior en la segunda guerra mundial. Estas pocas observaciones informan que durante gran parte de la historia australiana las políticas monetaria, arancelaria y de relaciones exteriores fueron irreversibles. También informan que este carácter irreversible se debía a que Australia era miembro nato de un gran club, el commonwealth británico, cuya primacía política y económica fue incuestionable hasta cerca de 1930. Por su pertenencia a un gran club, el riesgo-australiano era similar al riesgo-británico y para los inversores resultaba tan poco riesgoso hundir capital en Sydney como en Manchester, a pocos kilómetros de Londres. En Australia los economistas y la prensa no hablan de milagro económico para referirse al proceso de rápida convergencia del ingreso per cápita australiano en el ingreso per cápita británico.

Lámina 4: La dimensión importante del costo de repudio es la externa. Para un país pequeño e inestable, repudiar un tratado con una superpotencia implica quedarse a la intemperie, sin ancla en el mundo, desenchufado de la corriente mundial del comercio y la inversión. A esto asciende el costo del repudio. En el citado 2º capítulo de Antídotos contra el Riesgo Argentino he tratado de probar la proposición que muestra la lámina.

Lámina 5: El español es un ejemplo maravilloso de importación pura de instituciones y del beneficio económico de la irreversibilidad institucional.

Lámina 6: El costo de repudiar la apertura mexicana es elevado. Si a México se le ocurriera alterar algún aspecto del NAFTA deberían entrar en deliberación los Congresos de México, de EEUU y de Canadá. El trámite sería tan trabajoso y bochornoso, tan desalentador para los inversores, que sería preferible mantener el tratado sin cambios por tiempo indefinido. Esta percepción baja el riesgo-mexicano y estimula la acumulación de capital en el país. Note que el salto de las exportaciones mexicanas ha sido tan grande como el chileno pero más rápido.

Lámina 7: Experiencia de importación de instituciones similar a la española por su impacto económico. Pero se concretó bajo el protectorado de EEUU. Japón selló su política de defensa hasta la actualidad y adoptó la organización democrática y capitalista occidental.

Lámina 8: En el siglo XIX y parte del XX, Argentina progresó bajo el paraguas de un TLC bilateral con una superpotencia, Gran Bretaña. Y copió con variantes las restantes grandes reglas políticas y económicas.

Lámina 9: La apertura chilena es la excepción a la norma. La trayectoria de la Bolsa, la inversión directa, el ingreso per cápita y las exportaciones permite afirmar que la reforma económica chilena fue vista como irreversible por los inversores del mundo.

Lámina 10: Introducción al pensamiento de Alberdi. ¿Qué aspectos tienen en común las experiencias anteriores de apertura exitosa? Los acuerdos amplios o amplísimos, prolongados o prolongadísimos, con una superpotencia.

Lámina 11: Alberdi escribió en 1852 teniendo in mente a Urquiza, el jefe de la Confederación Argentina que acababa de vencer a Rosas, y a los futuros constituyentes de 1853. a) Si la parte más bella de la Constitución es la externa, ¿cuál es la menos bella o la fea? La parte revocable, reversible o repudiable; la parte vulnerable a inconsistencias intertemporales. b) Con la frase "acrecentamiento de fuera", Alberdi se refiere al concurso de la inversión externa directa. c) Con la frase "por término indefinido o prolongadísimo", quiere expresar su objetivo de irreversibilidad.

Lámina 12: La primera oración del primer párrafo es el remate de la lámina 11. La segunda oración de ese párrafo señala a cuánto ascendía el costo de repudio del tratado con Gran Bretaña: la transformación de Buenos Aires en otro Paraguay.

Lámina 13: Alberdi afirma ahora que el impacto económico de la Constitución depende de tratados internacionales y que la política económica empieza por la política exterior. a) La primera oración del párrafo dice que una Constitución puede ser derogada por otra Constitución. Esto implica que una Constitución efectiva debería reconocer normas superiores a ella. Estos son los acuerdos con las potencias extranjeras. b) Note que para Alberdi una política hostil al libre comercio o a la inversión extranjera es "un cambio reaccionario". Tan reaccionario como una violación de otros derechos individuales como la vida o la propiedad.

Lámina 14: a) ¿Hay diferencia económica sustantiva entre "la guerra civil crónica" a la que se refiere Alberdi y la incesante pugna ideológica del siglo XX que llega hasta ahora? ¿Acaso no desalientan el crecimiento económico de manera parecida la guerra civil del siglo XIX y las políticas de pesificación de depósitos, estatización de AFJP, bloqueo de las exportaciones de carne o el piquete contra la compañía Shell por ejercer la libertad de fijar sus propios precios? b) En el último párrafo, Alberdi hace dos aclaraciones importantes: Que los tratados internacionales valen más que la Constitución misma y que la Constitución debe vivir por ellos. Ni más ni menos.

Lámina 15: Alberdi exhibe aquí una clara conciencia del fenómeno del riesgo-argentino. a) Propone rodear de inmunidad todo banco, ferrocarril, canal, muelle, fabrica en que flote una bandera de la nación amiga que invirtió en el país. Note la precisión de la recomendación y su carácter radical. b) Vea el original párrafo sobre el riesgo-argentino y su forma especial de definirlo: "…obtener la baja del interés por la disminución de los riesgos que hacen subir al interés".

Lámina 16: Parece evidente que para Alberdi la fase última y superior del ordenamiento jurídico argentino consistía en la subordinación voluntaria de parte de legislación nacional a un conjunto de reglas y pactos supranacionales por un tiempo prolongadísimo. Lo cual convertía a dichas reglas y pactos en normas irreversibles en la práctica.

El próximo martes 29 de junio volveré a tocar algunas de estas cuestiones en la Conferencia de Graduados de la UCEMA. Buen fin de semana.

2 Comments »

  1. El Alberdi de mediados de siglo 19 ó el Sarmiento… eran ¡genios! al lado de nuestros gobernantes actuales. Si nos ubicamos que no había ni telefonos, ni televisión, ni radios, ni aviones…que ellos conocieran ya el mundo tan profundamente esta revelando una poderosa capacidad de analisis, que nuestra clase politica no posee hace muchisimo tiempo. Es muy probable que eso, que nosotros vemos con pocos esfuerzos, sea imposible de ver por nuestros limitados politicos enredados en sus ideologías de poca monta y completamente miopes de la realidad internancional. Insisto en que mientras nosotros, los votantes, no abramos los ojos, poco harán esta gente que vive del estado para resolver nuestros problemas. Debemos notar que son problemas nuestros y no de ellos: la desocupación, inseguridad, falta de dinero, malas jubilaciones, etc. son problemas nuestros que ellos ya los tienen completamente solucionados hace tiempo.

    Comment by eduardo — junio 27, 2010 @ 12:53 pm

  2. Las lecciones de Alberdi no se comparan con las que Cristina dio en la ultima reunion del G-20. Realmente su vocacion esta en la academia – no en la politica.

    Comment by Rex — julio 2, 2010 @ 12:37 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol