La Argentina es el problema. El mundo es la solución.

marzo 21, 2007

Burguesía nacional II

Filed under: Miscelánea — Jorge Avila @ 4:03 pm

El pasado domimgo 18, La Nación publicó un reportaje a Jorge Zorreguieta, presidente del Centro Azucarero Argentino, que es otro botón de muestra del pensamiento de la burguesía nacional que promueve el gobierno. Zorreguieta asegura que el costo local de producción de azúcar es el más bajo del mundo, que el sector exporta muy bien y que la protección es muy necesaria.

Para poner el tema en perspectiva, cabe recordar que, a fines de la década de 1990, el sector azucarero era el más protegido de la economía argentina, seguido por las industrias siderúrgica, textil, de refinación de petróleo, de autos y de autopartes. A esta conclusión arribó un interesante documento de investigación de la Secretaría de Agricultura: Política Comercial Externa. Efectos sobre el Sector Agropecuario Argentino, escrito por los economistas Luis Soto y Jorge Medina y publicado en 2000.

Las respuestas de Zorreguieta son inconsistentes. ¿Para qué quiere la protección si el costo nacional de producción es el más bajo del mundo? Abajo reproduzco los pasajes más importantes de sus declaraciones. Son una nebulosa. No hay que esperar que un empresario acepte jamás que está haciendo usufructo de una prebenda a costa de los consumidores.

Tengo una posible explicación de la inconsistencia. Quizá la devaluación del peso redujo en tal medida el costo argentino de producción que, actualmente, el sector azucarero no necesita el arancel, pero lo quiere mantener para cubrirse llegado el caso de una normalización del valor interno del dólar.

                                       —————————

Pregunta: Pero acá existen altos aranceles a la importación, que eliminan toda posibilidad de competencia. ¿Quién recibe más ayuda?

Respuesta: Ellos, por supuesto. Porque además de tener subsidios están mucho más protegidos que nosotros. En Estados Unidos hay cupos… dentro del cupo cobran 14 dólares de arancel por cada tonelada importada y fuera del cupo están super-protegidos con impuestos altísimos. Además, acá no hay competencia porque el azúcar argentino es el más barato del mundo.

Pregunta: ¿Qué esquema de protección tiene el azúcar aquí?

Respuesta: Tiene un derecho ad valórem, que es el 20% para el mundo y el 18% para Brasil. Y un derecho específico que resulta de la diferencia entre un precio mundial de varios años menos el precio de cierre del último mes del mismo mercado (Mercado de Londres N° 5).

Pregunta: ¿Acá se produciría lo mismo sin esa protección?

Respuesta: Sí. Yo diría… bueno, no quiero que en el Gobierno digan: "Ah, si producen igual, entonces les sacamos los aranceles"… pero como el Gobierno no lo va a hacer… Hay que pensar que nosotros estamos en un nivel de precios muy apropiado para el equilibrio de precios del propio Gobierno. Así que yo no creo que se quiten los aranceles. Esa discusión no se ha planteado. Por otra parte, yo diría que no hay razón para pensar que vamos a ser invadidos por el azúcar.

Pregunta: Pero, si no hay riesgo de ser invadidos, ¿por qué el sector sigue protegido?

Respuesta: [Duda] Bueno… Estamos protegidos por nuestros precios internos. Además, Brasil, que es el gran productor mundial, tiene mercados que le pagan más que a la Argentina. Nosotros estamos exportando 650.000 toneladas, que no es poco. Entonces, si nosotros somos exportadores y podemos vender al mundo, es difícil que otro país exportador invada a la Argentina.

Pregunta: Por eso mismo, ¿por qué tiene razón de ser la protección?

Respuesta: Porque es necesaria por la diferencia de sistemas de producción. Brasil, que es el mayor productor mundial, tiene grandes ventajas comparativas debido a la producción de alcohol, a la que destina el 50% de su caña de azúcar. Es un poco complejo de explicar, pero en resumen ellos tienen menos costos de producción.

7 Comments »

  1. Jorge: La burguesía nacional es como cualquier burguesía y como cualquier ser humano, busca su propio beneficio. Avanza y se aprovecha de todo lo que puede y usa su poder de negociación para tratar de conseguir lo máximo posible. Creo que el gran error, el inmenso error, de la supuesta "derecha" liberal es que nunca ha puesto el acento en que el liberalismo en general y el libre comercio en particular, es principalmente beneficioso para los pobres, para los trabajadores, que son los que tienen menos posibilidades de trenzar con el poder. En este sentido el liberalismo es el verdadero progresismo.

    Miguel: Así pensaban también los socialistas de principios del siglo XX (Juan B. Justo y otros), que defendieron a capa y espada el libre comercio con Gran Bretaña y el patrón oro (¡qué diferencia brutal con Chacho Álvarez, Elisa Carrió, Kirchner, los radicales y los progresistas actuales!). Así también pensaba Leandro Alem.

    Comment by Miguel Orell — marzo 21, 2007 @ 6:00 pm

  2. Profesor: Segun su ultima conclusion, los prod. Azucareros encontrarian su ventaja comparativa en una diferencia salarial. Dada esta "ventaja" y dado que Arg. es un pais pequeño para influir sobre el precio internacional (que no pueda generar una baja en el P internacional luego del arancel), no cree que hay un doble interes de seguir manteniendo ese subsidio indirecto. Es decir, los prod. toman parte del excedente del consumidor y el Estado toma la otra parte del excedente por ser quien cobra las retenciones. Yo le propongo pensar ese arancel como una cuota (UEA), donde esa rentabilidad del E pasaria a manos del poseedor de los derechos de importacion (aunque siempre en desmedro de los consumidores). No cree Ud. que ya se hubiese eliminado? Un gran saludo.

    Sergio: Tu razonamiento no me resulta claro. Argentina no tiene ventaja comparativa en la producción de azúcar. No puede competir con Brasil, que es el productor más eficiente del mundo y que está al lado nuestro. Luego, en vez de producir todo lo que consume, Argentina debería importar parte de Brasil. Vos decís, creo, que si el arancel sobre el azúcar fuera reemplazado por una cuota y las licencias de importación se distribuyeran sin cargo entre los productores azucareros argentinos, el Gobierno perdería la motivación para proteger el sector y luego habría libre importación de azúcar. Creo que te equivocás de medio a medio. La protección del azúcar no se debe a una razón fiscal sino al lobby de los azucareros.

    Comment by Sergio Rotondo — marzo 22, 2007 @ 4:29 pm

  3. Estimado Jorge: Agrego algunos comentarios porque me parece que simplificas el tema. Es cierto que los industriales como todo grupo oligopolico busca ventajas pero el mercado mundial de alimentos no es un mercado perfecto; esta lleno de asimetrias. No son solo los industriales los interesados en la proteccion. La provincia de Tucuman tambien esta interesada porque los subsidios de los consumidores de todo el pais se concentran mayoritariamente en su provincia. Aun asi, la industria azucarera argentina resulto desvastada en la ultima decada y desaparecieron la mayoria de sus industrias; solo quedaron esqueletos. Fue el Estado Argentino con su intervencion que transfirio recursos a los productores destruyendo a las industrias. Si el gobierno de Brasil no hubiera subvencionado el alcohol la fortaleza de su industria no seria tal y tambien habria entrado en crisis. Afortunadamente ahora la nueva y sorpresiva demanda de alcohol los encuentra bien posicionados. Ni que hablar de USA y sus subsidios que se concentra en la comunidad cubana. El mercado mundial de azucar es un mercado de excedentes de sistemas subsidiados. El cambio que ha provocado USA con su programa alcohol, tambien subsididado, ha cambiado la matriz de demanda de los alimentos. La productividad de la caña en Tucuman es reconocida y no es solo mano de obra, las ventajas naturales son ciertas y tal es asi que la competitiva industria del limon esta siendo ahora desplazada. Los subsidios y las protecciones son una realidad del mercado mundial principalmente de los paises mas desarrollados. Creo que seria interesante un comentario tuyo al respecto. saludos pablo

    Pablo: Me gustó tu comentario. Denota conocimiento del tema y sentido común. Mi respuesta es de manual, à la chilena. Si lo que interesa es ayudar a la provincia de Tucumán, o de Salta o de Jujuy, donde los ingenios emplean una buena cantidad de obreros, subsidiemos la residencia en esas provincias, y evitemos concentrar todavía más el ingreso nacional en familias que viven en mansiones de mármol y pasean en yates a costa de consumidores a los que se les impide sacar provecho del azúcar barata y de buena calidad que puede proveernos Brasil. Este país es, hasta donde yo sé, el productor más eficiente de azúcar del mundo. Que subsidia el alcohol, que paga bajos salarios a sus obreros, ¿qué importa? Lo único relevante es que es el productor más eficiente del mundo y que el costo de transporte desde San Pablo a Buenos Aires es mínimo. Si, además, en un régimen de libre importación Tucumán sobreviviera, sería maravilloso; de un tiro habríamos matado dos pájaros: consumidores no estafados + obreros empleados.

    Comment by pablo holmberg — marzo 22, 2007 @ 10:32 pm

  4. Profesor: Es verdad que mi comentario anterior era un compendio de cosas y no un solo "big point" a la Friedman. Pero, el poder pagar salarios bajos por un tipo de cambio devaluado constituye segun Krugman una ventaja comparativa en si. En terminos ricardianos no tendriamos una ventaja comparativa ya que la cantidad de recursos de M.O. seria mayores (menos eficiente que Brasil), pero si eso se compensa con creces por el bajo salario en U$S, el precio final seria menor y en el comercio mundial tendriamos esa ventaja comparativa (hasta que la suba de la dem haga crecer los wages del sector) Por otro lado, si Ud. hiciera una simetria entre la grafica de un arancel a la import. y una cuota (restriccion vol. de importaciones), el cuadrado que antes recaudaba el estado lo recaudarian los Extranjeros (dueños de los derechos de imp). Tal como los frigorificos Arg. tienen los derechos de la cuota Hilton. Por tanto, con un arancel, el Estado estaria recaudando a cambio de generar asignaciones ineficientes (triangulos de perdida irrecuperable de eficiencia), no asi con las Cuotas. Quedaria ver si el Free-trade (hoy) desplazaria a la produccion local. Saludos

    Sergio: Un dólar alto no puede ser una ventaja comparativa. No es un factor estructural, como el clima o la fertilidad de los suelos o una cierta tradición en la fabricación de relojes. Por el contrario, es un circunstancia pasajera. El tipo real de cambio (dólar alto o bajo) es una variable que no maneja el gobierno; es endógena. Sobre la transferencia de la renta del Fisco nacional a los bolsillos de extranjeros en caso de una restricción voluntaria de exportación de azúcar al mercado argentino, tenés razón. Pero no veo tu punto. Las pérdidas de eficiencia en el consumo y la producción de una cuota y un arancel son equivalentes.

    Comment by Sergio Rotondo — marzo 23, 2007 @ 9:14 am

  5. El concepto de burguesía nacional es una ampliación de la doctrina marxista. La existencia de una burguesía es condición previa y necesaria para hacer posible la Revolución Proletaria. Ese es el motivo por el que no pudo alcanzarse el socialismo en la URSS, donde jamás hubo comunismo sino una dictadura burocrática stalinista. Lo mismo está ocurriendo en China desde que se abandonaron las enseñanzas de Mao. Para que no ocurra lo mismo en la Argentina hace falta ante todo crear una burguesía, concentrar en ella la riqueza y luego, de un solo golpe, expropiar a los expropiadores.

    Comment by Juan Pedro Valderrey — marzo 26, 2007 @ 3:34 pm

  6. El lobby azucarero siempre ha sido un modelo de eficiencia en lograr, con todos los gobiernos, defender sus intereses a rajatabla. No sé como hacen, pero sería para aprender. En la época de Martinez de Hoz, fueron los únicos exceptuados de la apertura; con el Mercosur, en la época de Menem, pasó lo mismo. Tal vez con Alfonsin fue cuando tuvieron éxitos casi bizarros por lo exagerados: consiguieron que se frenaran desde el Estado proyectos de instalación de fábricas de glucosa de maíz. Algo parecido a la antiquísma prohibición al cultivo de la remolacha azucarera en la Pampa Húmeda. Hay que sacarse el sombrero ante estos turros!

    Mariano: ¡Muy bueno!

    Comment by Mariano T — marzo 27, 2007 @ 11:52 pm

  7. Excelente su artículo crítico de la "burguesía" nacional. Jorge Zorreguieta: ¿se trata del padre de la princesa Máxima? Interesante para los que señalan a los militares como "liberales". Creo que más que "burguesía nacional", a esta gente le sienta bien el nombre de la nueva "nobleza argentina". Hay un tufillo casí monárquico, anti-republicano en todo esto; máxime en las oligarquías de las provincias menos ilustradas. No nos olvidemos de cuál ha sido el origen histórico del "tributo".

    Alejandro: El proteccionismo es ineficiente y, sobre todo, inmoral. También es anti-democrático pues enriquece a los pocos a expensas de los muchos.

    Comment by Alejandro — abril 4, 2007 @ 1:59 pm

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Powered by WordPress. Implementado por DigiKol