La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

septiembre 7, 2007

Debate en EEUU sobre riesgo-país

Filed under: Académica — Jorge Avila @ 7:02 pm

Si Dios fuera economista, tendría la cara de Arnold Harberger. Guardo esta impresión desde que lo conocí en un curso de Finanzas Públicas que dictó en Buenos Aires en 1978. Alito (así es conocido por sus ex-alumnos) es el padre de los Chicago boys, un grupo de graduados de la Universidad de Chicago que impulsó un giro radical en la organización económica chilena en la década de 1970. Tomé de sus clases algunas nociones básicas sobre el impacto de un impuesto y la evaluación de proyectos de inversión como puntos de partida para desarrollar mi enfoque del riesgo-país.

 Alito.jpg

Harberger, creador del Análisis de Bienestar Aplicado

Hace menos de un mes, Harberger dio una interesante conferencia en Washington y ahí no más Dani Rodrik, un famoso profesor de Harvard, le dedicó un post en su blog cuyo título: Altos rendimientos, baja inversión, resume el contenido de la conferencia. Traduzco a continuación algunos párrafos (tomados de la página 6 de la conferencia) de la forma más neutral posible:

(…) lo que vemos en muchos países es que si ellos comienzan con una alta tasa de retorno (sobre el capital) y sus políticas son medianamente decentes, el capital fluye hacia el país desde el resto del mundo (…), el stock de capital es ampliado por medio del ahorro de su población y, como consecuencia, la tasa de retorno se reduce. Eso es todo: una reducción de la tasa conectada con un mayor stock de capital y, obviamente, las percepciones de riesgo tienen que desvanecerse para generar este fenómeno. Hay que tener un ambiente de mejor política económica, de mejores expectativas.

Las percepciones de riesgo son un tremendo desorden. Conozco gente, amigos personales, que emigraron de México antes de la última elección porque no querían estar allí cuando López Obrador ganara y ahora están en cualquier parte menos en México, y por esto creo firmemente que la gente que podía invertir en México antes de la elección se decía a sí misma: "No sabemos qué va a pasar en este país. Vamos a ser cautelosos." ¿Cómo opera esta cautela? Quieren una alta tasa de retorno y un rápido recupero de la inversión. ¿Qué significa esto? Que eliminan de la lista de inversiones proyectos interesantes que maduran en 15, 20, 30 años, o aquéllos sin esa alta tasa de retorno pero con tasas que son perfectamente aceptables en la mayor parte del mundo.

La causa no es ni siquiera una mala política. Es tan sólo la expectativa de lo que podría ocurrir en caso de que algo anduviera mal. Y esto pasa en toda clase de países. Por ejemplo, en El Salvador con el FMLN acechando a un costado de la cancha, listo para saltar. Pasa en Nicaragua con los Sandinistas y en cierta medida con Ortega de nuevo en el poder. Es un factor que disuade a la gente que quiere invertir, y para superarlo no es suficiente que el gobierno venga y diga: "OK, hicimos y dijimos cosas horribles en el pasado pero no las vamos a hacer o decir nunca más. Todo va a ser diferente." La gente no va a reaccionar rápidamente a esta clase de declaraciones. La gente va a reaccionar a las acciones del gobierno y a su propia experiencia a medida que pasa el tiempo.

Luego, en la página 7, al referirse al impacto de las transiciones políticas sobre la percepción de sostenibilidad de las reformas económicas, Harberger señala lo que sigue:

(…) en las cuatro presidencias sucesivas de Chile, bajo la Concertación, no sólo se mantuvo la estructura general que heredaron del gobierno militar sino que, a decir verdad, hicieron más por mejorarla que por erosionarla. Hubo algunos retrocesos, pero en general hubo más privatizaciones, más desregulaciones. Aylwin heredó un arancel uniforme de importación de 15%. Al poco tiempo de asumir, lo rebajó a 6% y si no me equivocó anda ahora en 5%, pero el arancel que recauda Chile es muy inferior a 5% porque los chilenos consiguieron montones de acuerdos de libre comercio con montones de países de forma que ahora el arancel promedio es mucho menor que el arancel legal.

Así es que creo que esa idea de que los partidos de izquierda abracen buenas políticas económicas es una de las cosas más grandes que han ocurrido en la economía mundial en los últimos 20 o 30 años. Comienza con Felipe González en España, con Bob Hawke en Australia, con Mr. Lange en Nueva Zelanda, con Mr. Blair, con los chilenos. Y ahora, por supuesto, lo tenemos a Mr. Lula en Brasil."

Dani Rodrik no cree que la incertidumbre afecte en forma negativa a la inversión. Dice que si lo que espanta a la inversión es la incertidumbre, entonces, pasada una buena cantidad de años, deberíamos comprobar que la tasa realizada de retorno del capital es baja, y no alta como informa Harberger. Rodrik sostiene que la inversión responde muy rápidamente a reformas que aumentan la expectativa de beneficios aun en presencia de incertidumbre sobre la permanencia de las reformas. Un tal Worstall, que comenta el post de Rodrik le responde: "Quizás mi observación no vaya más allá del primer curso de Economía que se dicta en Harvard (Econ 101), pero ¿por qué dice que esto es un rompecabezas? Si algo (el capital) es escaso, su precio (el retorno) debe ser alto. ¿O no es así?" El amigo Worstall me sacó la réplica a Rodrik de la punta de la lengua.

Para leer el post de Rodrik, haga click aquí. Para leer la conferencia de Harberger, haga click aquí. En otra ocasión, voy a resumir algunos pasajes de mi libro Riesgo-Argentino referidos al tema. El mensaje del libro es básicamente idéntico al de la conferencia de Harberger. Me alegra sobremanera que Alito haya llegado a las mismas conclusiones que yo por otra vía.

10 Comments »

  1. Profesor, muy bueno su post sobre Rodrik y Alito. Quería preguntarle sobre el concepto de tasa de cambio definida como el precio entre los bienes transables y los no transables. ¿Qué razonamiento o lógica hay detrás de esa fórmula? Muchas gracias. Saludos Pd.- Continúe con el excelente trabajo.

    David: El tipo de cambio es el precio relativo de la moneda nacional. En otras palabras, el precio en moneda nacional de la moneda de reserva (en nuestro caso, el precio en pesos del dólar americano). También existe el tipo de cambio real. Este es el precio de los bienes transables (en nuestro caso, los que producen la industria y el campo, conocidos como importables y exportables, respectivamente) dividido por el precio de los no transables (o servicios). A la UIA, por ejemplo, le interesa la devaluación del peso como instrumento para aumentar el tipo real de cambio: altos precios internos para sus productos y bajos salarios.

    Comment by David — septiembre 8, 2007 @ 6:27 am

  2. Dr. Ávila: Los países nombrados por Harberger como gratas sorpresas en materia de política económica (Chile, España, Nueva Zelanda y Australia) se caracterizan por contar con políticas de Estado, que no cambian con los gobernantes de turno. Este acuerdo es fundamental y refleja la comprensión de parte de sus respectivas dirigencias de los cambios que el mundo ha experimentado en las últimas decadas producto de las nuevas tecnologías de la información, la comunicación y el transporte. Esto exige abrir la economía e intentar sacar el mayor provecho a esta nueva forma de generar riqueza. En lugar de pensar en expandir nuestros mercados, encontrar nichos para aquello que sabemos hacer bien y ampliar la diversidad de bienes a los que nuestros ciudadanos y empresas pueden acceder, seguimos temiendo que los capitales foráneos vengan a explotar nuestros recursos y a especular con nuestra moneda. La realidad es que nos estamos quedando afuera del tren del desarrollo. La globalización está aquí para quedarse, y como todo en la vida, hay que adaptarse. Lo único que no evoluciona en este país es nuestra dirigencia que continúa sosteniendo los mismos prejuicios de antaño, propios del más abyecto oscurantismo medieval, que pone falsos dogmas ante la razón y la verdad revelada en la experiencia práctica ¿Qué clase de murallas circundan nuestro país que no nos permiten ver a nuestros hermanos chilenos y españoles? Pues bien, las murallas del prejuicio, la ignorancia y los intereses creados. Muy bueno el post como siempre. Slds,

    Comment by Patricio Lagger — septiembre 8, 2007 @ 12:41 pm

  3. Dr. Ávila: Recientemente he leído "Macroeconomía avanzada" de Romer, y he encontrado que actualmente la explicación del ciclo económico para la tradición neoclásica se divide en dos escuelas: La Neokeynesiana (explica el ciclo a través de rigideces de precios y salarios) y la del Ciclo Ecónomico Real. Lo sorprendente es que la antigua tradición keynesiana según la cual, incluso con perfecta flexibilidad de precios y salarios, la economía podría no alcanzar su equilibrio de pleno empleo (Patinkin, Samuelson, etc.), no es mencionada en absoluto. Curiososo sobre si esta visión ya no es sostenida actualmente, envié un mail a Mankiw y su sorprendente respuesta fue: "la concepción a la que usted alude no fue nunca bien estudiada por mi". Quería entonces preguntarle si actualmente esta tradición aún eñsenada en las Universidades de aquí sige vigente o no y si ha caído en desuso cuáles fueron la razones. Agradeceré su respuesta y los saludo atentamente, C.A.

    Christián: Te contesto con la respuesta de Mankiw. Hasta donde sé, el equilibrio macroeconómico de sub-empleo se explica gracias a precios y salarios rígidos. La teoría del ciclo real explica algo distinto: las fluctuaciones del PBI de pleno empleo inducidas por shocks tecnológicos. Mi enfoque del riesgo-país, que aun no ha logrado demasiada aceptación o promoción, sí explica el equilibrio macroeconómico de subempleo con precios y salarios flexibles; de hecho, lo hace sin dinero. Supongo que el enfoque de Samuelson es el IS-LM, o sea, el de sub-empleo con precios rígidos. No leí el libro clásico de Don Patinkin.

    Comment by Christian Aldao — septiembre 10, 2007 @ 11:57 am

  4. Le dejo a un click, una regresion, para ver que le parece. No esta interpretada en terminos de "Test de Hipótesis", pero aun asi podria tal vez ser algo elocuente. El R-Dax es un indice de precios de bonos alemanes. Ni bien se hace click aparece la regresion. Saludos. http://www.chespiritudelabolsa.blogspot.com.

    Guilyam: Si es un índice de precios de bonos, debe ser entonces la inversa del riesgo-alemán. En tal caso, la regresión me parece realmente simple y, por tanto, doblemente buena. A menor riesgo-alemán, mayor gasto agregado y mayores importaciones de todo el mundo, incluídas las de Argentina. Como escribió Keynes en la Teoría General, la confianza inversora es el driver de la economía.

    Comment by Guilyam — septiembre 12, 2007 @ 4:03 pm

  5. Asi es, respecto de ser la inversa del Riesgo-alemán. El unico punto tal vez a destacar, es que la serie de impos es una serie que ya esta "devengada" en comparacion con la serie de los bonos, que es "corriente". Aproximadamente, cada valor de la primera esta devengado dos meses respecto de cada valor de la ultima. A mi modo de ver, ello es bien compatible con el hecho de la existencia de mercados de futuros. De ser asi, se podria llegar a pensar en la relacion entre los futuros de bonos alemanes a dos meses, y las importaciones corrientes. Saludos.

    Comment by Guilyam — septiembre 12, 2007 @ 6:46 pm

  6. Dr Ávila: Me gustaría molestarlo con una cuestión algo compleja. Siendo usted un defensor de la economía de libre mercado y (si he ententido bien su pensamiento) un detractor de la participación amplia del Estado en la actividad económica, ¿cómo explicaría usted el elevado ingreso per cápita que disfrutan las economías de los paises nórdicos, en donde la participación del Estado en la economía es muy elevada y la políticas redistributivas son extensas? No es una pregunta capciosa, sinceramente jamás escuché una explicación satisfactoria de este fenómeno por parte de quienes se oponen a la intervención estatal excesiva. Creo que Tyler Cowen intentó explicarlo como un fenómeno de apropiación de tecnologías desarrolladas en los países más capitalistas, pero no suena muy convincente. (Curioso resulta que, a la inversa, al pensamiento progresista le cuesta fundamentar porque Estados Unidos es una economía tan productiva siendo el país más liberal dentro del grupo del G7). Agradeceré como siempre su respuesta y le envío mis saludos, C.A.

    Christián: Su pregunta da para mucho. Le contesto con mis primeras impresiones porque en caso contrario no le contestaría nunca. Las economías nórdicas tienen: 1º mucha estabilidad macroeconómica, unida a un arraigado respeto de la propiedad privada (no inflación, no restricciones bancarias, no default en deuda pública, no expropiaciones ni controles caprichosos de precios o exportaciones); 2º mucho capital humano, es decir, gente altamente educada en lo formal (años de escolaridad) y en lo informal (normas de tránsito, cumplimiento impositivo); 3º son vecinas de la Unión Europea, un gran bloque económico y político que irradia estabilidad, tolerancia democrática y civilización. En este contexto, las ineficiencias, los déficits y las corruptelas del estatismo pasan desapercibidas. Por último, una aclaración semántica: No soy un detractor de la intervención estatal. Detractar es sinónimo de denigrar o difamar. No difamo al estatismo. La historia argentina y universal prueba que es malo. Soy un expositor de lo que se sabe para que no se repita.

    Comment by Christian Aldao — septiembre 13, 2007 @ 12:13 pm

  7. En economía no siempre es blanco o negro, también hay grises, en un país con un gobierno como este que hizo todo lo posible para que los inversores disparen para cualquier lugar del planeta antes que acá. Sin embargo por lo menos en mi zona (Rosario) jamás en mi vida vi tanta plata invertida en inmuebles, en la actualidad existe una cantidad increible en construcciones de edificios. Me consta por amigos que estan en el tema inmobiliarios que muchos de los inversores son del exterior. Logicamente como el dólar ya no está tan alto, diría barato si lo comparamos con precios del 1 a 1, pronto los mismos eligirán otros destinos o se quedaran agazapados, sentados arriba de verdes o euros esperando que reventemos de nuevo y si el próximo gobierno pinta fulero mejor, porque lo que hoy venden a cuatro lo compraran por uno. Así que somos el paraiso terrenal, en qué lugar del mundo en pocos años se puede cuadriplicar dólares?

    Juan Carlos: Creo que la inversión en inmuebles es un refugio. Los productores de soja necesitan un instrumento de ahorro no sujeto a expropiaciones: los depósitos bancarios no lo son después del corralito, tampoco los bonos del gobierno después del default, tampoco los dólares billete atento a los asaltos residenciales, tampoco las acciones por su enorme volatilidad. ¿Qué les queda? Los inmuebles y los depósitos en Miami. Quizá ya tengan demasiados depósitos en Miami. O quizá quieran tener sus inversiones cerca. Esta es mi respuesta hasta donde entendí su comentario.

    Comment by juan carlos — septiembre 15, 2007 @ 6:07 pm

  8. Dr. Avila: Gracias por darnos la oportunidad de leer el texto de Harberger. Una conclusión que se debe sacar es que en países como el nuestro, no se puede trabajar en relación de dependencia, si uno quiere tener una vida decente.

    Aficionado: No entiendo su reflexión. ¿Podría aclararla?

    Comment by aficionado — septiembre 16, 2007 @ 8:44 pm

  9. Al tener normalmente altos rendimientos el capital, los salarios serán bajos.

    Aficionado: El mensaje del enfoque del riesgo-país es que la remuneración del trabajo será baja, tanto para el personal en relación de dependencia como para el cuentapropista.

    Comment by aficionado — septiembre 18, 2007 @ 12:18 am

  10. DR.; QUERIA SABER Q OPINA USTED DEL AUMENTO A DE LAS RETENCIONES A LOS CEREALES EN ESTE MOMENTO Q ESTAMOS GANANDO COMPETITIVIDAD, NO ES UNA CONTROVERSIA?

    Luis: Creo que las retenciones no deberían existir. El Gobierno nacional debería gastar menos plata y recaudar recursos de otra forma, por ejemplo, por medio del impuesto a las ganancias y del impuesto sobre la tierra libre de mejoras. Aunque sé que a la dirigencia agropecuaria le disgustan profundamente estos dos tributos. Algún día, sin embargo, cuando el país recupere la seriedad y piense en el largo plazo, el agro tendrá que definirse. ¿Cómo quiere hacer su contribución fiscal? ¿Vía retenciones, que penalizan las exportaciones, o vía ganancias o impuesto inmobiliario, como en el resto del mundo?

    Comment by LUIS ANSELMI — noviembre 13, 2007 @ 7:42 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol