La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

agosto 29, 2008

Otra estatización

Filed under: Cotidiana — Jorge Avila @ 8:16 pm

Por fin esta semana un político de peso salió a decir que se opone a la estatización de Aerolíneas Argentinas. Tenía la impresión de que la iban a estatizar sin que a nadie se le moviera un pelo. Pero Macri alzó su voz para destacar que la empresa debía quedar en manos privadas. Un mes antes, A. Rodríguez Saá había opinado tajantemente que el gobierno no debía comprar ni expropiar ni salvar a AA; que lo mejor era dejar que la empresa quebrara.

Rodríguez Saá me sacó las palabras de la punta de la lengua. Qué tiempos estos. Fue necesario que un peronista del interior, un conservador-populista, levantara la antorcha privatista en medio de una larga y oscura noche poblada de oportunistas, camaleones, cobardes y confundidos. Porque toda la oposición, hasta este par de declaraciones, se inclinaba por la estatización lisa y llana en la medida que se cumplieran dos requisitos: a) que el secretario de Transportes Jaime y el grupo Marsans no hicieran su negociado y b) que los 9.000 empleados de AA y Austral conservaran sus puestos de trabajo. Por cierto, el cumplimiento de ambos requisitos es muy bueno para la salud moral y social del país. Pero ¿qué hay de la salud económica? ¿Es que no sabemos hasta el hartazgo que una empresa estatal es por naturaleza ineficiente, deficitaria y corrupta por el mero hecho de no tener dueño?

Una empresa del Estado está predestinada a la quiebra. Aunque rara vez caiga en ella en razón de que el Estado nacional la subsidia a perpetuidad. Esto significa que mucha gente que no puede viajar en avión tiene que pagar parte de los pasajes de los ricos y de las prebendas que gozan los sindicalistas del transporte aerocomercial. Alicia Castro y su sucesor, Ricardo Frescia, se relamen. Defienden la estatización con argumentos de hace medio siglo, que no resisten el menor análisis: soberanía nacional, que atribuyen a la línea de bandera, y solidaridad, que según ellos debemos tener para con aquellos argentinos que viven sobre rutas no rentables que una empresa privada no atendería.

Son pavadas. Hay cantidad de empresas en las gateras esperando la oportunidad de entrar en el mercado aerocomercial argentino. LAN estaría encantada de hacerlo. Mata, el empresario español que solicita hace años al gobierno, sin suerte, que se le permita volar en nuestro país, ocuparía con gusto el vacío que deje AA. Lo único que hay que asegurarles es una tarifa realista y que el gobierno dejará de fogonear las huelgas de pilotos y cualquier otro tipo de personal. Las empresas que esperan en las gateras pagarían el canon de las rutas, contratarían parte del personal y se lanzarían a alquilar o comprar suficiente cantidad de aviones. En poco tiempo, nadie se acordaría del tema. Algunos como yo, sin embargo, se tomarán el trabajo de recordarle al gran público que este problema lo armó el ex-presidente Kirchner. Los españoles de Marsans quizá sean corruptos; debo señalar, no obstante, que no hay corruptos sin socios del otro lado del mostrador.

20 Comments »

  1. Dr. Avila: No pongo las manos en el fuego por Marsans, pero con tarifas irreales y atrasadas, sometidas al ahogo vía retaceos en subsidios que sí dan a otros, más el acoso salarial, es fácil y previsible que el empresario fracase. El asunto con la política de cielos abiertos o la reprivatización de AA es qué hacer con aquellos destinos no rentables donde sí o sí es imprescindible un subsidio para asegurar una determinada cantidad de vuelos. A propósito: Sabe ud. algo de los balances de AYSA y el Correo Argentino? Cuál es la plantilla laboral actual y cuál era al momento de ser estatizadas? Y no se olvide que tanto con Suez por Aysa como Marsans con AA, se perderán los juicios en el Ciadi y "poniendo estaba la gansa".

    Ernesto: Muy buen comentario. Nos recuerda que la de AA es la tercera estatización importante que ejecuta el gobierno de los Kirchner. Y también me permite agregar que el gobierno podría subsidiar perfectamente los vuelos a puntos del Interior no rentables, por medio, desde luego, de partidas explícitas a tal fin en el presupuesto anual que discute y aprueba el Congreso de la Nación. Esta es la forma.

    Comment by Ernesto — agosto 29, 2008 @ 8:37 pm

  2. Los argumentos más sólidos de Alicia Castro son sus dos departamentos en el edificio Cavanagh, donde las expensas son arriba de $4000 por mes. Es increíble el casi total consenso político sobre estatizar AA, no sé si la opinión pública tiene el mismo consenso, no creo porque el 70% de los argentinos a los aviones los ve desde abajo. Mientras tanto Brasil libera sus tarifas aéreas http://www.ieco.clarin.com/notas/2008/08/29/01748995.html

    Christian: Ve, ahí tiene otra manera de evitar el desabastecimiento de servicios aéreos interno sin necesidad de estatizar AA. Las líneas aéreas brasileñas estarían más que contentas de ofrecer vuelos de San Juan a Córdoba, de Córdoba a Jujuy y de Jujuy a Buenos Aires. Para Argentina sería un negocio redondo. Nos sacaríamos de encima el déficit que acarreará la nueva empresa estatal y la ineficiencia y corrupción inherentes a la administración oficial del negocio aéreo. Podrían incluso entrar empresas de otros países, como LAN. Podrían incluso capitalistas argentinos asociarse a algunas de ellas. Hay mil formas superiores al estatismo. Sin embargo, el 99% de la dirigencia política argentina parece dormida en el pasado. Sin reflejos.

    Comment by Christian — agosto 29, 2008 @ 9:21 pm

  3. Estimado Jorge espero que me comprenda ya que no puedo compartir su punto de vista, es más creo que es imprescindible y necesaria la privatización de AA ya que ello aunado al tren bala permitirá a todos los argentinos disponer de eficientes medios de comunicación o transporte, incluso en los aviones se puede poner un cartelito similar al de los ascensores "Pudiendo ir en el Tren Bala, el Estado no se responsabiliza por el uso de AA". Ud. seguramente no tiene en cuenta que AA ha vendido pasajes de más y sería un verdadero descrédito que AA no cumpla con estos compromisos, seguramente tambien olvida el efecto beneficiador y acumulativo en el fomento del turismo y de la cultura que estos emprendimiento tendrán en el futuro. Tampoco debe escapar el hecho que al estatizarse, el Estado ahorra en subsidios, razón por la cual no entiendo por qué también no se estatiza el transporte de colectivos y de subtes al igual que la enseñanza privada, la AFA, etc, la eficiencia se puede promover a través de campañas publicitarias a distribuir en forma equitativa por todos los medios de prensa oficiales y por último si estas actividades arrojan algún deficit no esperado el mismo se soluciona con la emisión de algún bono que si Chavez no lo compra, puede ser colocado entre las AFJP, la ANSES o el Tesoro, igual después se pueden rescatar recomprandolos y constituyendo un fideicomiso.

    Carlos: Publico su elocuente comentario a riesgo de que Alicia Castro, la ex-azafata de AA y actual embajadora en Venezuela, se entere de su idea y con la ayuda externa de Chávez y la interna de la oposición nos estaticen del todo. Elisa Carrió, los radicales, muchos de los seguidores de Macri y Bonasso, todos en este tema piensan igual. Carrió, por ejemplo, acostumbra decir que a ella no le importa si la empresa es privada o estatal, que sólo le importa si presta buenos servicios. ¡Como si la propiedad de la empresa fuera independiente de la calidad del servicio!

    Comment by Carlos — agosto 29, 2008 @ 11:05 pm

  4. Dr. Ávila, gracias por publicar este post. No lo tenía al Alberto (así le dicen, aunque no tengo simpatías por él) decir algo que es una verdad grande como una casa: Aerolíneas "Argentinas" debería quebrar como cualquier empresa (si la podemos llamar como tal) y punto. En esto estoy completamente de acuerdo. Eso de que "todos somos Aerolíneas" (mía no es, lo aclaro de entrada) es un cuento chino y de un nacionalismo falso y barato; pareciera ser que aquellos que fogonearon la frase en su momento se olvidan de que eso de la "aerolínea de bandera" hoy en día no corre más. Ah, me acordé: en la ocasión donde surgió esa frase tuvimos el dudoso gusto de conocer personajes como Basteiro o Cirielli. ¿Acaso no es inmoral que un Estado cuyos servicios básicos son más que deplorables destine dinero de los contribuyentes para solventar a una aerolínea quebrada? Más que progresismo, esto es berretismo puro. Por otro lado, me gustaría que Aerolíneas quiebre; pareceré malintencionado con lo que dije, pero los empleados sindicalizados que se la pasan haciendo lío hace largo rato que se merecen quedar en la calle. Mejor aún, a los siete gremios que andan dando vueltas por ahí se les iría a la basura su "juguetito" (Aerolíneas Argentinas). Lo que yo haría para acabar con el cuasimonopolio de Aerolíneas es simple: desregular totalmente el transporte aéreo y decretar "cielos abiertos". Así los argentinos tendremos más opciones para elegir dentro de la aviación comercial argentina. P.D.: Jorge, ¿Usted se acuerda el hecho en donde unos maleducados casi le arruinan (o le arruinaron) el casamiento a la hija de Domingo Cavallo? ¿O las veces que bloquearon la autopista Riccheri, provocando que la gente fuese hasta el aeropuerto Ministro Pistarini a pié?

    Andrés: 1) Me acuerdo de todos los agravios a la propiedad privada, concepto que incluye el libre tránsito de calles, rutas y puentes. 2) Cielos Abiertos. ¡Qué gran concepto! El día que rija será un tremendo paso adelante para las provincias alejadas de los puertos del Litoral. Y sin embargo no hay un solo gobernador de Cuyo, el Noroeste o el Noreste que sepa su significado o se atreva a proponerlo.

    Comment by Andrés — agosto 30, 2008 @ 1:09 am

  5. Dr. Avila: Creo que se le escapa la tortuga en algo: mire las empresas de servicios públicos y sus estados patrimoniales (muchas cotizan en bolsa y sus balances de los últimos años son elocuentes), con tarifas congeladas y gremios, como el de Moyano Boy en Autopistas, sacando aumentos salariales superiores al 400% en los últimos años siendo que a las empresas no les permiten aumentos de tarifas. Obvio: los subsidios van para mantener a estos trabajadores o "privilegiados", y si quiere, extrapolelo a AA y tantas otras, en algunas como la aérea, con el relato o construcción dialéctica de la "empresa nacional de todos los argentinos". Repare, como en el caso de los colectivos y trenes, que muchos o gran parte de los subsidios van para combustibles y lo necesario e imprescindible para que circulen (de mejoras y modernización ni hablar) y por supuestos generosos aumentos salariales (si la inflación fuera del 8% como tira el Willy Moreno, se ha dado cuenta ud. qué alta es la productividad de esa gente, que obtuvo aumentos que rondan el 30%?). Va de suyo, el modelo actual se morfa el capital (capital que viene de la sobreinversión de los malditos 90), esto es, una amortización acelerada del capital de trabajo y el día que no resistan más, agarrate Catalina!

    Ernesto: ¿En qué se me escapa la tortuga, exactamente?

    Comment by Ernesto — agosto 31, 2008 @ 8:20 am

  6. Dr. Avila: Estoy totalmente de acuerdo con su planteo. Aerolíneas es una empresa privada que debe quebrar porque no pudo ofrecer un buen servicio. Lo único lamentable es que el Estado hizo todo lo posible para que esto termine así. Ahora proponen estatizarla, lo cual no solo es un error intelectual sino una grosera inmoralidad, pretendiendo que todos ignoremos lo que están haciendo con LAFSA, un verdadero monumento a la corrupción y una dolorosa bofetada a la dignidad de todos los argentinos. Esta es la Argentina de cobardes que tenemos, donde todos quieren vivir a costa del resto. En el ámbito de la biología los llaman parásitos. En el campo de las relaciones humanas, hemos adoptado confusos eufemismos tales como socialistas, justicialistas y progresistas. Es hora de despertar.

    Comment by Patricio Lagger — agosto 31, 2008 @ 7:27 pm

  7. Estimado Dr. Ávila. Gracias por publicar este post que es una luz en esta oscuridad de estatismo que vive la Argentina y que Ud. bien recalca que abarca a casi todo el arco político con raras y sorpresivas excepciones. En los años noventa lo que se privatizó realmente fue la gestión ya que el Estado se reservó la propiedad, delegó el monopolio de ciertos servicios reservándose el poder de regular, el derecho de fijar tarifas, aplicar nuevos impuestos y establecer los niveles salariales. En una palabra los costos y beneficios dependían y dependen de la buena voluntad del Estado. Nada de libre comercio. Esta "privatización" falsa y virtual, que tuvo poco de solucionar la eficiencia y de retorno al liberalismo, fue demonizada como "neoliberalismo" por los populistas demagógicos. Se puede anotar como el fracaso de la gestión privada de las empresas de propiedad del Estado ya que solo fue y es entregar una concesión monopólica. Como bien dice Ud. son "pavadas" que el Estado vuelva al rol de propietario de emprendimientos comerciales. Es patético y terrorífico. Los defensores de este rol ocultan el verdadero debate. Omiten la incompetencia del Estado en hacer las cosas que no sabe y reniegan de los que lo hacen mejor. El Estado del Bienestar, que Ud. bien lo tiene catalogado, es un fracaso hasta en las cosas que se supone le corresponde y que personalmente estimo le exceden en sus funciones. Dar un vistazo a la Educación en todos sus niveles, la Seguridad y protección de la vida y los bienes de los ciudadanos, los Servicios Sociales y la Asistencia Sanitaria a los necesitados y marginados, la Seguridad nacional es una situación de fronteras sin control lo que permite el contrabando y el narcotráfico, las Pensiones y Jubilaciones en niveles de sobreviviencia, la Red caminera nacional y provincial, verdadera ruleta rusa que está llevando a los argentinos a un genocidio. Toda la estructura estatal, en todos sus poderes, está en quiebra, en decadencia sus instituciones y en la degradación de sus recursos técnicos y humanos. Sobre AA los estatistas y legisladores ineptos creen haber dicho y conocer casi todo pero no comprenden el rumbo hacia el abismo del negocio aéreo estatal. Un estudio de la Universidad Di Tella "Industria aeronáutica comercial en la Argentina" revela que entre 1998 y 2008 la cantidad de aviones en condiciones de volar cayó un 38%. Chile incrementó en 48% y Brasil en 74%. Este año volarán 5,9 millones de personas que equivalen a la misma cantidad de 1996. Los pasajeros de ómnibus de larga distancia en 1996 sumaban 49,4 millones y este año llegarán a 69,7 millones. En una palabra un mercado "estancado". Es de demagógicos hacer aparecer al Estado como el heroico salvador, el defensor de los "cielos de la patria", el tutor de una aerolínea de "bandera", el papel de benefactor de los gremios aeronáuticos que no son más que absurdas y abusivas demandas de burocracias corporativas. Para el Estado no existen clientes ni usuarios, ni calidad de servicios, solo contribuyentes esclavos de un monopolio que el mismo impone, legisla, controla y condena. Como Ud. bien lo expresa solo una agresiva política de desregulación progresiva de tarifas, precios y mercado puede hacer de este negocio algo rentable y de interés para las imprescindibles inversiones. Solo espero, cómo muchos que se sumen voces y oídos para evitar esta decadente regresión. Atte.

    Martín T.: ¿En los casos de las telefónicas e YPF, por ejemplo, también hubo sólo privatización de la gestión? (Las negritas en el comentario son mías.)

    Comment by Martin T. — agosto 31, 2008 @ 8:28 pm

  8. Doctor Avila. Hablando de ineficiencia de las empresas públicas; recuerdo que hace varios años se privatizó el casino de Tucuman porque ¡daba pérdida! ¿Alguien se imagina que un casino dé pérdida? Ahora quieren estatizar todo; la verdad que estan locos. Muchas gracias.

    Comment by Guillermo — agosto 31, 2008 @ 10:38 pm

  9. Dr. Avila: si esto sigue así, el iceberg está muy cerca; tengo casi 40 años y me preocupa el país que va a tener que pagar mi hijo, LAFSA, AA, Jubilaciones "truchas". Cuantos default mas vamos a sumar? cuantas manchas mas para este tigre? Cada vez mas pienso que nuestra moneda debe llevar la inscripción de "in GOD we trust".

    Julio: Comparto sus preocupaciones. Mientras los Kirchner sigan en el poder seguirán haciéndoles zancadillas a las empresas privatizadas con el fin de reestatizarlas, en lo posible en cabeza de sus amigos, y cerrando la economía. Pero me consuela la posibilidad de irme a vivir al Uruguay que pronto firmaría un TLC con EEUU.

    Comment by Julio — septiembre 1, 2008 @ 3:06 am

  10. Dr. Avila: Se le escapa la tortuga (maradoniando el castellano) en que estos gremios, como AA, OSN (Aysa), Correo, han obtenido generosos aumentos salariales mientras en muchos casos las tarifas se han mantenido ridículamente baja. Repare que por ejemplo, en todo el mundo se subsidia el ferrocarril de pasajeros, pero con una tarifa razonable: aquí tenemos tarifas africanas y los sindicatos pretenden el Estado de Bienestar que Suecia, a su ritmo, viene abandonando desde hace varios años. Le reitero, empresas deficitarias (aún las "esmeriladas" como muchas de servicio sometidas al acoso que tienen que hacer frente al acoso de los discípulos de Moyano). Esos generosos sueldos de estos privilegiados (averigue cuánto gana un boletero de subte y encima con la cantinela del "trabajo insalubre") se afrontan con subsidios que paga el que usa y el que no usa el servicio, el que vive en Posadas como el de Puerto Deseado. Y al no haber rentabilidad, las empresas se comen el capital "fungible" que se invirtió en los 90. Esa entiendo es la paradoja: Está ud. de acuerdo?

    Ernesto: Claro que entiendo. Estamos diciendo lo mismo. De ahí que no comprenda su metáfora de la tortuga.

    Comment by Ernesto — septiembre 1, 2008 @ 12:08 pm

  11. Excelente, estaba esperando que alguien dijera las verdades de esta payasada. ¿Puede ser posible que en las discusiones se diga que las empresas eficientes tienen 25-30 empleados por avion y nadie saque la cuenta que sobran por lo menos 5000 empleados? La estatización es para seguir dando a estos 5000 planes trabajar de 1500 pesos minimo con aguinaldo y cargas sociales.

    Comment by Roco — septiembre 1, 2008 @ 2:54 pm

  12. Dr. Ávila: se olvidó de mencionar a los periodistas, ya que la mayoría de ellos son progresistas, y nunca van avalar la quiebra de Aerolíneas Argentinas, la aerolínea de bandera. ¿Que es una aerolínea de bandera? Nada mas que una frase vacía, para que la repitan los idiotas útiles. Al "progre" promedio le da lastima que 9.000 empleados se queden sin laburo, total ¿para que está el Estado? piensan estos demagogos. Por otra parte, que curioso, estos 9.000 muchachos no tienen ningún problema en hacer una huelga salvaje – sin previo aviso – dejando varados a miles de pasajeros en cualquier aeropuerto. Sería interesante conocer el número de extranjeros que jamás volverá a pisar la Argentina para vacacionar o por negocios por el accionar de estos abnegados trabajadores de los cielos argentinos. Por último, ¿qué empresa puede funcionar bien con siete sindicatos? La respuesta es mas que obvia.

    Comment by Hernán — septiembre 1, 2008 @ 3:48 pm

  13. Doctor Avila. Yo me pregunto si el pueblo Argentino quiere la estatización de las empresas de servicios públicos pues en el año 2008 todavía escucho la frase "Menem regaló todo". Por mas que uno explique que a pesar de los errores se invirtió; por mas que uno diga que con ENTEL no habría ni internet ni celulares; por mas que se de el ejemplo del casino de Tucuman (comentario Nº8) ó de la propia YPF que daba pérdida además de no poder abastecer el mercado local y un monton de ejemplos mas; es como que a uno no lo escuchan y lo que mas bronca me da es la falta de memoria de la gente y de los medios pues todo el mundo se acuerda del corralito de Cavallo el corralon que vino luego y hasta del plan bonex del 90 pero nadie se acuerda del desagio de Sourrouille que significó poner la mano en los plazos fijos ademas de intervenir en los contratos entre privados o sea si usted era un acreedor le pagaban con desagio si tenia un plazo fijo se lo devolvía tambien con desagio pero si tenía que pagarles a sus empleados había que pagar uno a uno. La verdad creo que no solo hay falta de memoria sino que tambien falta coherencia; si se hace una encuesta la gran mayoría diría que Argentina tiene que conservar su moneda local pero cuando se le pregunte a la gente si prefiere cobrar en pesos o dolares seguramente la respuesta será dolares. Doctor Avila gracias.

    Comment by Guillermo — septiembre 1, 2008 @ 10:08 pm

  14. Estimado Dr. Ávila. Muy precisa su observación de mi nota 7. Al limitarme sólo a la gestión privada de empresas monopólicas del Estado subestimé las privatizaciones que Ud. bien destaca con resultados más que aceptables a pesar de la fuerte y siniestra participación del Estado con sus políticas regulatorias. Los populistas social-demócratas prisioneros de una injustificada e intolerante arrogancia intelectual justifican el monopolio del Estado en las empresas sin tener en cuenta, entre muchas cosas, que la relación activo fijo, tiempo de amortización de las inversiones, segmentación geográfica del mercado y cautividad del mercado varía aceleradamente por el avance de las tecnologías. La telefonía que Ud. cita es un claro ejemplo. El monopolio de ENTEL se privatizó repartiendo el mercado en dos empresas. Con el desarrollo tecnológico de la telefonía celular el mercado se liberó de regulaciones liberando el servicio de prácticas monopólicas y dependencia geográfica dando lugar al libre comercio, la competitividad y la diversificación de la oferta transformado el servicio en masivo y al alcance de cualquier ciudadano. Beneficios del capitalismo que le dicen. Todo lo opuesto que se pretende con el negocio aeronáutico. Me excuso de aprovecharme de su paciente docencia pero intercambiar ideas con Ud. es lo mas fresco (liberal) que encuentro en estos tiempos. Lo saludo atte.

    Comment by Martín T. — septiembre 1, 2008 @ 10:45 pm

  15. Jorge, este país no para de ir para atrás. Ahora van a festejar en el Luna Park la estatización, es decir que todos nosotros mantengamos a 9000 personas de una empresa que dio perdida. ¿Acaso no es otro ejemplo del famoso capitalismo en las ganancias y socialismo en las pérdidas? ¿Dónde estan aquellos que defenestran la licuación de pasivos de los ochenta y del 2001? ¿Cuál es la diferencia? Por otra parte, LAFSA, que jamás voló, nos costo hasta la fecha 40 millones de pesos. ¿Nadie investiga eso? Además, ¿si el Estado falló en controlar a un privado (Marsans) va a poder administrar correctamente el negocio? Estos señores han quemado los libros de economía, ya nadie duda en el mundo que las empresas públicas tienden a fracasar. Cuba permite la explotación privada del petróleo, Brasil privatizó parte de Petrobras y los Chinos se cansan de atraer IED. ¿Y nosotros?

    Fernando: Nosotros esperamos pacientemente la llegada de un gobierno de centro-derecha, que firme un TLC con EEUU como reaseguro de continuidad de la libre empresa.

    Comment by Fernando — septiembre 2, 2008 @ 10:46 am

  16. Coincido con tu opinión, estatizar empresas es una estupidez que nuestra generación aprendió en la decada del 80 con Alfonsin, pero no entiendo porque los comentaristas, no quieren o no terminan de entender y aceptar de que la gente apoya la estatización, y que esa misma gente apoyaba la privatización en el pasado tambien… asi es nuestra población. Esto no es bueno ni malo, solo es. Y es obvio que si fuera diferente seriamos un país diferente.

    Eduardo: Ese es el meollo de la cuestión. La gente es estatista y antinorteamericana. Por este motivo la dirigencia también es estatista y antinorteamericana. Las privatizaciones se hicieron a principios de los ’90 porque el fracaso de estado empresario fue tan evidente que la gente quería las privatizaciones, al menos recuerdo bien que quería la de los FFCC. Creo que se está armando un ambiente de opinión que recreará aquel clima privatista. El caso AA viene bien en tal sentido.

    Comment by eduardo — septiembre 2, 2008 @ 4:02 pm

  17. Estimado Dr. Avila: abusando de sus conocimientos, qué comentarios nos puede realizar de la pronta cancelación de la deuda que tiene el Estado argentino con el Club de París? Es conveniente efectuarla? O sería mejor refinanciar y guardar las reservas para respaldar mejor el circulante y/o eventualmente cancelar deudas mas onerosas? Le agradezco desde ya.

    Pablo: Un periodista acaba de hacerme la misma pregunta. Respondí que la cancelación de la deuda no tendrá, en principio, influencia perceptible o duradera sobre el crédito al sector privado. Tampoco la tendrá sobre el acceso a los mercados de crédito intern’les ni sobre la tasa de financiamiento. Pero si la cancelación no fuera una medida aislada sino parte de un plan financiero integral y realista podría tener un impacto apreciable. Dicho plan tendría que contemplar un freno al gasto público, lo cual exige una actualización tarifaria, y la salida del default con los bonistas independientes (hold outs). Sobre el uso de las reservas respondí que la cancelación aumenta el tipo de cambio de conversión. Esta definición del tipo de cambio es igual al cociente entre los pasivos del BCRA (base monetaria + deuda cuasi fiscal) y las reservas intern’les. El 19 de marzo, el TCC era 3.26 pesos por dólar; el 22 de agosto, 3.45, y ahora, luego de restar los u$s 6700 millones de la deuda que se cancela, salta a 4.02. Cuando la economía entre en crisis la próxima vez, el mercado pensará que un tipo de cambio en 4 pesos por dólar es muy razonable. Este es el gran costo. Ya que el pago no se hace con un superávit fiscal sino con parte del respaldo de la moneda argentina.

    Comment by pablo — septiembre 2, 2008 @ 4:44 pm

  18. Estimado Jorge; hay otra estatización más en el horizonte: la de la medicina prepaga. La nueva ley tal cual como fue girada de Diputados al Senado hace inviable la actividad privada de financiamiento de la salud. El estado fijará precios, parte de los costos y al destruir el criterio de pooling de riesgos (todos podrán entrar y salir del sistema cuando quieran) sellará así la destrucción de la posibilidad de financiamiento en el tiempo. Por ende, una cuota prepaga pasará a costar igual que un tratamiento privado de la patología a atender. Gracias, muy bueno el blog!

    José: Es una suerte de estatización. La nueva ley podría hacer quebrar a la empresas de medicina prepaga. Luego, millones de personas de clase media irían a disputar con personas pobres un turno en los hospitales públicos.

    Comment by jose de all — septiembre 3, 2008 @ 11:32 am

  19. No creo que los Kirchner cambien su visión de las cosas, tanto en lo económico como en otros temas. Y esto se explica porque esa visión (que el pueblo apoya) les ha permitido ganar las elecciones recientes y solo un loco cambiaría una forma probadamente exitosa por algo desconocido, como puede ser confeccionar un plan y llevarlo a cabo.

    Comment by eduardo — septiembre 3, 2008 @ 1:15 pm

  20. ¿Y LADE? uno de los argumentos vertidos en la estatización de AA es que existen numerosas localidades que deben ser servidas independientemente del fin de lucro. El argumento del "fin social" de las rutas. Sin discutir el argumento, ya tenemos una línea de bandera que cumple ese fin "social". LADE cubre prácticamente todos los destinos con necesidades "sociales, entre ellos San Antonio Oeste, Río Gallegos, Gobernador Gregores, Río Grande, Paraná. ¿Para qué demonios necesitamos dos líneas estatales? Esto sin contar los subsidios provinciales a distintas líneas que cubren destinos que esas provincias consideran estratégicos. ¡Quizás me olvidé que LADE depende de la Fuerza Aérea, mala palabra en el lenguaje K!!!

    Comment by jose de all — septiembre 4, 2008 @ 11:19 am

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol