La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

mayo 3, 2010

Antídotos contra el Riesgo-Argentino

Filed under: Libros y papers — Jorge Avila @ 1:56 pm

En diciembre terminé de escribir el libro que presento ahora. Entre febrero y abril busqué un editor para que lo publicara y lo distribuyera en librerías. Algunos editores no respondieron a mis llamados. Otros, después de mirarlo por encima, me dijeron que tenían agotado el cupo de impresiones para el año. Y otros se mostraron interesados pero querían que les firmara contratos tan leoninos que prácticamente me obligaron a evaluar la alternativa de la auto-publicación en Internet. Gracias a las exigencias de los editores, me he convencido de que Internet es la mejor alternativa. Lo que volcó el fiel de la balanza hacia este medio es el simple ejercicio de comparar la cantidad de libros que ellos planificaban imprimir con la cantidad de visitas que recibo por día en el blog. En mi caso, parece evidente que la impresión en papel es cosa obsoleta.

PD: El libro fue publicado por bajalibros.com en abril de 2011. Para comprarlo, haga click aquí.

47 Comments »

  1. Estimado Dr. Avila: He descargado su libro y he comenzado su lectura. Gracias por poner a nuestra dispocisión tan importante material. Atte. Rafael

    Comment by Rafael — mayo 3, 2010 @ 2:33 pm

  2. Estimado Jorge, nosotros los lectores del blog agradecidos por esta inigualable posibilidad. De todas maneras, no se desanime que todos valoramos su esfuerzo por defender una economia y un mundo mas libre.

    Comment by pablo — mayo 3, 2010 @ 3:05 pm

  3. Dr. Ávila, si bien la idea de que se publicara su libro era muy buena para llegar también al público que no visita este blog, la decisión que tomó me parece la correcta por dos razones: *Los libros en formato digital son el futuro y las impresiones en papel, el pasado. *Que se embromen las editoriales a las que usted llamó y consultó: ellas se lo pierden "por histéricas".

    Comment by Andrés — mayo 3, 2010 @ 3:19 pm

  4. Soy estudiante de economía en la UNLP y el objetivo de este comentario es simplemente agradecerle y felicitarlo. Lamentablemente, y esto por supuesto le cabe al capitalismo en general, la difusión de contenidos esta supeditada a la proyección de que los mismos resulten lucrativos; ayer, por ejemplo, en el programa de Maria Laura Santillán “Argentina para armar” en TN, el tema fue “¿Qué leen los argentinos?”, y los invitados fueron distintos editores y profesores. Uno de ellos comentó un viejo dicho del ambiente editorial, donde se afirma que “… si los editores no publican porquerías no venden…”, así que no se preocupe por ellos, a quienes además, por cierto, mal puede culparse por la misma razón. Además, recordemos a Oscar Wilde que decía “…todo lo popular está mal…”. Si tan sólo los medios se preocupasen por lo que en mi opinión es el principal problema de todo país: la solución de la pobreza y la garantización del crecimiento económico, seguramente su libro sería materia de discusión obligada. Le prometo algún comentario para cuando lo termine de leer, aunque ya leí los posts anteriores (sobre A) Importación de Instituciones – http://www.jorgeavilaopina.com/?p=21, B) Libre Comercio Pactado con una Superpotencia – http://ideas.repec.org/p/cem/doctra/385.html C) Internacionalización Monetaria y Bancaria – http://ideas.repec.org/p/cem/doctra/285.html y D) Fraccionamiento del Poder Impositivo – http://ideas.repec.org/p/cem/doctra/411.html y en principio estaría de acuerdo en la gran mayoría con todos, salvo con el punto A), que por definición aparece como paternalista, determinista, y no comulga con la idea de fondo de que las instituciones democráticas no merecen castigo y supresión sin importar cuan malos hayan sido sus ejecutores. Pero como dice el gran maestro escocés Jonathan Rowson “Unlearning is really a way of constantly looking at the baggage you bring to chess positions and trying to work on the baggage that is most obviously problematic. It is also a way of trying to look at chess positions with fresh eyes, as free as possible from prejudices. When you succeed in doing this, you start to see the prejudices as prejudices, and not as absolute truths, and that’s when real improvement becomes easier…”, asi que voy a tartar de re leerlo en tal sentido. Saludos, Adolfo.

    Adolfo: Muchas gracias por el comentario. Una duda: no entiendo por qué la Importación de Instituciones te parece paternalista, ni tampoco qué tiene que ver con el "castigo y supresión (!!!) de las instituciones democráticas".

    Comment by Adolfo — mayo 3, 2010 @ 4:43 pm

  5. Profesor Ávila, muchas gracias por el libro, muy generoso de su parte. ¿Pensó en incluir un enlace para que las personas que lo deseen puedan colaborar cubriendo el precio?

    Louis: ¿Algo así como PayPal? Aún no lo había considerado. Es una buena sugerencia. Gracias.

    Comment by Louis Cyphre — mayo 3, 2010 @ 5:20 pm

  6. Gracias Jorge. Ya bajé el libro y comenzaré a leerlo de inmediato. Tenenos al tanto si avanzas en la idea de Louis.

    Comment by Miguel — mayo 3, 2010 @ 6:28 pm

  7. Estimado DR Avila, No se si sera de su gusto, pero por ahi le viene bien un dato: el Dr Meir Zylberberg edito dos libros en" Ediciones Cooperativas". Saludos

    Miranda: Si bien no he tenido trato con Ediciones Cooperativas, puede ser de mi gusto. Cómo no. En la medida en que se pueda mantener la edición en Internet.

    Comment by miranda — mayo 3, 2010 @ 6:39 pm

  8. Dr. Ávila, agradecido por su ofrecimiento para descargar gratis su libro. Hay un par de enlaces que tal vez le pueda interesar si sigue sin encontrar un editor que lo respalde: 1 – Lulu http://www.lulu.com/es/publish/books/?cid=es_home_nav_bk. 2 – Editorial Dunken http://www.dunken.com.ar/web2/index.php.

    Matías: Gracias por la información.

    Comment by Matias — mayo 3, 2010 @ 7:02 pm

  9. Me sumo a la idea de quien propuso la posibilidad de que aquellos que podamos/queramos paguemos por el libro. Te debo un ejemplar que baje hoy.

    Comment by anxata — mayo 3, 2010 @ 10:25 pm

  10. Excelente, gracias por el libro. Lulu parece una buena alternativa.

    Comment by Christian — mayo 3, 2010 @ 10:26 pm

  11. Dr. Avila, gracias por poner el libro a disposición de los usuarios de su blog. Creo que la alternativa más fácil que se me ocurre para su publicación sería que la propia Universidad del CEMA se lo publique. Creo que se lo merece, de sobra.

    Ernesto: La UCEMA me publicó dos libros (1997 y 2000). El problema es la distribución. También lo tendría con una casa editorial que no se ocupara de la distribución o que no la hiciera adecuadamente. Suponga que le encargo la edición a Dunken, que es una imprenta. Una vez que reciba las 50 cajas con los ejemplares, ¿qué hago con ellas, aparte de poner algunos libros en la vitrina?

    Comment by Ernesto — mayo 3, 2010 @ 11:31 pm

  12. Profesor Ávila, ya descargué el libro y comenzare en breve su lectura. Como en los comments anteriores, sería interesante si nos informara de como colaborar por su trabajo que estimo mucho. Un saludo.

    Comment by Alecleamas — mayo 4, 2010 @ 12:27 am

  13. Dr. Avila, muchas gracias

    Comment by Leonardo — mayo 4, 2010 @ 9:59 am

  14. Estimado Jorge, muchas gracias por su libro. Hay un nuevo servicio de VISA que permite hacer transferencias de tarjeta a tarjeta. En la pagina de VISA se da más información y, aparentemente, no cobran ninguna comisión. De esta forma le podemos pagar el libro sin necesidad de intermediarios. saludos,

    Comment by Santiago — mayo 4, 2010 @ 10:21 am

  15. Dr. Avila: me sumo al post #5. No es mi intención leer gratis algo por lo que, con todo gusto, hubiera pagado en las librerías habituales. Estaré atento a la publicación de algún enlace que le retribuya su tan interesante y constructivo trabajo.

    Comment by José — mayo 4, 2010 @ 12:12 pm

  16. no creo que el producto de VISA sea una buena idea: cobran 3% + IVA de comisión y se le acumularía un crédito en ARS en su tarjeta que iría usando al ritmo de gastos de la misma. no aceptan USD y no se puede transferir al exterior.

    Comment by Santiago — mayo 4, 2010 @ 12:57 pm

  17. Estimado Dr. Avila, Lo felicito por este nuevo proyecto. Aun no he tenido tiempo de leerlo, pero viendo el índice, presiento que ya he leído anteriormente los cuatro trabajos pero en forma independiente. Una consulta rápida: Guardan alguna diferencia respecto de los publicados en UCEMA y presentados ante la AAEP? Demás está decir que coincido prácticamente con la totalidad de las cuatro propuestas que incluye allí. Esperemos que un futuro gobierno argentino comprenda la necesidad de implementar estas reformas en los campos monetario, fiscal, institucional e internacional. Atte, Adrián Ravier

    Adrián: No hay ninguna diferencia de fondo. Podés encontrar algunas de estilo, que hice para aclarar algunos conceptos.

    Comment by Adrián Ravier — mayo 4, 2010 @ 1:36 pm

  18. Gracias por el libro, Dr. Ya lo bajé y terminé de leer los dos primeros capítulos. Adhiero a la idea de pagar lo que el libro vale. ¡La retribución económica por su trabajo también es una institución valiosa! Le dejo mi mail para que pueda pasarme su CBU. Saludos. NP (npangaro@gmail.com)

    Comment by Nicolás Pángaro — mayo 4, 2010 @ 2:36 pm

  19. Dr. Avila, lo felicito por el libro. Lo empezaré a leer el fin de semana.

    Comment by Pablo Sovran — mayo 4, 2010 @ 4:46 pm

  20. Dr. Avila, Internet es sin duda la herramienta más formidabe del libre pensamiento. No en vano todos los totalitarismos la atacan. Mi padre, de formación socialista pero de adhesión postrera al liberalismo, solía decir que la libertad de prensa no existía por el contrario imperio del editor. Hoy día, el editor ya no sabe qué hacer para que le compren el diario de papel y no se lo lean gratis en la web. En última instancia, los que no lean su libro en la web serán los mismos que tampoco lo comprarían por el hecho que el autor es Jorge Avila. El cambio de escenario que nos propone este maravilloso Siglo XXI es que los que no lo deseen, seguirán ejerciendo su libre albedrío de no leerlo mi querido Dr.; en tanto que Ud. puede ejercer su libre derecho de publicar su pensamiento a despecho de cualquier editor.

    Juan Carlos: Así es.

    Comment by Juan Carlos — mayo 4, 2010 @ 5:43 pm

  21. La verdad Dr. Avila, estoy tristemente sorprendido por su decisión, para mi, sin precedentes de bajar su libro en estas condiciones. Considero esto, a pesar de que me beneficia, una lamentable realidad de nuestro mercado literario, esta visto que intentar publicar un libro es una tarea propia de los próceres. Cuando uno recuerda que Belén Franchese vendió 5000 ejemplares de su libro de "arrimas" dá ganas de llorar. Como buen capitalista considero esto una verdadera derrota, porque salvo personas como Ud. que tienen una vocación docente muy superior a sus intereses y decide entonces darnos estos valiosos datos nunca podremos leer a muchos, muchísimos inteligentes y capaces autores porque no tienen la capacidad económica para editar. Este comentario no es objetivo, soy martillero y corredor público y luego de 20 años ejerciendo la profesión en la Pcia de Bs. As. escribí una novela realista que intenta explicar la forma en que las inmobiliarias "venden" propiedades en medio de una verdadera guerra ínter-inmobiliaria que el público desconoce. Pasé por todo lo que Ud. menciona, para colmo (como Ud sabe) los tiempos juegan en contra porque en Argentina todo cambia muy rápido y como el libro está enmarcado en la década de los 90 y fue, en realidad, anticipador de lo que sucedió en EEUU con las hipotecas sub-prime hoy parece "jurasico". Lo felicito por su proyecto y lo acompaño en el sentimiento de "imposibilidad moral" que nos pone en la disyuntiva de pretender que nuestra única recompensa sea ver publicadas nuestras ideas.-

    Comment by Rodolfo M. Cosentino — mayo 4, 2010 @ 7:49 pm

  22. Doctor Avila. Gracias por todo lo que nos da. Yo adhiero a la propuesta de pagar por su libro. Supongo que su colega el Doctor Roberto Cachanosky tuvo algún tipo de problema con las editorales porque la versión actualizada del libro "Economía para Todos" esta en internet para leer online; por la misma hay que abonar a través de un depósito o transferencia bancaria. Ojalá algun periodista de TV se tome el trabajo de leer sus propuestas para luego organizar algunos debates; de esta forma la gente va a escuchar algo distinto de lo que se viene informando porque entre los últimos titulares que leí ya se mencionan las frases "atraso cambiario"; "inflación en dólares"; "aumento de costos en dólares"; "perdida de competitividad" y tantas otras que me recuerdan que en cualquier momento se viene la devalueta. Saludos y muchas gracias por ser nuestro docente.

    Comment by Guillermo — mayo 4, 2010 @ 11:55 pm

  23. Dr Avila, Muchas Gracias.

    Comment by Aldo — mayo 5, 2010 @ 12:30 am

  24. Estimado Dr. Avila: He publicado en mi sitio Día de Negocios -www.diadenegocios.com – la noticia sobre su propuesta de bajar gratis su último libro. Estoy seguro que ha sido una decisión correcta ya que este sistema le permite llegar en forma directa, rápida y sin costos a los interesados. Conlleva, eso sí, la decisión de no obtener recursos; algo que en algún momento se tendrá que modificar dado que de alguna manera habrá que solventar los trabajos intelectuales que se realizan. Atte. Víctor Candi

    Víctor: Gracias por su ayuda en la difusión.

    Comment by Víctor Candi — mayo 5, 2010 @ 7:47 am

  25. Gracias Jorge! por seguir transmitiendo tu enorme conocimiento. Lo hiciste durante mi Maestría, posteriormente en el blog y algunas respuestas por mail y ahora a través de tu libro. Saludos y Éxitos, Ariel.

    Comment by Ariel Squeo — mayo 5, 2010 @ 10:08 am

  26. Muchas gracias! Iniciaré la lectura en breve. Mirando el índice parece muy interesante.

    Comment by Nicolás — mayo 5, 2010 @ 10:55 am

  27. Estimado doctor: Es verdaderamente lamentable que un economista de su talla haya encontrado impedimentos para la publicación de una obra, más aún teniendo en cuenta la impresionante cantidad de basura que se consume hoy en día. Pareciera ser que es suficiente con que alguien tenga algo importante para decir para que su producto pase a ser inmediatamente de “bajo consumo” y “poco interés”. Dedíquese usted a publicar un libro que hable acerca del vestuario o del maquillaje utilizado por nuestra presidente y no tenga duda que esa obra sí será de consumo masivo! Siento vergüenza ajena frente a esta situación. Reciba mi apoyo moral así como un agradecimiento por la posibilidad de leer su libro a través de Internet.

    Comment by Gustavo Kozacow — mayo 6, 2010 @ 10:37 am

  28. Dr. Un día en clase, un prof. de Estadistica comentaba que él no se tomaba la molestia de escribir y publicar dado que su trabajo no tardaba en ser fotocopiado. O escaneado y subido a la Red… Yo me preguntaba, y todavia lo hago, sobre si la media de los que escriben tienen igual aversión, dado que no obtienen un repago inmediato por su trabajo. La nueva economía hace que en estos casos el costo marginal tienda a cero con lo cual se modifican las escalas y condiciones del mercado. Es mas evidente en el caso de los libro y la musica. Pero, no obstante pareciera (al menos desde mi limitada percepcion) que no por ello dejan de florecer trabajos literarios y musicales… Quiza, podrian hacerse consideraciones sobre cual podrá ser el punto de quiebre en que discograficas y editoriales inicien una transformación significativa, ajustandose a esta "nueva" estructura de costos. Y cual puede ser el veredicto para una institución de suma importancia como el derecho de propiedad (intelectual), dado que me parece que los cambios son significativos… (en este sentido creo que hay un fallo de la Camara Federal que permite las ventas de CDs truchos en la calle)… Bueno, perdon si me fui de mambo, pero me parece un tema re interesante. Gracias por permitirnos leer su Libro Dr.

    Comment by Mario — mayo 6, 2010 @ 12:09 pm

  29. Estimado Jorge, me acabo de bajar el libro para imprimir, todavía no lo leí pero me gustaría poder comprarlo. ¿No podría arreglar con el CEMA que ellos aunque sea lo impriman en forma de fotocopia y nosotros los consumidores le hacemos llegar nuestro pago en forma de apoyo a su calidad profesional? Mi excedente del consumidor al bajármelo gratis es de 50 pesos y no tengo ningún inconveniente en acercarme al Cema para pagarlo. Abrazo y éxito.

    Comment by Andres — mayo 6, 2010 @ 12:25 pm

  30. Muchas gracias Dr. Avila, la verdad es que es una buena decisión la de publicar su libro por internet, mas hoy día en que las editoras de libros pueden estar presionadas por el gobierno (aunque no lo digan) o que el negocio pueda tener algun que otro problema (cosa obvia en los tiempos que corren). Por otro lado, mencionaron por ahí a PayPal. Creo que es "the way to go", por que no tiene que darle a cualquiera sus datos bancarios y por que así se maneja mucha gente, y con bastante éxito. Yo, que trabajo en sistemas tuve la experiencia de usarlo haciendo una compra y una donación a un muchacho inglés dueño de http://www.freertos.org Este muchacho escribió un sistema operativo gratis para microprocesadores pequeños y no tanto (de esos que pueden estar adentro de un televisor, GPS, impresora, periférico de PC, etc) y con el tiempo tuvo tanto éxito que se formó una comunidad mundial de desarrolladores, colaboradores y usuarios (entre los que me incluyo). Traigo a tema ésta y no otra operación, por que es un fenómeno que veo con frecuencia el de ofrecer un producto software, libros e incluso música (el caso mas sonado es el de la banda Radiohead) gratis y habilitar un canal de entrada de donaciones para todo aquél que le sirva y/o considere que debe una donación. Libre mercado a full, y con una idea buena le puede ir muy bién. Este muchacho del sistma operativo tiene una base de usuarios enorme, lo que implica soporte especializado en base a foros de usuarios 24/7/365, cosa que solo las grandes megaempresas pueden dar y no tiene ni por asomo la infraestructura que requeriría hacer eso de forma comercial (por cierto no creo que gane ni por asomo lo que ganaría una megaempresa que preste un servicio similar a nivel comercial) pero con una base de 1000000 usuarios a nivel WW, con que el 1% done USD 1 por mes(incluso prorrateado en el año), ya tiene una entrada de USD 10.000 al mes, lo cual no es poca cosa. Eso si, mientras se mantenga generando y manteniendo buen material, probablemente siga recibiendo donaciones. Otro caso Wikipedia. En fin, felicitaciones y gracias! TN

    Tortita negra: Muchas gracias por la interesante información que me das.

    Comment by tortita negra — mayo 6, 2010 @ 3:03 pm

  31. Querido Jorge, te agradezco y felicito por esta nueva y excelente colaboracion al esclarecimieto de nuestros problemas y el aporte que haces al debate academico de alto vuelo. abrazos

    José Luis: Te quedo agradecido por el comentario.

    Comment by Jose Luis Espert — mayo 6, 2010 @ 3:28 pm

  32. Estimado Jorge, felicitaciones por el libro y la decisión de ponerlo disponible en la web. Conozco los ensayos y me parece importante "atarlos" en una publicación para acentuar unidad conceptual de los distintos temas. La historia de la edición me recuerda que hace unos años compré por la web un libro de principios de economía en pdf muy interesante de un profesor de la universidad Simon Fraser de Canadá. Se había cansado de lidiar con las editoriales que intentaban modificar su estilo para que fuera igual a todos los manuales (por cierto el libro era muy original en su enfoque). Recuerdo que pagué por bajarlo en pdf unos 10 dólares. Luego de unos años veo que se lo editó Thomson Learning, parece que tenía mucho éxito al punto de que circulaba "pirateado" en buenas cantidades. La web tiene un impacto notable. Sin dudas mucho más que cualquier vidriera o cartel de una librería. Un saludo Daniel

    Daniel: Muchas gracias por el comentario.

    Comment by Daniel — mayo 6, 2010 @ 4:12 pm

  33. Dr. Ávila, si mal no recuerdo al hojear su libro, he llegado a leer algo así como que "el mal argentino se debe a que el país está desconectado con el mundo". Bueno, lo mismo pero en diferentes palabras decía Álvaro Alsogaray en su libro "Bases liberales para un programa de gobierno (1989-1995)": "el país sólo podrá crecer y volver a ocupar un lugar entre las naciones de avanzada si conecta su economía con la economía mundial". El libro es de marzo de 1989… ¡¡Y el problema sigue siendo el mismo!!

    Andrés: El problema es histórico. Arrancó allá por 1930.

    Comment by Andrés — mayo 6, 2010 @ 10:40 pm

  34. Hola que tal, escribo nuevamente para comentar que terminé de leer su libro en menos de 3 días y realmente me parece muy bueno, interesante, relativamente original y bien argumentado. Respecto a la pregunta que usted realizó a mi post anterior (número 4) (“…Una duda: no entiendo por qué la Importación de Instituciones te parece paternalista, ni tampoco qué tiene que ver con el "castigo y supresión (!!!) de las instituciones democráticas"…”), le comento que lo que dije debe entenderse en el siguiente sentido: – En cuanto al "paternalismo", … sólo voy a aclarar que tanto el espíritu de la comparación con el caso australiano-inglés, así como el concepto de trasladar a jurisdicción internacional la moneda y el ahorro nacional, explican por si mismas la atribución del adjetivo paternalista. – En cuanto al "castigo", mi referencia era acerca de que naturalmente, su propuesta de trasladar determinadas instituciones a jurisdicción internacional (notablemente la moneda y la banca), se debe a la historia de inestabilidad que los distintos gobiernos han mostrado a lo largo de nuestra historia en la administración de esas áreas, y en tal sentido, mal podría pensarse en que de haber sido al revés, la sugerencia fuera la misa. Por lo tanto, metafóricamente, podríamos comparar con aquel infractor de transito a quien le revocan su licencia de conducir en forma definitiva, y, para continuar en la analogía, se le asigna un chofer permanente, en lugar de capacitarlo y darle la oportunidad de que corrija su conducta anterior, por ejemplo, bajo supervisión y control. Obviamente, en términos de instituciones –dentro de una democracia-, no es una misma persona la que siempre las conduce; precisamente el principio republicano relativo a la necesidad de renovación, rotación o periodicidad de los cargos públicos, impone lo contrario. En cualquier caso, cierto es que en lo que concierne a las instituciones en discusión (moneda y banca), no son elegidas directamente por el pueblo en forma independiente, sino que son manejadas por el Poder Ejecutivo, siendo éste (en el esquema presidencial, una sola persona) a quien los votantes eligen. – Respecto a la "supresión", la idea de adoptar una moneda extranjera (dólar o euro), o incluso una común (como la zona euro en la UE) como propia, implica que como mínimo, el Banco Central del país toma una función prácticamente decorativa, al verse privado de sus funciones esenciales que son el manejo de la política monetaria y la superintendencia de las instituciones financieras. En su caso, usted es aún más contundente: En el tercer capitulo se lee: "Por consiguiente, el país debería optar por una de estas alternativas (…) B) dar crédito a la hipótesis de que el BCRA está demás y cerrarlo…" (Antídotos contra el riesgo argentino, Jorge Ávila, 2009, pagina 56). Finalmente, si fuese posible, quisiera agregar algunos comentarios y preguntas sobre el libro en si A) Aparentemente (cosa que yo había supuesto que podía cambiar desde la publicación de los artículos troncales individuales, al libro como un todo), la propuesta A), acerca de importación de instituciones, no parece tener entidad o contenido independiente respecto de las otras. Luego de la explicación del concepto de "Alberdi y el costo del repudio", junto con la comparación con la experiencia australiana, se expone "…Ejemplos de importación de instituciones son: a) firmar un tratado de libre comercio con EEUU, UE, Japón y otras grandes economías a fin de estabilizar la política comercial argentina; b) emplear el dólar norteamericano o el euro como moneda propia a fin de tener una unidad de cuenta estable y c) poner a la banca comercial bajo jurisdicción internacional a fin de evitar eventuales pánicos bancarios…." (Antídotos contra el riesgo argentino, Jorge Ávila, 2009, pagina 13). Por lo cual uno debiera concluir que las propuestas del libro o de su tesis son 3 (Internacionalización monetaria y bancaria, Pacto de libre comercio con una superpotencia y Fraccionamiento del Poder Impositivo) y no 4, de las cuales, en mi visión, la única que incluye técnicamente importación de instituciones es la 1 (Internacionalización monetaria y bancaria) ya que los acuerdos o tratados internacionales son realizados entre pares, sea en forma bi, o multilateral. B) En cuanto al tema legal, quisiera comentar que, aunque en el libro lo menciona repetidamente, el ordenamiento constitucional jurídico argentino no brinda en mi opinión las herramientas necesarias que puedan garantizar, local e internacionalmente, la estabilidad (idealmente irreversibilidad) de las medidas fundamentales a tomar por el gobierno. Constitucionalmente se reglamenta: "…Art. 31- Esta Constitución, las leyes de la Nación que en su consecuencia se dicten por el Congreso y los tratados con las potencias extranjeras son la ley suprema de la Nación;(…) "…Art. 75 inc. 22. (…) Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes….", por lo cual, salvo el caso del Tratado de libre comercio, la cuestión de la internacionalización de la moneda, y en verdad, todas las demás, están sujetas a la aprobación del Congreso mediante una ley común, y pueden derogarse del mismo modo. Desde hace bastantes años, eminentes constitucionalistas como Humberto Quiroga Lavié advirtieron las desventajas de esta punto, y así propuso en su proyecto de Constitución una reforma en materia de jerarquía normativa, por la cual existirían leyes de máxima jerarquía (equivalentes a la constitución o los tratados), que tanto para su sanción, reforma, como para su denuncia y derogación requieran mayoría calificada idéntica a la requerida para la convocatoria del poder constituyente, o para la aprobación o denuncia de un Tratado (2/3 del total), las cuales convivirían con las leyes comunes (de mayoría simple para sanción, reforma, o derogación) tal como las conocemos según rigen en el sistema actual. En tal contexto, creo que seria posible, contando con herramientas legales de igual jerarquía a la de los tratados o la propia Constitución, generar instituciones lo suficientemente sólidas para asegurar, como en el caso de la moneda, la mayor categoría e intangibilidad posible dentro de la democracia constitucional. C) Respecto a la propuesta de internacionalización de los depósitos, casi compulsiva en su totalidad, no me queda claro o al menos me resulta insuficiente la explicación de la incompatibilidad del funcionamiento del sistema off-shore y el on-shore, de forma simultánea. En el libro se lee "…El objetivo de la restricción es evitar que el público deposite sus ahorros en bancos bajo jurisdicción argentina, ya que, ante un nuevo pánico y su respectivo corralito, aquél volvería a sentirse estafado, repetiría los cacerolazos y empujaría al país a otro estado de cuasi-guerra civil…"(…) "…La supervivencia de la banca onshore, aun acotada por la competencia de la offshore, generaría una externalidad negativa sobre la estabilidad monetaria y la paz social…." (Antídotos contra el riesgo argentino, Jorge Ávila, 2009, pagina 80). Sin embargo, no pude encontrar posteriores aclaraciones antes o después en el texto relativas al punto. Mi opinión al respecto es que los objetivos son los mismos pero las intenciones para lograrlos son diferentes: yo también desearía tener un sistema financiero sólido y dinámico, que brinde créditos personales a tasas razonables de corto, mediano y largo plazo para consumo e inversión, y desde luego, créditos de garantía real (hipotecaria o prendaria) a muy largo plazo (20/30 años) a tasas bajas del orden del 5%, pero resulta que los principales impedimentos, sobre todo para estos últimos, se deben fundamentalmente a la inestabilidad macroeconómica y política. En términos legales, según las herramientas con las que el país cuenta, podría pensarse entre otras cosas, en prohibir el financiamiento del estado nacional y los provinciales a través de activos del Banco Central (sean encajes depositados en él, reservas u otros) o de los bancos privados (y por qué no los públicos) por un lado, y por otro, respecto de la inflación y la prima de riesgo, me remito a lo comentado en mi apartado acerca de la moneda en el punto siguiente. Piénsese en la fuerza y estabilidad de estas medidas, sancionadas con una ley de máxima jerarquía como la explicada en el punto B) Finalmente (last but not least!), aparece el tema del crédito: ¿Cree usted verdaderamente que la supresión del crédito bancario, y la relegación al "crédito comercial, la emisión de acciones y obligaciones negociables, los fondos comunes de inversión, la reinversión de utilidades y la captación de fondos externos para ser fraccionados en préstamos hipotecarios y prendarios a riesgo propio…" (Antídotos contra el riesgo argentino, Jorge Ávila, 2009, pagina 82) no bajarían en verdad la oferta de crédito general al país por si mismos? Claro, el concepto está contextuado en un escenario de baja prima de riesgo y estabilidad económica (monetaria y fiscal), pero suponiendo a ésta una constante y aquélla una variable, de qué modo es mas lógico que la oferta de crédito para inversión y consumo sea más amplia? ¿Con el ahorro nacional en manos del sistema financiero local o sin él? Si, asimismo, se considerara el ejercicio de las instituciones financieras argentinas (o lo que quede de ellas) en un escenario sin Banco Central (o con uno decorativo no autorizado a realizar lo siguiente): ¿Quién proveería a las mismas servicios para liquidez o solvencia? ¿Cuántos puestos de trabajo de calidad en este importante sector de alto desarrollo intelectual se perderían? D) Respecto a la moneda, y este es seguramente el punto más interesante, la misma noción cabe acerca del punto anterior en cuanto a aspirar a los mismos objetivos pero mediante distintas soluciones. En mi opinión, por las características de la economía argentina (en especial la composición tecnológica de su producto), la adopción del Euro o el Dólar como moneda nacional, si bien solucionaría el tema de la inestabilidad del tipo de cambio, estrecharía las posibilidades de desarrollo nacional notablemente. Coincido con usted en que las ventajas de la soberanía monetaria son largamente inferiores y hasta irrelevantes, en relación al daño que producen las variaciones del tipo de cambio (potenciadas notablemente en el largo plazo). Sin embargo, me encuentro entre quienes piensan que la convertibilidad fue y es la solución adecuada en ese sentido. La economía y sociedad argentina ha demostrado funcionar adecuadamente con el tipo de cambio fijo establecido de forma legal durante 10 años, y de modo informal desde aproximadamente Junio de 2002 hasta principios del año anterior en el orden de 3 a 1. Empero, lamentablemente, aquí vamos de nuevo; la salida de Redrado primero, y el desafortunado desprecio del gobierno a la independencia del Central (y desde luego, hacia toda otra institución), conjuntamente con otras circunstancias, han presionado el Dólar al alza y nuestro gobierno (lato sensu, léase, la autoridad monetaria) ha demostrado que al menos no tuvo problema en devaluar ya casi un 25% desde un año atrás y fracción a la fecha, y quién sabe cuánto más en el futuro. No necesitábamos esta experiencia práctica para darnos cuenta que la convertibilidad informal es notoriamente insuficiente. Pero quisiera puntualizar la cuestión del valor del tipo de cambio más alto que el apareado al dólar para nuestro caso. Como es conocido, entre las ventajas que genera (aunque no limitado a ellas) pueden nombrarse: A) Se favorecen las exportaciones y desfavorecen las importaciones, facilitando el superávit comercial B) Se favorece a determinados sectores en materia de sustitución de importaciones C) Se beneficia a las industrias nacionales y regionales (en especial las de poco valor agregado) D) Se incentiva la inversión extranjera en outsourcing de producción de bienes y desarrollo de servicios D) Se potencia al turismo local (tanto dentro de la capacidad instalada, como respecto a la inversión para ampliarla), en desmedro del internacional. Asimismo, se favorece al turismo internacional hacia la Argentina E) Se favorece a la recaudación (al superávit) en la medida en que sigan rigiendo impuestos a las exportaciones. Las desventajas por su parte, son tanto o más naturales (de nuevo, no limitadas a la siguiente nómina): a) Se desfavorecen las importaciones, lo que genera peores condiciones en la medida de acuerdos comerciales bi o multilaterales b) Lo más importante -la desventaja más grande- para mi es la "Primarización de la economía" a la que tiende el sistema: Los salarios son más bajos, se desincentiva la "estadía de científicos en el país", etc. c) La producción de bienes y servicios de alto valor agregado que requiera importaciones se ve afectada, precisamente, en la medida de la diferencia de cambio a la que se refiera. Como anoté al principio del, soy partidario de una convertibilidad como forma de solución a la inestabilidad del tipo de cambio y el riesgo devaluatorio, pero por las razones anteriores (cuyas magnitudes podrían ser medidas en un importante estudio de estimación) creo que el costo de una paridad 1 a 1 (o dolarización que para esta cuestión seria lo mismo) para una economía subdesarrollada como la argentina es muy alto, y sin descuidar el valor de las desventajas que ocasiona el tipo de cambio alto, entiendo que un valor adecuado, que no llevaría a una primarización de la economía podría establecerse en el orden de los 2 a 2,50 pesos por dólar. Nuevamente, debiera considerarse la fuerza de esta medida, en términos de la jerarquía legal en el contexto de la reforma sugerida en el punto A). En el largo plazo, una discusión muy seria obligada, es la de formar una confederación similar a la de la UE, sea en el continente sudamericano, o bien en todo el continente americano, con moneda única y libre comercio absoluto interno. D) Por último, como anticipé en el primer post, poco tengo para agregar y debatir respecto de sus propuestas “B) Pacto de libre comercio con una superpotencia” y “D) Fraccionamiento del Poder Impositivo”; simplemente creo que están en lo correcto. Tal como usted lo ha dicho repetidamente, la Argentina simplemente exporta una miseria; según datos del FMI y CIA factbook 2009, Argentina andaría en el 25% del PBI, lo cual es realmente paupérrimo comparado con, por ej., con Chile que exporta casi la misma cantidad mientras que tiene más o menos la mitad del PBI (y población) que nosotros, o sea, exporta el 50% de su PBI. Ojala que en nuestra sociedad nos demos el debate que merecemos, en lugar de discutir nimiedades del presente y pasado, y en este sentido, su libro da en el corazón del problema. Nuevamente, saludos, agradecimiento y felicitaciones, Adolfo.

    Adolfo: Agradezco tu exhaustivo y bien pensado comentario. Aunque es larguísimo, lo publico casi sin recortes porque es valioso y no quiero que se pierda. Trataré de responder en esta ocasión tus preguntas o cuestionamiento más claros; dejaré para otra ocasión o para una eventual reunión en persona el resto. 1) Aceptar la existencia de un banco central en Argentina es aceptar callada o inocentemente la inevitabilidad de la devaluación, la inflación, la desbancarización y la eterna ausencia de préstamos de largo plazo. Me respalda una evidencia histórica de 80 años. 2) Por ensayo independiente, yo entiendo un ensayo autocontenido, que se puede leer en forma independiente de otros. Es en este sentido que el libro contiene 4 ensayos. 3) Sobre el "paternalismo", veo que considerás paternalistas a Alberdi (por aconsejar a Urquiza que sujete la Constitución a acuerdos intern’les prolongadísimos), a Felipe González (por meter a España en la OTAN con lágrimas en los ojos) o a los mexicanos (por someter a México a un TLC con nada menos que EEUU y Canadá). Creo que no llegás a entender el significado de la idea de irreversibilidad y sus beneficios y costos asociados. No hay beneficio sin costo de oportunidad; creer lo contrario es de gente inmadura. 4) Sobre la presunta incompatibilidad de la banca offshore con la onshore, mi argumento (que reproducís en el comentario) responde a la pregunta. 5) Sobre la inconveniencia de la eurización por razones de productividad, por favor, leé mi respuesta al comentario que sigue. 5) Sobre la oferta de crédito para el país en un sistema offshore, llegás solo a la respuesta. Si las devaluaciones y los pánicos bancarios son causas importantes de la alta prima de riesgo-argentino y si la prima es la primera restricción a la oferta de crédito, se sigue que la oferta de crédito será mayor bajo un sistema offshore que bajo uno onshore. 6) Después de poner en marcha un TLC con EEUU y una banca offshore, no debería llamarte la atención que llovieran préstamos de bancos extranjeros a familias argentinas para la compra de casas y autos a un costo cercano al norteamericano. 7) Sobre los desniveles de productividad y la moneda única, fijate en mi respuesta al comentario Nº 39 (punto 4).

    Comment by Adolfo — mayo 7, 2010 @ 9:02 pm

  35. Doctor Avila, gracias por poner su libro a nuestra disposición. Comence a leer directamente la parte en donde realiza su propuesta monetaria, ya que con la crisis en la zona euro con los PIGS, creo que es la propuesta que mas está en discusión actualmente. Los principales problemas que le veo a la dolarizacion o eurizacion que propone (como se expresa en este articulo http://www.voxeu.org/index.php?q=node/4999 son la nula movilidad de la fuerza de trabajo, la falta de reaseguro fiscal con Usa o Europa, y las rigideces en los precios que impedirian solucionar problemas de competitividad o desbalances rapidamente (claramente los PIGS son una muestra de estos problemas). Es por estas cuestiones que el problema de Grecia es mucho mas grave que el del Estado de California (aunque este ultimo es mucho mas irresponsable fiscalmente) como se expresa en este otro articulo: http://www.nytimes.com/2010/05/07/opinion/07krugman.html?partner=rssnyt&emc=rss. ¿Que piensa usted de estos posibles problemas de su propuesta? Saludos

    Walter: La desventaja que supone una escasa movilidad de la fuerza de trabajo en un esquema de tipo de cambio fijo (entrar en el euro implica entrar en un régimen extremo de tipo de cambio fijo) fue desestimada por el Robert Mundell. Es Mundell quien en la década de 1960, en el artículo clásico Optimal Currencies Areas, examinó la conveniencia de un tipo de cambio flexible cuando el factor trabajo tiene escasa movilidad. Pero 40 años después desestimó la presunta ventaja. Lo menciono explicitamente en el capítulo que leíste. Ahora bien, suponé que Mundell no hubiera dicho nada al respecto. Te pregunto: ¿te perderías el beneficio de la estabilidad que provee una moneda de primera clase por la posibilidad de devaluar para combatir el desempleo? No olvidés que para devaluar hay que tener una moneda nacional y dejar que la administren el Machinea, el Cavallo, el Kirchner o la Marcó del Pont que te caiga en suerte.

    Comment by Walter — mayo 8, 2010 @ 12:49 am

  36. Estimado Sr. Avila Felicitaciones por el libro y por el blog, del cual soy un frecuente lector. Saludos!

    Comment by Alejandro — mayo 8, 2010 @ 2:17 pm

  37. Felicitaciones por el libro. Empece ayer a leerlo, y una vez terminado le hago un feedback. Una consulta, porque en vez de entregarlo gratuitamente, no hizo algo a través del blog, donde el precio lo ponga la gente, y haya un mínimo de X$ (como podría ser 5$)? Saludos

    Sebastián: Porque no se me ocurrió.

    Comment by Sebastian Cendoya — mayo 8, 2010 @ 2:32 pm

  38. Estimado Dr Disculpe, lo lei, y al menos en el caso de España hay varias omisiones, los pagos por bases de USA y las ayudas de la CEE, si se fija en la literatura, la cual es ampliamente disponible, ademas de la reserva de mercado para las construcciones, con tios ricos, todos somos buenos. saludos cordiales

    Jorge: No menciono al subsidio para la reconversión estructural porque no va al punto. No olvide que lo que yo escribo no es historia sino ensayo económico. El punto es que la percepción de irreversibilidad de una apertura pactada con una superpotencia es mayor que la percepción de irreversibilidad de una apertura unilateral. Por esta razón la apertura con la superpotencia es más eficaz. Si Ud. entendió otra cosa, fallé.

    Comment by jorge — mayo 8, 2010 @ 8:38 pm

  39. Dr. Avila. antes que nada felicitaciones y gracias por su aporte público y gratuito, que es una mezcla de conocimientos y docencia, rara en estos tiempos. En honor a la brevedad, solo trato ahora el Cap. I. Imperdible lo de importar instituciones y revolucionaria en este centralismo decadente la provincialización de la recaudación impositiva. Un punto entre reflexión y pregunta (tenga en cuenta que solo soy iniciado). Las "reversión informal" producto del populismo causado por el Estado de Bienestar que la socialdemocracia europea impone, estimo puede hacer tambalear la internacionalización de tratados y normas asociadas, p.e. el caso Grecia ¿cree Ud. que el cumplimiento del tope impuesto para el déficit fiscal del 3% del PBI deba ir acompañado de controles mas finos considerando p.e. el envejecimiento poblacional, el desarrollo tecnológico, los niveles de inversión, índices de productividad, políticas sociales, etc.? ¿El desnivel entre Alemania y la Grecia del tabaco, turismo y aceituna pueden sostener una moneda única? ¿La "reversión informal" no está mas influenciada por la política y las ideologías populistas que por el mero hecho de cumplir topes consensuados? Nuevamente gracias y saludos cordiales.

    Martín T: 1) No entiendo qué quiere decir con "reversión informal". 2) Creo que la Unión Europea debe seguir siendo una confederación de estados autónomos, que comparten una moneda y una banca central supranacional y que tienen libre comercio y libre movilidad de factores entre sí. Eso es lo que propongo para Argentina en el libro. La UE no debería meter la nariz en cuestiones internas de sus miembros. 3) Aunque queda claro que las consecuencias del excesivo endeudamiento de un país las sufre el conjunto de la UE y no sólo el país que se excede. Esta externalidad negativa se podría solucionar por medio de un gobierno europeo con facultades recaudatorias en toda la Unión. Pero este paso es conflictivo y peligroso. Porque importaría un avance sobre las autonomías nacionales. 4) Sobre los desniveles de productividad y la moneda única, vea la cuestión de esta manera. La Rioja es menos productiva que la Ciudad de Buenos Aires, en el sentido del cuestionamiento suyo y de Adolfo (comment Nº 34). No obstante ello, no ha sido necesario recrear una moneda riojana y devaluarse sistemáticamente. Cuando una provincia o país es menos "productivo" que otro, hay que aceptar que el primero es relativamente pobre. El mercado se encargará de igualar los ingresos por medio de la migración. Los gobiernos, por medio de subsidios interregionales. Y los estaditas, por medio de reformas inteligentes: túnel a Chile, libre comercio con Chile y el mundo, política de cielos abiertos (para abaratar costos de transporte), privatización del subsuelo (para estimular la inversión minera), etc.

    Comment by Martin T. — mayo 10, 2010 @ 8:09 pm

  40. Dr. Avila tengo una sola duda realmente es usted el que contesta? con toda la gente que le escribe y de forma tan extensa como el Señor Adolfo comentario numero 34, me da lugar a la duda… muchas gracias!

    Juan Pedro: Soy yo. No veo por qué te llama la atención.

    Comment by Juan Pedro — mayo 13, 2010 @ 8:39 pm

  41. Hermosa fantasía…

    Baruch: ¿Cuál es la alternativa?

    Comment by BARUCH — mayo 16, 2010 @ 12:37 pm

  42. No la hay, y menos pacificamente. Es más, Argentina integró un club como el que indica hasta la Primera Guerra Mundial, pero el repudio institucional (el proteccionismo británico) lejos de emanar de nuestra voluntad nos fue impuesto de forma tan restrictiva, como para restringir el comercio a la comunidad británica de naciones. Y fue, precisamente, esa sensación de descastamiento la que posteriormente daría impulso al GOU, pese a habersenos concedido el acuerdo Roca-Runcimann como un premio consuelo merecido pero indignificable. No existe otro argumento lógico que pueda explicar porque nuestro país fue aliado en Primera Guerra y simpatizante del Eje en la Segunda. Además, dar por sentado que en la UE no existe posibilidad de exclusión es un desborde positivista que, como están las cosas, no me animaría a suscribir. Atentamente BARUCH

    Baruch: Léa bien. Jamás dije que no existiera la posibilidad de exclusión. Tampoco dije que fuera imposible salir. Repito 1000 veces que el costo de repudio de la UE es altísimo, por la pérdida de bienestar económico y prestigio internacional que significaría para el país que la abandonara. Y este es todo el punto. Tan alto es el costo de repudio, tan baja, en consecuencia, es la probabilidad de cambio de instituciones fundamentales, que en una situación normal, como la previa a la crisis, se pulveriza la prima de riesgo-país y se intensifica la acumulación de capital y de progreso. Pruebas al canto. ¿Bajó o no al nivel alemán la prima de riesgo griego antes de la crisis? Sí, bajó. ¿Entró capital y creció Grecia antes de la crisis, sí o no? Sí, en ambos casos. ¿Es grande la resistencia al abandono de las reglas de la UE, sí o no? Claro que sí, es enorme. Si Grecia jamás hubiera entrado a la UE, jamás se habría enriquecido tanto en tan poco tiempo y hace rato que habría devaluado el viejo dracma, entrado en default y aplicado el modelo productivo. ¿Soy claro o no? Pregunto cuál es la alternativa viable a lo que propongo en el libro. Vos decís que no la hay. Es falso. Siempre hay una alternativa viable. Es cuestión de ponerse a pensar.

    Comment by BARUCH — mayo 18, 2010 @ 9:08 pm

  43. Veo que se centra en el caso griego y omite toda consideración sobre mi comentario historico respecto de la Argentina. Aún en el caso griego, me permito resaltar que el mercado no acertó cuando el riesgo griego se puso a la par del alemán -cosa que la realidad, aunque tardía, confirmó abrumadoramente- porque Grecia no creció, sino que gastó. Las diferencias fundamentales eran entonces tan abumadoras como ahora. No tengo duda que la resistencia al abandono es muy alta, pero creo que es prematuro considerar que las actuales circunstancias son definitivas. Su consideración final sobre la "alternativa viable" me recordó una anecdota. Yo estaba en cuarto año de la secundaria y teníamos un profesor de matemática muy exigente (¡hoy lo valoro muchisimo!). Varios compañeros discutiamos de política cuando él se acercó. Yo postulaba alguna idea con un voluntarismo similar al suyo, y él me interrogó: – ¿Piensa que estos problemas son cuestión de voluntad, muchacho? Inmediatamente, le respondí que sí. Entonces el me dijo algo que jamás voy a poder olvidar: – Tenga cuidado, porque la política es como la matemática, la solución de los problemas depende del conjunto de elementos con que trabaje. No quiero cerrar el comentario sin confirmarle que ha sido clarísimo. ¡Tanto como yo!… Agradecido por su gentil atención, BARUCH

    Comment by BARUCH — mayo 20, 2010 @ 9:00 pm

  44. Estimado Jorge: envidiable es lo que puedo decir de una rápida lectura de su libro digital, que merece profundo estudio. Encuentro allí dos cosas para comentarle, sobre las propuestas de dolarización de nuestro admirado Blasco Garma y otras: en diciembre de 2001 lanzamos nuestra propuesta sobre LA CONVERTIBILIDAD GARANTIZADA, que está en nuestro blog argentinasalvajizada.wordpress.com a partir de hoy, por si le interesa verla y comparar con otras similares. También hicimos propuestas de dolarizar desde mediados de años antes que las que usted menciona, también allí difundidas. La solución propuesta (cada pais con su moneda nacional pero garantizada por la reserva federal como allí explicamos) unificaría la moneda en función del valor del dolar, respetando los orgullos nacionales y pesos en sus idiomas nacionales. Felicitaciones por su libro y saludos de Germán

    Germán: Gracias por el comentario. Veré su propuesta.

    Comment by German R. Piran — mayo 29, 2010 @ 3:41 am

  45. Jorge, Nuevamente alumno tuyo del Ma. del CEMA. Te recomiendo si podes publicar el libro en el Kindle, es el nuevo producto de Amazon que está espectacular. https://dtp.amazon.com/mn/signin Bajando esta plataforma te permite subirlo, obviamente es solamente para los que tienen el Kindle, pero creo que es una alternativa simple y suma. Abz

    Ezequiel: Lo subí y en el Kindle se veía horrible. Amazon debe mejorar mucho su sistema de uploading todavía.

    Comment by Ezequiel — mayo 30, 2010 @ 9:16 pm

  46. Dr. Ávila, le copio a continuación un link en el que se entrevista a Rafael Correa: http://blogs.tvpublica.com.ar/internacional/2010/12/11/ecuador-en-busca-de-la-soberania-economica/ No le recomendaría esta insufrible entrevista si no fuera porque en mitad de los alegatos a favor del socialismo del sXXI y qué se yo cuánta cháchara, uno encuentra, de golpe, argumentos "pragmáticos" en defensa de la dolarización. Según Correa mismo: "es muy difícil dar marcha atrás en eso porque crearía un caos económico y social"… y refiriéndose con claridad al "costo de repudio": "en la economía hay cosas en donde es muy fácil entrar y casi imposible salir". Tenemos entonces a un bolivariano, en persona, justificando la mismísima cesión de la facultad soberana de hacer política monetaria, sí… porque una marcha atrás sería una catástrofe. Y todo en pos de lograr la "soberanía económica", ojo, que no se malinterprete!! que acá somos todos socialistas (S XXI) de ley!!

    Guillermo: Excelente ejemplo del concepto de costo de repudio. Merece un post. Gracias por el link.

    Comment by Guillermo — diciembre 11, 2010 @ 8:18 pm

  47. ¿Has encontrado un editor ya?

    Diego: Sí. El libro ha sido publicado por http://www.bajalibros.com.

    Comment by Diego — abril 19, 2011 @ 9:18 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol