La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

mayo 30, 2007

La Pobreza

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 9:07 pm

El semanario El Economista publicó en su edición del pasado viernes 18 de mayo un interesante reportaje a Leonardo Gasparini, un respetado economista de la Universidad de La Plata, experto en economía laboral y distribución del ingreso. Comparto el tono de sus opiniones. A continuación, presento una síntesis del reportaje y, más abajo, un gráfico actualizado sobre la evolución de la pobreza.

1. "Reducir la pobreza es un objetivo más acuciante que reducir la desigualdad en la distribución del ingreso."

(Gasparini coincide con Rudiger Dornbusch, el economista internacional del MIT, que repetía que la igualdad en la distribución del ingreso es un lujo demasiado caro y que más vale empeñarse en el modesto objetivo de reducir la pobreza.)

2. "Un cambio tecnológico moderado puede ser bien absorbido por un sistema educativo que se adapte, sin generar grandes cambios distributivos en el corto plazo. Pero cuando hay un shock tecnológico que desplaza con fuerza mano de obra de baja calificación, el impacto distributivo puede ser muy fuerte si el sistema educativo, las instituciones laborales y la política asistencial no reaccionan rápidamente."

(Gasparini tiene mucha razón. Puntualiza, sin acusar, una falla de la política de reforma y privatizaciones del gobierno de Menem. A principios de la década de 1990, el país saltó de la era metal-mecánica de Frondizi a la era de Internet. El impacto sobre la demanda de trabajo menos calificado tenía que hacerse sentir.)

3. "La Argentina está en niveles de pobreza semejantes a los de los años 1997-98, que eran muy superiores a los de principios de la década de 1990, los cuales, a su vez, estaban muy por encima de los niveles de pobreza de la década de 1970 y de 1980 (excluyendo la hiperinflación). Los cambios estructurales de la economía, en particular, la fuerte caída de la demanda de mano de obra no calificada, fueron tan grandes, que aun con un PBI récord la pobreza sigue siendo altísima. [En un escenario de menor crecimiento]…la perspectiva de niveles altos de pobreza por bastante tiempo parece muy probable."

4. Sobre el impacto de la inversión en educación: "El tema es complejo. Más recursos implican sólo efectos muy débiles sobre la capacidad de educar a chicos pobres para que tengan en el futuro la capacidad de superar la pobreza. Puede ser que se le pague el doble a un maestro, pero a la vez que se lo induzca a enseñar contenidos poco relevantes, o a no fomentar en los chicos ciertos valores fundamentales para la generación futura de ingresos, en cuyo caso es posible que se termine en un escenario en el que la inversión en educación pública se duplica pero la pobreza aumenta. Las reformas educativas pasadas contribuyeron muy poco a ese fin."

5. Sobre la tasa de pleno empleo en Argentina: "Menos del 10% actual pero más del 3% de la década de 1970. Creo que podemos llegar a tasas cercanas a las de pleno empleo muy pronto."

(Cabe preguntarse dónde ve Gasparini la nueva tasa de pleno empleo en esta década. Para algunos analistas, la nueva tasa andaría ahora en 6%-7% de la fuerza laboral.)

6. "El sistema tributario actual no es progresivo ni regresivo. Los países desarrollados tienen en general sistemas más progresivos. Argentina debería ir avanzando en esta dirección, pero siempre con mucho cuidado de no perder recaudación en el camino, ya que esto afectaría a los pobres por dos vías: el déficit fiscal trae inestabilidad macroeconómica, que los daña especialmente, y una menor recaudación puede implicar menos recursos para financiar el gasto social."

pobreza.jpg

La Nación, por su parte, publicó el sábado pasado otro buen artículo sobre el estado de la pobreza. Cita opiniones de Artemio López, un encuestador cercano al gobierno. Éste señala que la pobreza ha caído relativamente poco debido a un "tipo de de crecimiento económico de impacto muy desigual y al encarecimiento generalizado de los alimentos (…) que promovió la salida megadevaluatoria de la convertibilidad y la fijación posterior de un tipo de cambio alto".

18 Comments »

  1. "Reducir la pobreza es un objetivo más acuciante que reducir la desigualdad en la distribución del ingreso". Esto suena a "hay que rebuscarselas para que los pobres sean menos pobres sin tocar los intereses de los ricos". Una solucion tan impracticable como inmoral. La unica forma de que los pobres sean menos pobres es organizando la economia de forma tal que los beneficios que se puedan obtener en ella esten mejor repartidos. Argentina es uno de los paises mas inequitativos del mundo, y no veo por que hacerlo un poco mas equitativo es "un lujo demasiado caro", como dice.

    Estimado amigo: Qué le puedo responder. Me parece que no entendió nada. El 60% del gasto público consolidado es gasto social. El gasto público ya llega a un 32% del PBI, el límite de lo financiable sin más inflación o deuda. La presión tributaria sobre los contribuyentes formales asciende a 48% de sus ingresos, como en Europa. Por lo ajeno que lo veo a estas restricciones y realidades, permítame preguntarle: ¿sigue viviendo en Canadá?

    Comment por Cristian — mayo 30, 2007 @ 10:11 pm

  2. Estimado Cristian: Usted cree que la única forma de reducir la pobreza es a través de la redistribución de ingresos. Permítame decirle dos cosas. Primero, las políticas redistributivas tienen un límite natural signado por sus efectos sobre los incentivos que la gente necesita para producir e invertir. Llevado al extremo, un país que sólo pensase en lograr la igualdad de los ingresos de su población, a costa del objetivo de crecimiento, terminaría siendo "justo" en el sentido de distribuir la miseria y la pobreza de manera equitativa. Es decir que no es cierto que la redistribución de ingresos es la única forma de combatir la pobreza, hace falta preocuparse porque crezca el nivel de ingresos de toda la población. En segundo lugar, ya que mencionó el aspecto moral de la inequidad, quiero remarcarle que no todas las desigualdades en la distribución del ingreso son inmorales, desde mi perspectiva. Supónga usted que yo trabajo el doble que usted, ¿sería injusto que mis ingresos duplicasen los suyos? Todos tenemos derecho a ser retribuidos según nuestro esfuerzo, talento, creatividad, etc. Por supuesto que la desigualdad que existe en nuestro país es oprobiosa, concuerdo allí con usted, pero convengamos en que es cierto que la presión tributaria es excesiva. Quizás si el gobierno no estuviese empecinado en redistribuir ingresos de los trabajadores hacia los industriales y grandes exportadores, en hacer que los ricos paguen menos por el gas que los pobres, en permitir que el chacarero jujeño financie el transporte capitalino o en que los pobres le paguen la educación universitaria a la gente de clase media-alta, por nombrar algunas injusticias, entonces, quizás la brecha sería menor.

    Comment por Patricio Lagger — mayo 31, 2007 @ 3:38 pm

  3. A Cristián: (…) Hay dos maneras de abordar la economia, que a su vez descansan en dos sistemas eticos excluyentes. La primera surge de considerala como el entendimiento de la acción humana y de los resultados que surgen de dicha accion. Al estar la economia de mercado asentada sobre la propiedad de aquello que se intercambia, se pueden hacer algunas observaciones del resultado de las interacciones sociales que se dan en el mercado: 1) cada intercambio se lleva adelante por personas (o por los agentes que las representan) que estiman (correctamente o no) poder quedar en una mejor situacion con respecto a la que estaban con anterioridad al mismo. Uno concluye entonces que todo intercambio es, ex ante, beneficioso para las partes. De lo contrario es imposible que las partes decidan realizarlo. Esto no quita que se produzcan entropias propias a cada orden social. (2) Como se desprende de (1) y de la observacion de la realidad vemos que aquello que el trabajor intercambia es su fuerza de trabajo, que puede ser remunerada en mayor o menor medida de acuerdo a su contribucion (objetiva o subjetiva) en el proceso productivo en el que tambien intervienen recursos naturales, distintas formas de maquinaria y bienes de capital hasta intangibles como la pericia del empresario que coordina todo el proceso productivo. Pero como se vio en (1) procederá a intercambiar “su” trabajo solo si espera quedar en una mejor situacion. Lo bueno para el trabajador es que en un mercado libre, cada persona tiene el derecho de propiedad sobre su persona y su fuerza de trabajo, y puede ofrecerla libremente a quien la aprecie en mayor medida. (3) Del punto anterior concluimos que la retribución (precio) a cada factor se va dando en cada etapa del proceso productivo y surge de la interacción de los intercambios entre los dueños (o agentes) de dichos factores y los demandantes de los mismos. Es asi como se va “repartiendo” el resultado del proceso productivo. De (2) y (3) sabemos que dicho “reparto” fue decidido voluntantariamente entre las partes intervinientes, y de (1) sabemos que todas las partes quedaron en una mejor situacion con respecto a la que estaban con anterioridad. Asi, nadie puede reclamar que lo que ha obtentido es “injusto” ya que el reparto se hizo con su consentimiento y voluntad, en base a su “contribucion” y atendiendo a las circunstancias en las que cada uno se encontraba al inicio del contrato. Obtenemos pues, un juego de suma positiva, ya que todos se benefician. La otra manera de ver la cuestion es la que tenían los mercantilistas y la que hoy tiene la progresía, los cuales sostienen que en cualquier operacion commercial o intercambio, una parte se beneficia a expensas de la otra, con lo cual en cada transaccion ya no hay dos personas o grupos de personas que se benefician sino que existe un “ganador” y un “perdedor”, un “explotador” y un “explotado”. El corolario entonces es que del proceso “irreflexivo” y “no controlado “ del mercado surgen “intercambios desiguales”. De esta concepción errónea sobre la naturaleza de los intercambios surge entonces la figura redentora del estado redistribuidor que “restituye” al supuesto explotado aquello que le fue sustraído por el explotador (algo falso, ya que lo que distingue al mercado es la usencia de coercion). De ahi que veamos que, independientemente de que uno haya generado sus ingresos en buena ley y como fruto de su propio esfuerzo y como resultado de intercambios libres, el estado los obligue a poner esos ingresos al servicio de la burocracia para que esta los reasigne a su vez hacia aquellos que considera que lo merecen mas que aquel que los generó. O como decía Marx: “de cada cual por su capacidad…a cada cual por su necesidad”. Aqui, a diferencia del mercado, alguien obtiene algo que no ha generado ni que contribuyó a generar, y tambien hay alguien que termina “saqueado” por la burocracia en funciones. Alguien obtiene algo que otro perdió con anterioridad. Obtenemos pues, un juego de suma negativa. La coercion, ademas de estar reñida con la etica, al ser juego de suma negativa hace que se reduzca la producción, el ahorro y la inversión, y por ello el stock de capital, que reduce la productividad y empeora el nivel de vida de todos, incluso el de aquellos que ejercen el poder coercitivo.

    Mariano: Aunque me pediste disculpas por la extensión, dejame que te aconseje algo: 1) El texto es demasiado largo para leerlo en una pantalla de computadora. 2) Más que un comment es una clase. No creo que el blogger medio quiera que le den clase. Andá al punto y colá tu mensaje en el camino. 3) Quise recortar tu comment pero es tan compacto que no pude. Tiene lógica; creo que es bueno. Sólo critico la forma; hacela más creativa.

    Comment por Mariano Muruzabal — mayo 31, 2007 @ 8:36 pm

  4. En mi humilde opinion, creo que es mas facil reducir la pobreza que tratar de redistribuir. Que el rico sea rico no esta mal. Al contrario, es el unico que tiene la capacidad de crear mas empleo, de poder insertar gente a la sociedad dando trabajo. Eso si, necesita mano de obra capacitada. Y que la tasa de desempleo "normal" o de pleno empleo sea de un 6, 7 o hasta un 10% no me llama la atencion en lo absoluto. La educacion viene muy mal (yo egrese en el año 2000, y en toda la secundaria apenas teniamos informatica, es un dato menor, pero gente que egreso conmigo al dia de hoy no sabe manejar el Excel). Mano de obra de los ´80 o de los ´90 no se ha podido adaptar a los cambios tecnologicos incorporados en los ´90. Asi entiendo yo como gente nueva (de menos de 30) esta en puestos y cobrando salarios mas interesantes que gente de 50. Pero me estoy desviando, y creo que una de las pocas formas de sacarnos de la pobreza es educar y capacitar. Desde las escuelas hasta las empresas (y esto es un poco loco) hasta los sindicatos deben capacitar. La unica forma de insertar a la gente en la sociedad es con el trabajo. Pregunto, ¿que hace la gente que cobra un Plan Trabajar? ¿Por que no le dan ganas de progresar, estudiar, y conseguir un mejor trabajo? Porque no les interesa. Y eso es por falta de valores y educacion.

    Comment por Ramiro Rossetti — mayo 31, 2007 @ 11:33 pm

  5. Jorge: supongamos que algún próximo gobierno realice un cambio de rumbo (reforma del estado, reforma tributaria pro mercado, desregulación, apertura económica, etc). ¿Qué pasará con la tasa de desempleo en el corto plazo? Para mí está claro que subirá como consecuencia del cambio en la estructura de producción y ahí puede haber un problema de costo político. Este "modelo productivo" si bien ha reducido la tasa de desempleo y creado empleo ha generado una estructura de producción insostenible si el país se integra al mundo.

    Pablo: Así es. La estructura de producción industrialista sería insostenible si el país se integrara comercialmente al mundo. Pero la tasa de desempleo podría darnos una sorpresa. Las experiencias de EspañaChile o México son muy sugestivas en este sentido. La misma apertura vuelve atractivos a los países a la inversión externa directa y la tasa de desempleo a veces sube y luego baja marcadamente, y a veces puede bajar de entrada.

    Comment por Pablo — junio 1, 2007 @ 1:22 am

  6. Cristián, pensa un poco esto: ponele que a todos los ricos le sacan el 10% de sus ingresos (suponga 100 pesos) y con eso le aumentan el ingreso en 10 pesos a los pobres. Caería la inequidad pese a que en el medio se pierden 90 pesos. Ahora supone que los ricos ganan un 10% más (100 pesos más) y los pobres un digamos 5% más (20 pesos más), sería mayor la inequidad pero menor la pobreza. ¿Cuál es la inmoralidad de este segundo ejemplo? Si los pobres estan mejor que en el primero a menos que sean unos envidiosos. Asimismo, hay limites a todo; mire usted el ejemplo de los maestros (a los) que por ley se les aumento el sueldo, ¡bárbaro! es justo pero ¿hay plata? la respuesta es no y ahi tiene Neuquen y Santa Cruz. Una cosa es lo deseable y otra la realidad. Por ultimo, reducir la inequidad lleva más tiempo por el hecho de que se deben generar redistribuciones de los activos de la economía a largo plazo para garantizar igualdad de oportunidades. Por ejemplo, a traves de leyes de herencia. En el corto plazo es muy dificil. No tiene que ver con los ricos vs. pobres sino con cómo reducir la pobreza mirando la realidad.

    Comment por Marcelo — junio 1, 2007 @ 1:21 pm

  7. Mariano: Coincido con vos, solo te hago una pequeña aclaración en defensa de Marx (que era mucho más inteligente que todos sus seguidores). La frase a la que te referís presupone el fin de la escasez, este es el eje del comunismo tal como Marx lo esbozó. Según él mientras haya estado habrá explotación, el objetivo no es un estado superpoderoso sino la anarquía post escasez, es utópico claro, este fue su gran error.

    Comment por Miguel Orell — junio 1, 2007 @ 7:22 pm

  8. Hola Jorge! muy interesante el artículo, agregar cualquier comentario sería excesivo de mi parte ya que coincido con vos. Aprovecho la oportunidad para recomendarte visites este site: http://www.misionriqueza.org. Pertenece a un grupo de profesionales, religiosos y académicos de Venezuela. Lamentablemente el libro y CD no están a la venta en Argentina pero por haber tomado contacto con gente allegada a ellos, he podido leer algunos documentos que son sumamente interesantes y hasta me atrevo a decir que bastaría con cambiar el nombre del país por el de nuestro país para comprobar que nos aquejan los mismos males, la misma desinformación y también (por suerte) la aplicación de los mismos "remedios" para nuestros males de ser países ricos en recursos humanos, naturales y materiales; pero con sociedades pobres, violentas e injustas. Un cordial saludo y nuevamente felicitaciones por tus interesantes reflexiones.

    Comment por Lelia — junio 2, 2007 @ 6:05 pm

  9. Estimado Miguel: El problema de la ética distribucionista marxista va más allá del contexto en el cual la misma puede operar. Recuerde que cuando Marx habla de explotación se está refiriendo a que el capitalista obtiene parte del producto del trabajador. Es decir, el problema está en que el trabajador no esta recibiendo el producto de su trabajo. ¡Esta es la ética distribucionista del capitalismo! Sin embargo, si adherimos a la idea expuesta en la frase "de cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades", la única forma de probar la explotación del trabajador sería demostrando que este no está recibiendo todo lo que "necesita" en lugar de todo lo que "produce". La pregunta es entonces, ¿cómo estimamos lo que una persona "necesita"? Evidentemente caemos en una tautología que da lugar a que cualquier situación pueda ser considerada de explotación.

    Comment por Patricio Lagger — junio 2, 2007 @ 6:38 pm

  10. Estimado Avila: Ya que me pregunta por Canada, le comento que aca los impuestos son mucho mas progresivos que en Argentina (no solo los impuestos a las Ganancias personales, sino ademas los impuestos a las ganancias de las corporaciones), y no veo que ninguna de las grandes debacles que se anuncian en Argentina cada vez que se propone un esquema impositivo mas justo se hayan dado por aqui. La famosa objecion de que por ser un poco mas igualitario se termina nivelando hacia abajo, al menos aca, no se verifica. Me resisto a creer que en un pais como Argentina, en donde el 10 por ciento mas rico de la poblacion recibe 31 veces mas ingresos que el 10 por ciento mas pobre, no se puede hacer mas nada (via impositiva). Seria una respuesta un tanto desilusionante para las mas de 10 millones de personas que viven en la misera, y que estan totalmente excluidas del sistema economico. Usted dice que la presion impositiva ya es del 48%, como en Europa. Quien es el que tiene semejante carga impositiva? esta repartida en proporcion a la ganancia que tiene cada uno? las empresas pagan el 48% de impuesto de sus ganancias? (fijese, por ejemplo, los incentivos increibles que tienen las empresas mineras en Argentina para operar). Por otra parte no veo por que aumentar el "gasto" publico traiga inevitablemente deuda o inflacion, si el dinero que se usa no se emite ni se pide prestado. Se trata simplemente de que aquellos que ganan cantidades enormes de dinero resignen parte de sus ingresos, y que estos se transfieran a aquellos que lo necesitan.

    Cristián: Ud. necesita desesperadamente un baño en la realidad argentina. La informalidad en el mercado laboral, la evasión de impuestos, la ineficiencia del gasto público, la incapacidad del Estado para recaudar impuestos (que se agrava cuando la AFIP pretende recaudar gravámenes de alícuotas no uniformes o que contemplan exenciones) es, sencillamente, alarmante. Argentina carece del eficiente aparato recaudatorio y de gasto de Canadá. Además, hay una ley no escrita que dice que, dado ese ineficiente aparato, el gobierno no puede financiar sostenidamente un gasto en exceso de 25% del PBI, más o menos, sin una explosión inflacionaria o un default, o ambas cosas a la vez, en el término de uno o dos años. Léa este otro post sobre las limitaciones del financiamiento del gasto del gobierno. Sobre la composición de la presión tributaria, una estimación de FIEL del año pasado ubica a la presión total en 29% del PBI. La presión sobre el sector formal (gente en blanco como el que escribe, grandes empresas que no pueden evadir) en 39% del respectivo PBI o ingresos y la presión sobre el sector informal (Pymes, profesionales en negro, entre otros), 19%. Estoy informado sobre la estructura tributaria de Canadá. Es Ud. quien desde allá no está informado o no entiende qué pasa acá.

    Comment por Cristian — junio 3, 2007 @ 2:28 am

  11. Estimado Lagger: En respuesta a su primer comentario, queria decirle algunas cosas: 1) yo no dije que la unica manera de reducir la pobreza es a traves de la redistribucion. Lea bien mi comentario. 2) Estoy de acuerdo en que las politicas redistributivas tienen un limite. No se trata de que todos tengan exactamente lo mismo, sino simplemente de que los que son pobres se beneficien lo mas posible de las ganancias que se generan en el sistema economico. Si por ser demasiado igualitario se deja de generar esa ganancia, entonces hay que dejar de serlo. 3) Usted dice que no todas las desigualdades son injustas. Tambien alli concuerdo con Ud. A mi lo que me preocupan son las desigualdades injustas, que las hay y son muchas. 4) La carga impositiva no es excesiva . Esa creencia se basa en el mito de que hay un estado gigantesco y burocratico que asfixia a la economia. Se puede hacer un esquema impositivo mucho mas razonable, como el candiense, sin que ello lleve a que el mercado pierda incentivos para funcionar. Le doy un ejemplo: de acuerdo a la Ley de Promocion Minera, el estado le debe pagar un incentivo a las empresas extranjeras por inventir en mineria, en lugar de cobrarle. Si bien estas empresas pagan algunos impuestos, el balance neto es favorable a ellas. Una cosa nunca vista en ningun pais serio del mundo. Le parece esto una "carga impositiva excesiva"?

    Cristián: Perdone que me inmiscuya en su discusión con Lagger. ¿Tiene presente que la prima de riesgo-argentino es una de las más elevadas del mundo y que, por tanto, la tasa de descuento que se les aplica a los proyectos de inversión directa en el país reduce a cenizas beneficios que en cualquier otro país volverían ricos a sus inversores y se harían de inmediato sin pedir subsidios? Este es, precisamente, el fundamento de las exenciones mineras bajo jurisdicción argentina.

    Comment por Cristian — junio 3, 2007 @ 2:56 am

  12. Estimado Muruzabal: Por lo que llegue a leer, me parecio que su respuesta parece sacada del manual de Mochon y Beker. Por favor no tome esto como una ofensa, he aprendido mucho de ese libro. Solamente una sola cosa quisiera decirle: el juego de suma positiva al que supuestamente nos llevaria el mercado es una ficcion. Se han venido haciendo reformas de libre mercado en los ultimos 50 años en todo el mundo, y el resultado esta a la vista: hay mas de 2,500 millones de personas que viven en la pobreza absoluta (con menos de dos dolares diarios), segun estadisticas del Banco Mundial. Una cifra record en la historia de la humanidad. Como se explica esto?

    Comment por Cristian — junio 3, 2007 @ 3:06 am

  13. Marcelo: no entiendo bien el ejemplo. Adonde van a parar los 90 pesos restantes? se evaporan? De todas maneras creo que entiendo el punto: lo que importa no es la diferencia relativa entre el pobre y el rico; sino la situacion, en terminos absolutos, del pobre. Con eso estoy de acuerdo, siempre y cuando la enorme distancia que existe entre el pobre y el rico no se de como consecuencia de un acto inmoral (por ejemplo el rico robo, o se hizo rico por nacer en una familia rica), en cuyo caso la envidia y el resentimiento estarian justificados. El problema es que no veo de que manera se puede beneficiar al pobre aumentando la brecha de desigualdad (o sea haciendo mas ricos a los ricos). La teoria del derrame, al menos en la Argentina, no se cumple, o se cumple a cuentagotas.

    Comment por Cristian — junio 3, 2007 @ 3:28 am

  14. Me parece que la mejor manera de redistribuir el ingreso es dejando que funcione a pleno la "verdadera" economía de mercado, con un capitalismo en serio y no trucho como el que se ve en Argentina. Nuestro seudo-capitalismo es prebendario con empresas y gobiernos corruptos. Este es un rasgo cultural que abunda en Latinoamérica. Me parece que se requiere hacer una transición completa desde la cultura del comando y control a la cultura del capitalismo moderno con el énfasis puesto en Educación. Pero se necesita combatir la corrupción para que los pobres dejen de ser los votantes de los actuales gobernantes.

    Comment por Juan Carlos Vera — junio 4, 2007 @ 12:26 pm

  15. Cristian: Te voy a contestar de la misma manera que te respondió el Dr. Avila a tu primer post. Me parece que no entendés nada. Lo unico que te puedo recomendar es que dejes de leer los libritos de Eduardo Galeano y que te compres “El Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano” de Carlos Montanter y Alvaro Vargas Llosa. (…) Podrias tambien echarle un vistazo al Indice de Libertad Economica que elabora la Fundacion Heritage y que rankea a los paises en base a la facilidad con que el sector privado puede llevar adelante su actividad creadora sin sufrir trabas burocraticas de esa gran maquina de impedir a la que llamamos estado. Los resultados del ILE son contundentes. Los paises con mayor PBI/capita son aquellos en donde las estructuras impositivas estan simplificadas, donde hay estabilidad normativa, donde el derecho de propiedad es inviolable, donde hay estabilidad monetaria y fundamentalmente donde hay una gran apertura al comercio. Por el contrario, los ultimos puestos de dicho indice lo conforman teocracias autocraticas y dictaduras totalitarias donde el libre mercado brilla por su ausencia. El link al indice es: http://www.heritage.org/research/features/index/countries.cfm ¿A que atribuis vos el hecho de que Hong Kong, Singapore, Australia y EEUU (los primeros 4 mejor rankeados) tengan un PBI per capita abismalmente superior al de Zimbawe, Libia, Cuba y Corea del norte (los 4 peor rankeados)? ¿Esa “brecha” acaso no te dice nada sobre que es lo que hacen unos y otros?

    Comment por Mariano Muruzabal — junio 4, 2007 @ 6:59 pm

  16. Por cierto, ¿cual es la distribucion geografica de esa pobreza? ¿Cuales son aquellos paises que concentran toda esa miseria? ¿Acaso existe en esos paises un capitalismo vigoroso y competitivo que haya logrado llevar adelante un proceso acumulativo de capitales y que haya complejizado su aparato productivo? Vamos hombre, sabemos muy bien que la riqueza se concentra en el mismo lugar donde se produce. Le falto recitar el decalogo progre de Galeano, a saber: que EEUU es el imperio del mal, que la globalizacion es injusta, que America Latina es una victima del poder central, que hay más de 2.500 millones de personas que viven en la pobreza absoluta (con menos de 2 dólares diarios). A otro perro con ese hueso.

    Comment por Mariano Muruzabal — junio 4, 2007 @ 7:10 pm

  17. Estimado Cristian: Usted dijo (cito textualmente) "La UNICA FORMA de que los pobres sean menos pobres es organizando la economia de forma tal que los beneficios que se puedan obtener en ella esten mejor repartidos." No creo haberlo malinterpretado. Más allá de ello, es evidente que tenemos distintas ideas respecto de lo que es justo y podríamos discutirlo toda la vida. Usted me cita la ley de promoción minera para justificar las malas redistribuciones que se hacen en nuesto país. Sí, es cierto, esa ley es una vergüenza, pero el problema no está en que una empresa venga a explotar nuestro recursos, sino en que el Estado no se comporte de manera eficiente al definir los mecanismos que regulan las inversiones extranjeras. Así como esa ley que usted menciona existen infinitos mecanismos a través de los cuales el Estado dilapida el producto del esfuerzo y el trabajo de gran parte de los argentinos. Eso no quita que ciertos mecanismos redistributivos sean necesarios, pero mi tolerancia hacia ellos es inferior a la que usted aparenta estar dispuesto a aceptar.

    Comment por Patricio Lagger — junio 4, 2007 @ 11:03 pm

  18. Cristian: si sabes algo de economía de manual, cualquier libro te explica la perdida de eficiencia que conllevan los impuestos en una economía. Un ejemplo de ello es el famoso triángulo de Harberger que muestra estas perdidas de eficiencia. Nada se evapora, sino que por ejemplo se pierden incentivos para producir. Veo que cambiaste de opinión, ahora no te parece mal la desigualdad que planteo, asi que pensas que reducir la pobreza es más aceptable. Me alegro, entendiste.

    Comment por marcelo — junio 5, 2007 @ 4:28 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol