La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

marzo 6, 2008

Conclusiones de “Aperturas”

Filed under: Académica — Jorge Avila @ 2:27 pm

Entre noviembre de 2006 y febrero de 2008 publiqué 9 posts dedicados a aperturas exitosas al comercio internacional. Hoy publico mis conclusiones. No las sintetizo en una línea porque el texto que sigue es suficientemente conciso.

La profesión económica está de acuerdo prácticamente en un 100% sobre los beneficios del libre comercio. El debate se concentra en la oportunidad social, política e internacional y en la forma de llegar al libre comercio: gradualismo versus shock, el calendario sectorial de la apertura. Pero la profesión no ha considerado seriamente el costado de la credibilidad de la apertura. La prueba de ello es que prefiere en forma casi unánime la apertura unilateral, à la chilena. Esta preferencia se basa en dos hipótesis: a) la apertura unilateral a todos los países evita el costo del desvío de comercio que conllevan los acuerdos bilaterales, y b) la apertura es creíble. Esta hipótesis se cumple en casos excepcionales. Las aperturas de Argentina y de Perú a fines de la década de 1970 son buenos ejemplos de intentos unilaterales que pronto fracasaron por indefiniciones ideológicas, problemas fiscales y presiones sectoriales (Ávila 1989c y 1989d).

Las señales de irreversibilidad que emite un proceso de apertura tienen una importancia capital en su éxito. La apertura determina un aumento del precio relativo de la producción exportable (o una reducción equivalente del precio relativo de la producción importable), y así pone en marcha un proceso de reasignación de capital, capacidad empresarial y trabajo desde el sector que compite con las importaciones al que exporta. Pero si el mercado percibiera que el esfuerzo de apertura es reversible, el país quedaría entrampado en un drama de buenas intenciones: por un lado, el sector sustitutivo de importaciones dejaría de invertir; por el otro, el sector exportable no tendría incentivos suficientes para invertir. La recesión, el desempleo, la presión del lobby proteccionista y el descontento social se acumularían y el gobierno terminaría por ceder.

La tesis del ensayo es la siguiente: mientras más amplio sea el acuerdo comercial y más importante el país o el bloque económico del cual el país se haga socio, más exitosa será la apertura. En otras palabras, una integración económica supranacional debería resultar en un éxito más temprano que una simple apertura unilateral, sobre todo para países signados por una historia de inestabilidad.

Los cinco casos examinados en el ensayo sugieren que la tesis es verdadera. La apertura chilena fue unilateral, fue guiada por una férrea convicción ideológica por parte del equipo de reforma que la instrumentó y fue percibida como irreversible. La apertura mexicana fue bilateral y fue percibida como irreversible en vista de su alto costo de repudio. La apertura española fue supranacional, fue guiada por la convicción de que España debía integrarse a Europa en materia económica, defensiva y política, y las señales de irreversibilidad fueron contundentes; el abandono de la Unión Europea era y es impensable. La apertura japonesa fue sui generis: unilateral, porque el país se abrió al resto del mundo sin pedir reciprocidad, pero obligada por las fuerzas de ocupación de EEUU; las señales de irreversibilidad fueron también contundentes; el gobierno de EEUU quería un Japón fuerte como aliado en Oriente contra el comunismo en expansión en la ex Unión Soviética, China y Corea, y el propio Japón entendió que la apertura significaba lo opuesto al nacionalismo cultural y económico que lo había conducido a la derrota militar. Todas estas aperturas aceleraron el crecimiento económico, pero éste adquirió características de “milagro” solamente en los casos español y japonés. El milagro español insumió apenas dos décadas; el japonés, también dos décadas. México y Chile no han conseguido éxitos tan grandes en procesos que ya acumulan más de dos décadas, aunque la bilateral mexicana ha conseguido en menos tiempo que la unilateral chilena un aumento de las exportaciones casi tan espectacular.

Por su parte, la apertura argentina del siglo XIX, aunque unilateral, condujo a un tratado con Gran Bretaña que encauzó las relaciones anglo-argentinas. Recién cuando Argentina se pudo unificar sobre una base constitucional, 40 años después, se inició un boom económico y el país devino en parte informal del Imperio Británico. El boom se acabó ya en el siglo XX, cuando el país perdió, por una crisis mundial sin precedentes, su relación especial con aquella superpotencia comercial y financiera. Desde 1930, sin la disciplina que imponen los compromisos políticos y económicos inherentes a una sociedad con una superpotencia, el país se aisló y se deslizó hacia el ultra-proteccionismo.

En síntesis, la conclusión del ensayo es que los aspectos institucionales de un tratado de libre comercio pueden ser más importantes que los comerciales. Pues detrás del comercio viene la inversión directa extranjera, y lo que determina el éxito de una apertura es, sobre todo, la acumulación de capital y el aumento del ingreso per cápita. Un país no se abre para exportar unos dólares más a determinado mercado sino para importar instituciones, pese a los incuestionables beneficios de la especialización y el intercambio internacional.

Referencias Bibliográficas

Ávila, J. (1989c): “Argentina: La inmoderación fiscal y la apertura no son conciliables.” Informe no publicado.

Ávila, J. (1989d): “Perú: Mucho de lo que debe evitarse.” Informe no publicado.

22 Comments »

  1. Estimado Dr. Avila: coincido plenamente con su ensayo. El cancer mas grande que sufre nuestro pais es la crisis de sus propias instituciones. Al no entender esto o no querer entenderlo es imposible pensar que esta dirigencia piense algun dia en importar instituciones para salir de este modelo repetitivo e inutil. Hacer algo asi seria renunciar a la mediocridad de la cual se saca mucha ventaja. Aclaro que dirigencia me refiero a todos los estratos de la sociedad donde se toman decisiones sin conviccion pero sí con conveniencia (empresarios, sindicalistas, cuerpos colegiados, etc). Como siempre, gracias

    Comment by luis bruno — marzo 7, 2008 @ 4:28 pm

  2. creo que es muy instructivo el resumen y sobre todo muestra claramente hacia donde debería dirigirse nuestro castigado país…Saludos!!

    Comment by q2wbw6 — marzo 7, 2008 @ 6:39 pm

  3. Sr. Ávila, ¿No es llamativo el hecho de que una vez abandonada esta relación preferencial con Gran Bretaña la Argentina comenzó a transitar desde los años ‘30 el camino hacia el proteccionismo y la decadencia? ¿Acaso no es llamativo también que durante el plazo que pudo durar esta relación con el Reino Unido la Argentina era uno de los países más pujantes del mundo? Tal como lo dije en el post anterior a este, estoy seguro de que la próxima salvación para la Argentina será la firma de un TLC con Estados Unidos y la posterior entrada -una vez concretado- al ALCA o como se llame. Y ojalá que esa firma signifique el comienzo de otra era… pero promisoria esta vez. P.D.: Acabo de enterarme de que en 2009 se celebrará la 5º Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago.

    Comment by Andrés — marzo 8, 2008 @ 5:29 pm

  4. Estimado Jorge, Muy buena esta secuencia de notas. La conclusión era, a mi entender, esperable: a la Coase o a la Douglass North. Pero: cómo hacer entender esto a los “primitivos” y peludos primates que gobiernan en Latinoamérica??? Esta kk de gobiernos nos va a llevar a la completa destrucción. Saludos.

    Juan: Afortunadamente, no a todos. Países como Perú han visto el punto. Nada menos que un Alan García ha girado 180º su posición. Otros lo seguirán. A su debido momento.

    Comment by juan — marzo 9, 2008 @ 2:18 pm

  5. Estimado Jorge: a pesar de ser un lego, quizas por eso, no encontre en ninguno de los ejemplos que ud cita alguno que no haya recibido ayuda externa, ni España con la OTAN y la CEE, ni Japon con Corea y Vietnam, ni los dos latinos, Chile, que a pesar de todo sigue con dos clases y Mexico idem Ni hablar de nuestros casos, 70s y 90s, destruidos por la irresponsabilidad fiscal en ambos, con liberales de nombre nomas (no se puede ser parte de eso y decir soy liberal). Ah, Chile si, nosotros le subsidiamos el gas durante algunos años, deberia ver en Mexico, quizas las remesas cumplieron ese fin. De todas formas, muchas gracias por la lectura y dejar aprender a los legos

    Jorge: El único país que recibió ayuda externa (fondos estructurales) fue España, entre los que traté en el post. Lo que todos han recibido es financiamiento externo, en la forma de inversión directa o de préstamos para gobiernos o empresas. (No entendí la frase referida a Chile que puse en cursiva.)

    Comment by Jorge — marzo 9, 2008 @ 7:33 pm

  6. Estimado Jorge: Felicitaciones por el trabajo realizado, ha sido usted muy claro y preciso. Mi gran duda existencial es ¿cuando irán a entender ésto nuestros dirigentes políticos? ¿cuando irán a entender que no hay desarrollo posible sin libertad económica y sin democracia real? Nuestra "pareja presidencial" parece empeñada en hacer creer a la gente que es posible ser un país desarrollado y económicamente próspero con un gobierno de "partido único", sin división de poderes, sin instituciones estables y de calidad. La actual presidente ha viajado en búsqueda de acuerdos comerciales o cooperación mutua y en todos lados le han pedido lo mismo: seguridad jurídica, fortalecimiento de la democracia y estabilidad económica. Y seguimos cuesta abajo sin remedio con la politiquería de la peor calaña vista en los pocos años de democracia que tenemos. Para ni ir tan lejos… Chile podrá tener aún un largo camino para superar en materia de pobreza pero va avanzando año a año para bien, el ex presidente Ricardo Lagos terminó su mandato con 80% de popularidad y con la gente llorando en las calles al despedirlo. Ni se le cruzó por la cabeza al Dr. Lagos proponer a su mujer o a su hijo para la presidencia, o instalarse una oficina en las cercanías de La Moneda para hacer armados de poder. En Argentina un presidente con esos niveles de popularidad, hubiese buscado una nueva reelección, y sino hubiese buscado la forma de instalar en el gobierno a un familiar o aliado muy leal para asegurarse seguir en el poder desde las sombras. ¿Son conscientes estos dirigentes argentinos que ese tipo de prácticas no solo destruyen la democracia sino que atentan también contra el desarrollo económico del país? ¿tanto les cuesta entender que la estabilidad económica no se logra si primero no se consolida la estabilidad institucional? ¿o será que no les importa? Le envío un muy cordial saludo, siga adelante.

    Comment by Maria Beatriz — marzo 11, 2008 @ 12:52 pm

  7. Dr. Ávila: le hago una pregunta: ¿EEUU se transformó en la economía mas importante del mundo, a partir de la apertura económica?

    Hernán: Hasta donde yo sé, no. La economía de EEUU se transformó en una de las más importantes del mundo a mediados del siglo XIX. La explicación fundamental de la transformación fue el respeto de la propiedad privada. Argentina importó ese respeto por medio del Tratado anglo-argentino, y de paso exportó cantidades crecientes de cueros, lanas, trigo y carnes.

    Comment by Hernán — marzo 11, 2008 @ 2:09 pm

  8. Hola Profesor, Algunos han escrito que entre 1960 y 1978 el mundo experimento un periodo de proteccionismo, y que desde 1978 hasta ahora se ha experimentado un periodo de apertura. Hablar sobre el mundo es un tema muy general. Pero no me parecería correcto aplicar esas divisiones cronológicas en Argentina. Las industrias manufactureras siguen siendo protegidas en nuestro país, usted incluyo una serie de tarifas en un post de Marzo del 2007. A pesar de esto, hoy en clase un profesor dijo que Argentina tiene un average weighted import tariff de 11%, lo que es mucho mas bajo que en los 80s. Yo le dije que average weighted tarif no es una medida justa porque esconde el hecho de que el estado sigue protegiendo a la UIA. El profesor no quiso concederme ni eso, dijo que average weighted import tariff es una medida justa y que Argentina es hoy por hoy una de las economías mas libres de Latino América, que la liberalización comenzó alrededor de 1978 y que probablemente eso haya sido un factor negativo para el país. Usted sabe como son las clases, así que es difícil argumentar contra el profesor. Le agradecería sus comentarios sobre si average weighted import tariff es una medida apropiada o si como yo pienso es una medida que esconde muchas verdades. Gracias y saludos cordiales.

    Andrés: Es una medida que ayuda a entender la situación. Pero si no incluye el arancel implícito que generan las barreras no arancelarias (cuotas, restricciones sanitarias, requisitos de contenido nacional, etc.) ni las retenciones a la exportación, es una medida muy pobre. La forma de zanjar la discusión es remitirse al coeficiente de comercio = (X+IM)/2*PBI. Y mejor todavía, a la participación de las exportaciones argentinas en las exportaciones mundiales. Este indicador arrojaba 3.5% en 1930, aproximadamente, 0.40% en 2000 y 0.38% ahora (menor incluso que el de Chile, cuya economía era un cuarto de la argentina en la década de 1990). ¿Dónde está la apertura, entonces? A tu profesor, que afirma que aquí ha habido una profunda apertura, pedile dos cosas: a) que te responda por qué nuestra participación en el comercio mundial cayó tanto, incluso últimamente; b) que se venga a vivir acá, con nosotros, así tiene la importante experiencia para un economista de probar en el terreno, como consumidor, la maravilla que es pagar dos veces el precio internacional por cualquier manufactura, desde un auto hasta un jean o una simple pila para reloj, y de esta manera contribuir al "fomento de la industrialización".

    Comment by Andres G — marzo 11, 2008 @ 7:09 pm

  9. Estimado Profesor, Estoy completamente de acuerdo con su tesis: "mientras más amplio sea el acuerdo comercial y más importante el país o el bloque económico del cual el país se haga socio, más exitosa será la apertura." ¿Pero aprobaría Ud. que la Argentina integre un bloque económico proteccionista que la dejara afuera de otros posibles acuerdos comerciales bilaterales? Más precisamente: ¿en lugar de integrar un bloque… no conviene abrir las fronteras al mundo unilateralmente? Aprovecho para felicitarlo nuevamente por la creación de este espacio y por mantener la calidad de los artículos y comentarios.

    Adrián: La razón por la que escribí el párrafo que citás es que un tratado con una superpotencia (EEUU o la UE en la actualidad; Gran Bretaña en el siglo XIX) supone un elevado costo de repudio. Es decir, una baja probabilidad de reversión del nuevo sistema de precios relativos y de condiciones de inversión. Ergo, ese tratado conduciría a una baja prima de riesgo-país, una elevada inversión directa y un alto crecimiento económico. Por ejemplo, Chile es un país muy abierto, de alta calidad institucional, pero es chico respecto del mundo; por este motivo no hemos respetado los acuerdos relativos al gas. A su vez, Brasil es mucho más grande que Chile (si bien de menor calidad institucional); pero hemos repudiado aspectos clave del Mercosur relativos al arancel externo común y el régimen automotor, entre otros. Por su histórica inestabilidad, lo mejor para Argentina es firmar un tratado amplio con una superpotencia abierta al comercio mundial, como EEUU o la UE, pese al proteccionismo agrícola de estos países. Notá que cuando digo superpotencia "abierta" no estoy diciendo superpotencia con arancel cero en todos y cada uno de los ítems de exportación e importación. Lo digo en términos relativos. Pensá que Argentina es, después de Brasil, el país más cerrado del planeta. Gracias por tu comentario.

    Comment by Adrian Ravier — marzo 13, 2008 @ 12:07 am

  10. Dr. Ávila: Esto que Ud. dice es muy cierto: aquí se paga "dos veces el precio internacional por cualquier manufactura, desde un auto hasta un jean o una simple pila para reloj, y de esta manera contribuir al ‘fomento de la industrialización’." Pero entonces, el actual "modelo competitivo" está haciendo más profunda la diferencia social, beneficiando a la UIA y Co. y obligando al resto a subsidiarla? Y, si es así, por qué los indicadores de desigualdad no reflejan esto? (con lo último no quiero sonar ingenuo: sé que los elabora el INDEC). Hasta la vista, Ariel

    Ariel: Son dos cosas distintas e independientes. Una es la protección arancelaria para la industria, que enriquece a los dueños de las fábricas, más la devaluación del peso, que los enriquece todavía más. La otra es la recuperación del empleo y el salario después de la crisis. No hay contradicción. Si cuando el empleo y el salario se recuperen la economía se abriera al libre comercio internacional, la distribución del ingreso seguiría mejorando.

    Comment by Ariel — marzo 13, 2008 @ 6:10 pm

  11. excelentes posts dr avila, felicitaciones por el site!

    Comment by emilio — marzo 14, 2008 @ 10:21 pm

  12. Creo que la pregunta de fondo, que nunca se logra responder claramente es: Por qué el votante argentino y latinoamericano repudia a los paises exitosos? Como se llega a esa visión del mundo?

    Eduardo: Dos aclaraciones. 1º Es el votante argentino el que repudia a los países desarrollados; no el votante latinoamericano; ejemplos en este sentido son los chilenos y los brasileños. 2º Y el votante argentino no repudia a Italia, Francia, Alemania o Japón. Repudia a Inglaterra y EEUU. ¿Por qué? Arriesgo algunos motivos: a) Somos descendientes de españoles e italianos y por tanto albergamos resentimientos ancestrales respecto de los anglosajones; b) Envidia de los ricos y poderosos, que en el siglo XIX fueron los ingleses y en el XX, los americanos, pues, habiendo podido estar a la altura de ellos, fracasamos miserablemente; c) El populismo nacionalista de los políticos, que agita el odio contra los poderosos del mundo para ensimismarnos y así gobernarnos como a un feudo; d) El lobby en varios frentes de los industriales, quienes se enriquecen con el aislamiento y las trabas a la importación.

    Comment by eduardo — marzo 16, 2008 @ 11:07 am

  13. Estimado Jorge Avila. Pese a que puedo disentir con algunos puntos de vista desde los cuales analiza la realidad Argentina, quiero expresar mi más absoluto RESPETO por el trabajo serio y concienzudo realizado en la serie Aperturas. Aprovecharé el tiempo libre de esta Semana Santa para leerlos con dedicación. Saludos cordiales, Rob Rufino Rosario – Argentina

    Rob: Muchas gracias por su comentario. Felices pascuas.

    Comment by Rob Rufino — marzo 17, 2008 @ 5:28 pm

  14. Hola Profesor, Le queria preguntar si conoce algun libro o documento con el argumento numerico del ‘modelo productivo’ de los K. Gracias Y saludos cordiales.

    Andrés: ¿El argumento numérico del modelo K? ¿Qué es eso? Aclarámelo, por favor.

    Comment by Andres G. — marzo 17, 2008 @ 8:08 pm

  15. Estimado Jorge: Creo que de alguna forma subestima, y lo digo de lego nomas a) Japon y el gasto americano en Corea-Vietnam, luego de 1950 USA tomo la decision basada en el containment de no dejar caer Japon en la agricultura, algo similar a la anulacion del plan Morgenthau en Alemania, eso genero ayuda por un lado, las bases generaban trabajo, todo eso fue ayuda. b) Cuando me refiero a dos clases en Chile me refiero a que fuera de Las Condes, el resto es bastante peor que Argentina en general, no existe algo como Flores, de Las Condes pasa a Mapocho, como aqui, seria de Recoleta a Lugano. c) Me olvide de mencionar Italia, Plan Marshall mediante Nosotros, en cambio, y de la mano de liberales regalamos gas a Chile, generandoles un subsidio implicito, hasta Julio Ramos lo reconocio de todas formas, la crisis actual muestra que si no hay regulacion e intervencion del estado, luego la poblacion en general debe salir a salvar a los bancos via inlfacion. gracias por su tiempo a un lego.

    Comment by jorge — marzo 18, 2008 @ 10:06 am

  16. Jorge, me parece que hay una razón más a las que expones en el comentario 12: la extensa prédica del peronismo, un movimiento populista y nacionalista que se ha mostrado como muy exitoso en lo político (y desastroso en lo económico salvo por algunas cosas de Menem) a lo largo de más de 60 años y que desde sus comienzos fue anti EEUU: "Braden o Perón". En el misma dirección de razonamiento: ¿Surgirá alguien desde el peronismo que continuando el intento de Menem y logre romper al monstruo desde adentro?

    Miguel: Creo que en 2011 disputarán con chances de ganar la presidencia de la Nación Macri y un peronista "liberal". Este será un serio competidor en virtud del apoyo que conseguirá del mismo peronismo, siempre dispuesto de reciclarse. No creo, sin embargo, que un peronista liberal, por más liberal que sea, quiera romper desde adentro el monstruo, como vos decís.

    Comment by Miguel Orell — marzo 18, 2008 @ 2:29 pm

  17. Jorge, como está? me pregunto y le pregunto este chico que pusieron de Ministro de Economía realmente sabe de economía… de sus declaraciones son patéticas…y mas se embarra… creo que es mejor pedirle no aclares que oscureces… vio lo que comentó? que las retenciones hacen que el tipo de cambio de mantenga… al no entrar tantos dólares… y mantener el dolar alto..!! Todo para mantener una política a favor de la industria deficitaria. Todo contra la clase media, la devaluación genera inflación… Y para colmo a costa del campo está protegiendo la industria. Está bien este chico de la cabeza? Jorge, por favor opine! Gracias

    Paulina: Ya te dije algo de lo que pienso en respuesta al comentario Nº 13 al post Marionetas. El campo es el gran pagador de la protección que recibe la industria desde 1930. Ganará cuando la economía se abra al libre comercio. A pesar de los subsidios a la agricultura, un TLC con EEUU es la forma más eficaz de limitar la arbitrariedad de los gobiernos argentinos para con el campo. En cuanto al ministro, ¿vale la pena hablar de él? Kirchner es el ministro de Economía.

    Comment by paulina — marzo 18, 2008 @ 3:01 pm

  18. La verdad es que lo tendre de profesor el cuatrimestre que viene y no puedo esperar el momento en el que tendre sus clases, me excito de solo pensarlo. Va a ser un placer tener a una eminencia como usted de profesor!!

    Comment by lernik sabrina — marzo 19, 2008 @ 11:25 am

  19. Despreocúpese, ya encontré los números. También estuve navegando en muchos de sus posts viejos, hay muchos! Ahora me doy cuenta que usted debe estar harto de tener que repetirse tanto. Gracias y saludos cordiales.

    Comment by Andres G. — marzo 20, 2008 @ 12:17 am

  20. Hola Profesor: Estuve todo el día trabajando en la segunda parte del ensayo que le mande previamente. En esta parte quiero cubrir el tema Argentina en el presente. Use data de los dos bandos, los ensayos de Frenkel por un lado y su blog por el otro. Primero que nada gracias, la verdad no se imagina como ayuda y el tiempo que ahorra tener toda esta información disponible. Navegue por todos sus posts. Algo que me molesto mucho fue lo del escrache del Ámbito Financiero. Me gustaría saber quien fue el negro de la cabeza que escribió eso. La próxima vez que vaya a un programa, si estoy en el país, avíseme que le voy a hacer de tribuna. Saludos.

    Andrés: Profesionales del ambiente periodístico me informaron que Julio Ramos, el fallecido director del diario, escribió el artículo. Me dijeron que me tenía inquina. Vaya uno a saber por qué. Jamás lo traté personalmente. Tampoco hablé mal de él.

    Comment by Andres G. — marzo 20, 2008 @ 3:54 am

  21. Sr. Ávila, respecto a los procesos de apertura de diferentes países, hay uno que no deja de llamarme la atención y es el caso de Perú, actualmente gobernado por…Alan García. ¡Sí!, el mismo que en su primer gobierno provocó nada más que desastres. Vaya uno a saber que se tomó este tipo para volverse racional y a favor del comercio exterior. Acá le dejo algunos links: http://www.libremente.org/?p=633#more-633 http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=1004707 http://www.futuroargentino.com.ar/contenidos_detalle.asp?id_seccion=40&id_novedad=365&volver_str=/contenidos.asp%3Fid_seccion%3D40&volver_windowname=&volver_scrollValue=190,%200 De todos modos, habrá que ver que pasa en el Perú.

    Comment by Andrés — abril 23, 2008 @ 12:16 am

  22. Sr. Ávila, un libro que le recomiendo en serio es "Así somos…y así nos va", de Carlos Mira. Hace una crítica de todos los malos hábitos de la personalidad argentina en general, pero lejos de ser un libro tan pesimista, en la parte última del libro se afirma algo así como que "la adopción de valores Sine Qua Non (según Carlos Mira) es perfectamente posible y éstos producen efectos favorables al desarrollo económico"; también se propone una especie de "Moncloa de valores" entre aquellos requeridos para el desarrollo y los que forman parte de la personalidad nacional.

    Comment by Andrés — abril 30, 2008 @ 11:26 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol